Miércoles, 11.12.2019 - 20:37 h
El documento se presenta el martes

Sánchez propondrá una reforma laboral 'bis' y subir el SMI en su oferta definitiva

El documento que aprobará el PSOE apenas incluirá novedades en el terreno económico. Los socialistas están dispuestos a seguir subiendo el SMI.

Pedro Sánchez discurso de investidura
Sánchez propondrá una reforma laboral 'bis' y subir el SMI en su propuesta final / EFE

Pedro Sánchez ya tiene listo el documento programático que el PSOE dará a conocer el próximo martes con hasta 300 medidas para intentar una investidura 'sobre la bocina' antes del 23 de septiembre. En el terreno económico se esperan pocas novedades, según confirman a La Información desde el entorno del presidente en funciones. Sí habrá, no obstante, algunos guiños a Unidas Podemos, el único partido que podría facilitar un Ejecutivo del PSOE. Una reforma laboral 'bis' o subir el impuesto de Sociedades son algunas de las medidas que se contemplarán en el texto socialista. También habrá alusión al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que seguirá subiendo.

Aprobar una nueva reforma laboral, que sustituya a la del PP de 2012, es una prioridad para los socialistas. Y como tal estará incluido en el esperado documento que, según avanzan desde Ferraz, será "amplio". No obstante Sánchez ya ha renunciado a derogar totalmente la ley 'estrella' de Rajoy en el terreno económico y ya ha asumido que tendrá que resignarse a algunos retoques. Aquí, seguramente, chocará con Unidas Podemos, que ha pedido fulminar el proyecto de Fátima Báñez.

El texto del PSOE, en definitiva, contemplará la necesidad de aprobar un nuevo Estatuto de Trabajadores adaptado a las transformaciones que está viviendo la economía. Afirman los socialistas que hay aspectos esenciales que hay que modificar: "La negociación colectiva, para aumentar la participación de los trabajadores en la toma de decisión de sus empresas; e impulsar la contratación indefinida". Los autónomos también tendrán especial atención en el proyecto que dará a conocer Ferraz el martes.

En lo relativo a la subida de impuestos, Sánchez cuenta con elevar Sociedades a las grandes empresas para rebajar la tasa a las pymes. Este es una aspecto ya consensuado por Moncloa con las grandes empresas y con la CEOE. Ambas partes se muestran de acuerdo en esta medida, así como en "limitar las exenciones de dividendos / plusvalías de sociedades por su participación en sociedades filiales". De hecho, ambas propuestas ya estaba recogidas en el último documento que lanzó el PSOE el pasado mes de julio.

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) también será un asunto central del documento que pondrán sobre la mesa los socialistas. Ferraz defiende empleos y salarios dignos, por lo que Sánchez está dispuesto a situar el sueldo básico en 1.200 euros en 2023/2024, al final de la legislatura. Sería toda una novedad, ya que en su último documento el PSOE propondría "seguir aumentando el SMI, de forma progresiva y acordada en el diálogo social, hasta situarlo a final de esta legislatura en el 60% del salario medio, de acuerdo con lo establecido en la Carta Social Europea". No obstante, en el debate de la moción de censura el candidato aceptó la cifra de 1.200 euros. 

Lo que sí descartan en el PSOE es aceptar algunas de las demandas más radicales de Unidas Podemos en el terreno fiscal. Es decir, aprobar un impuesto específico a los bancos para pagar el rescate financiero, subir las tasas a las energéticas o aumentar la presión fiscal sobre las grandes fortunas. Los socialistas se han cuidado mucho de no atacar a estos sectores y únicamente han llegado a proponer "una mayor justicia fiscal, de forma que aumenten los recursos públicos para garantizar los derechos básicos, con una distribución mucho más equitativa de la carga fiscal, sin ningún incremento de impuestos a las clases medias y trabajadoras". El mundo financiero ha aplaudido esta decisión de Sánchez.

Estas serán algunas de las novedades del 'paper' que Ferraz fijará como su propuesta programática. José Luis Ábalos ya dijo el viernes que se trata de "programa ambicioso" para dar respuesta a "tantos desafíos y problemas como tiene nuestro país y que exigen rápidamente algún tipo de respuesta", y que es fruto de un "esfuerzo para dotar de contenidos todo este proceso de búsqueda de un Gobierno, que pueda poner fin al bloqueo al que estamos siendo sometidos el conjunto del país y de las instituciones". Es decir, no dan mucho margen para la negociación con el partido de Pablo Iglesias.

Lo que también descarta el PSOE es entregar a Unidas Podemos el Ministerio de Trabajo o la gestión de las políticas activas de empleo. Dejan claro así a Iglesias que la oferta de julio ya caducó. "Que tengan claro que nunca se van a encontrar con una propuesta así", dejan claro desde el entorno de Sánchez. Mañana lunes el líder de los socialistas reafirmará su estrategia ante los suyos. Solo quedan tres semanas para llegar a un acuerdo o las Cortes se disolverán automáticamente el 23 de septiembre. La cuenta atrás para el 10-N apura sus últimos días. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING