Sábado, 04.04.2020 - 04:32 h
"Cada vez que hemos conocido un dato ha sido mayor sorpresa"

Moral Santín denuncia la opacidad con la que se fraguó la salida de Rato de Bankia

López Madrid se define como "idiota" y dice que su situación es "perversa" después de que el Grupo Villar Mir perdiera 20 millones con la OPV. 

Arranca el juicio por la salida a bolsa de Bankia en la Audiencia Nacional
Imagen de José Antonio Moral Santín y a su derecha Rodrigo Rato/ Archivo

El juicio del caso Bankia está sirviendo para conocer detalles hasta ahora ocultos de cómo fueron las últimas horas de Rodrigo Rato al frente de la entidad. Aunque el propio expresidente fue el que más detalles ofreció acerca de cómo se fraguó su salida del banco, otros acusados en el procedimiento como Francisco Verdú Pons o José Antonio Moral Santín se han referido a estos hechos. Este último ha asegurado que es "inaudito y realmente preocupante" que los encuentros en el Ministerio de Economía los primeros días del mes de mayo de 2012 no figuren en ningún acta de ese departamento a cuyo frente estaba Luis De Guindos.

De acuerdo con su versión de los hechos, los consejeros de Bankia desconocían la celebración de estos encuentros en los que participaron Emilio Botín, Isidro Fainé y Francisco González, entonces presidentes del Banco Santander, La Caixa y BBVA, respectivamente. Es más, de todo esto se han ido enterando con posterioridad, lo que les llevó a solicitar al tribunal copia de las actas del Ministerio de Economía en las que figuraran estos encuentros y la respuesta fue negativa. "Quiero que conste esto porque me parece realmente sorprendente", ha apuntado.

"En las actas del Ministerio no figuran las reuniones ni los registros de las mismas. Tampoco en otras instancias del Gobierno. Cada vez que hemos conocido un dato ha sido mayor la sorpresa porque esa reunión se celebra sin actas y participan las tres principales entidades de la competencia", ha expresado el exlíder de Izquierda Unida para añadir igualmente que en los encuentros que tuvieron lugar a puerta cerrada, debió participar el Banco de España. "Es realmente inaudito y preocupante", ha apostillado.

López Madrid: "No tuvimos sospecha de que había problemas"

En su turno en el banquillo de los acusados, el exconsejero de Bankia Javier López Madrid, ha apuntado que no tuvieron "ninguna sospecha" de que hubiera problemas y ha asegurado, en la misma línea que el resto de exmiembros del Consejo, que legalmente no tenían acceso a los informes de seguimiento del Banco de España. "En los nueve meses que estuve en el consejo no fuimos requeridos ni una sola vez", ha apuntado. En lo que respecta a la reformulación de las cuentas del 2011, el empresario ha negado irregularidades pero ha dicho que le sorprendió el hecho de que no estuvieran auditadas. 

"Se nos dio una explicación que tenía todo el sentido. Se nos dijo que el auditor no tenía borrador del informe porque estaba pendiente de unas pequeñas valoraciones y de que el Banco de España aprobara el plan de capitalización que se iba a presentar esos días (...). Como nadie dijo que había problemas, no podíamos pensar que los habría. Nos dijeron lo contrario", ha asegurado, al tiempo que ha recordado el correo enviado desde la Secretaría General de la entidad en el que se les comunicó que el informe avanzaba "con normalidad".

"Soy idiota. He perdido 20 millones de euros"

Igualmente, también ha calificado de "sorpresa" la salida de Rato. "Ahí es donde empieza la preocupación: ¿Por qué dimite? ¿Qué pasa con el informe de auditoría?", se ha preguntado. En lo que respecta a la reformulación de las cuentas, el exconsejero delegado de OHL ha dicho que accedió a modo de ejercicio de responsabilidad porque se lo pidió el actual presidente Ignacio Goirigolzarri. No obstante, ha confesado que no era partidario de ello.

Como ya hiciera en el juicio de las tarjetas 'black', el exconsejero delegado de OHL ha recordado la fortuna invertida en la salida a bolsa de Bankia para probar ante el tribunal que confiaba en la operación."Soy un idiota. Lo he perdido todo", ha dicho en referencia a los 20 millones de euros que invirtió el Grupo Villar Mir. "Esos 20 millones han servido para pagar las acusaciones porque a mi, como inversor institucional, no me los han devuelto. La situación en mi caso es cuanto menos perversa", ha sentenciado.

De hecho, no es el único de los acusados que ha hecho alusión a su inversión en el debut bursátil de la entidad. Previamente, y a preguntas de sus defensas, los también acusados Rafael Ferrando, Ricardo Romero de Tejada, Ángel Daniel Villanueva y Arturo Fernández han hecho mención expresa a este asunto. De hecho, el que fuera vicepresidente de la CEOE ha matizado que tanto él como su esposa adquirieron el valor máximo de títulos que se les permitió.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING