Lunes, 25.05.2020 - 00:55 h
"Es una crisis compleja"

Sánchez respalda sin fisuras a Ábalos tras la polémica reunión con Delcy Rodríguez

El presidente del Gobierno destaca el trabajo de su ministro y reclama elecciones en Venezuela

Pedro Sánchez visita las zonas afectadas por 'Gloria'
Pedro Sánchez observa desde un helicóptero la zona costera de la Región de Murcia afectada por la borrasca 'Gloria'. / Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tenido que afrontar definitivamente la polémica de la semana, desatada después de que se conociera que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, se había reunido con la vicepresidenta de Nicolás Maduro en el aeropuerto de Barajas.  Lo ha hecho poniéndose sin fisuras del lado de uno de sus hombres más fieles en el Ejecutivo y en el partido, de quien ha destacado su gran trabajo. "Lo que hizo fue evitar una crisis diplomática y lo logró", ha apuntado antes de dejar claro que su delfín en Ferraz y Moncloa "tiene todo mi respaldo y aprecio en lo político y lo personal".

"Entiendo que la oposición critique, pero no que critique a un miembro del Gobierno por evitar una crisis diplomática", ha insistido Sánchez en declaraciones a los medios tras visitar las zonas de Castellón afectadas por el temporal, al tiempo que ha acusado a la derecha de "usar el dolor del pueblo venezolano para intentar confrontar con el Gobierno de España", recoge Efe.

Sobre Venezuela y la visita del presidente encargado Juan Guaidó, Sánchez ha insistido que lo que quiere el Gobierno español es que haya "elecciones cuanto antes en Venezuela y que el voto de los venezolanos en una democracia plena pueda decidir su futuro". 

"Es una crisis compleja", ha dicho Sánchez y ha puesto como ejemplo las discrepancias de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero como ejemplo de lo difícil que es tener una postura clara al respecto. Aun así, ha subrayado que "este Gobierno apoya a la oposición" del país sudamericano y ha replicado el argumento de Ábalos, quien se ha defendido unos minutos antes desde Galicia, de que esta polémica está siendo azuzada por la oposición.

Por todo ello, ha reclamado "lealtad" a los partidos de la derecha en un "asunto de Estado" como es el de las relaciones internacionales con Venezuela, aunque ha lamentado que la oposición española siempre haya tratado esta crisis como un asunto electoral.

Solo unos minutos antes, Ábalos se había referido de manera implícita a la crisis para reivindicarse: "Otros quizá estén en la política de paso. Yo vine para quedarme y no me echa nadie". "En fin, molesta, pero no me impacta. ¿Sabéis por qué? Porque vengo de muy lejos, en esto estoy desde el año 76", ha explicado. 

Sobre la visita del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, recibido en Madrid por la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, Sánchez ha insistido en que la posición del Gobierno español siempre ha sido liderar a través de las instituciones europeas "la pronta celebración de elecciones en Venezuela".

Sánchez ha subrayado que la oposición venezolana "sabe" que el Gobierno español ha dado siempre respuesta a muchas de sus peticiones tanto de asilo como de cobertura a líderes de la oposición y ha recordado que Leopoldo López está en la embajada española de ese país. "Somos un Gobierno que siempre ha apoyado a la oposición y que lo que quiere es que se celebren elecciones rápidas" ha aseverado.

Para Sánchez, estos son los asuntos que se deberían estar tratando con la oposición que, en cambio, ha optado por "usar la crisis venezolana como herramienta de confrontación". Por ello, el presidente ha apelado al diálogo y al consenso para que "entre todos se pueda ayudar a la sociedad venezolana a encontrar por la vía democrática, una solución a esta crisis que se lleva viviendo muchísimos años".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING