Jueves, 24.01.2019 - 04:14 h
El presidente del Gobierno en Barcelona

Sánchez se viene arriba tras presentar los PGE : "Vamos a gobernar hasta 2020"

El presidente elude detallar los guiños a Cataluña en los Presupuestos pero emplaza al independentismo: "Es hora de pasar del monólogo al diálogo"

Fotografía Pedro Sánchez Jaume Collboni / EFE
 Sánchez acudió  a Barcelona a respaldar su candidato a la alcaldía Jaume Collboni. / EFE

El presidente del Gobierno ha desafiado este sábado en Barcelona a los que le exigen adelantar las Elecciones Generales: "que esperen sentados porque hasta 2020 vamos a gobernar los socialistas". Pedro Sánchez ha lanzado este mensaje un día después de que el Consejo de Ministros aprobara el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 y cuando todavía no están claros los apoyos políticos que puede recabar para sacar adelante sus cuentas, como ha puesto de manifiesto por ejemplo la agencia de calificación crediticia Fitch en su informe de actualización de la nota de la deuda española.

Por ese mismo motivo se esperaba que el presidente del Gobierno aprovechara el acto de presentación de Jaume Collboni como candidato socialista a la Alcaldía de Barcelona para glosar las bondades que el proyecto presupuestario - cuyo contenido se conocerá en detalle este lunes - para Cataluña. No lo hizo. Sí reivindicó el proyecto como un pieza clave para la modernización de la sociedad española y catalana y también como una apuesta de largo plazo: "No son unos presupuestos para dos años es un proyecto de transformación para los próximos 15 años para la sociedad española y catalana", aseguró.

Tampoco utilizó su intervención para 'cosechar' el apoyo de las fuerzas independentistas catalanas a las que únicamente instó a "pasar del monólogo al diálogo". Antes, el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, valoró como "imposible" que los que dicen gobernar por el interés de los catalanes no vayan a dar su apoyo a unos Presupuestos que garantizan, dijo, "más recursos y un trato más justo" a la Generalitat.

El 'timing' marcado por el Gobierno parece inclinarse por esperar al lunes para dar a conocer en qué se va a traducir en concreto esos recursos extra y ese trato más justo a la Generalitat,  más allá del compromiso expreso ya manifestado por el Gobierno de dar cumplimiento al rango de inversiones previsto en el Estatut de Cataluña, que establece la referencia de que la comunidad autónoma reciba una inversión equiparable a su peso en el PIB nacional, de en torno al 19%. 

Desde el Ejecutivo se ha deslizado que los Presupuestos contemplarán una participación de Cataluña en la inversión total territorializada superior al 18%, frente al 13% que se recogía en los últimos presupuestos del Gobierno de Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno ha definido el modelo económico que subyace bajo su proyecto presupuestario - algunas de cuyas medidas más significativas desde el punto de vista del gasto público, como la subida de las pensiones o el alza salarial de los funcionarios, ya venían condicionadas por el presupuesto del PP - de 'crecimiento inteligente' y ha precisado que se base en cuatro grandes objetivos: modernizar la economía e impulsar el empleo digno; reconstruir el Estado del Bienestar; y garantizar la consolidación de las cuentas públicas a partir de una mayor justicia fiscal.

Sánchez también se ha referido al reciente acuerdo de gobierno rubricado en Andalucía por PP y Ciudadanos con el respaldo parlamentario de Vox. Lo ha hecho con esa costumbre tan de la política española de imaginar nuevas palabras para designar según qué realidad, definiendo como los 'voxonaros' de la política española a Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios