Sábado, 23.02.2019 - 04:47 h
Reunión en Palma de Mallorca

El problema de los niños inmigrantes se cuela en el despacho de verano con el Rey

Sánchez y el monarca volverán a verse el 17 de agosto en Barcelona ya que ambos estarán en el primer aniversario de los atentados terroristas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, juanto al Rey Felipe VI,
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, juanto al Rey Felipe VI / EFE.

El problema de la inmigración y su gestión conjunta con las comunidades autónomas y la Únión Europea se ha colado este año como uno de los temas principales del despacho de verano entre el Rey y el presidente del Gobierno en el Palacio de Marivent. Pedro Sánchez llevaba en su cartera un repaso general de las últimas iniciativas políticas del Gobierno, desde la hoja de ruta económica, hasta la mayor cooperación con las Comunidades Autónomas en todos los ámbitos, pasando por las últimas medidas en política migratoria, después del problema suscitado por la afluencia de pateras a las costas españolas y el hecho de que cada vez llegan más niños sin acompañante, que deben tener un cuidado especial.

El presidente del Gobierno comentó con el rey Felipe VI las cuatro grandes líneas de actuación que se han marcado en este ámbito. En primer lugar, la coordinación contante con todos los miembros de la Unión Europea, sobre todo con las autoridades de la Comisión en Bruselas. Además de esa iniciativa, el Gobierno pretende reforzar la ayuda en origen a los países que más inmigración envían a España, sobre todo en el caso de marruecos. En tercer lugar, Sánchez le ha explicado al monarca el plan de choque puesto en marcha con los 30 millones readjudicados para este ámbito en el gasto público. Y, por último, le ha comentado la puesta en marcha de un mando operativo único contra las mafias y el tráfico de inmigrantes, que son otra de las partes importantes del problema.

Actos en Barcelona

Sánchez ha confirmado que tanto el Rey como la Reina van a acudir a los actos de homenaje organizados en Barcelona un año después del atentado de las Ramblas y Cabrills. Lejos de la polémica suscitada por las autoridades independentistas de la Generalitat, el presidente ha recordado que los ataques del pasado 17 de agosto se perpetraron contra la convivencia de todos los españoles, no solo de los catalanes, y el apoyo y la presencia institucional debe ser la de toda España, sin límites ni prohibiciones por parte del soberanismo catalán.

En cuanto al resto de temas tratados entre el presidente y el Rey en el encuentro de esta año en Marivent, ha dominado la temática económica. Consolidación del crecimiento, generación de empleos dignos y lucha contra la precariedad y la explotación, y redistribución de la riqueza generada para garantizar las bases del Estado de bienestar, esas han sido las líneas básicas en las que se han repasado la mayor parte de las iniciativas que el Ejecutivo ha anunciado en los últimos dos meses.

Sánchez ha destacado la mayor cooperación que se ha abierto con las Comunidades Autónomas, después de que durante el Ejecutivo anterior se hubiera producido un retroceso en este aspecto. “Solo en estos dos meses, hemos celebrado más de dieciocho conferencias sectoriales”, ha destacado el presidente, para hacer hincapié en la que este mismo lunes se producirá sobre política de inmigración.

El líder socialista no ha querido entrar en polémicas sobre casos que están en la justicia en estos momentos y, a preguntas de los periodistas sobre financiación autonómica, ha advertido que aunque no sea fácil llegar a un nuevo sistema antes de acabar la legislatura, se hará todo lo que se pueda para conseguir una mejor financiación de todas las autonomías.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios