Sábado, 23.03.2019 - 10:36 h
Aplausos y vítores para los líderes de Vox

Selfies y bufandas amarillas dan color a los pasillos del Supremo: el otro procés

Familiares y líderes independentistas arropan a los acusados el primer día de juicio que ha contado hasta con representantes belgas como observadores.

Juicio del procés
Quim Torra y otros líderes nacionalistas acuden a la primera sesión de juicio/ EFE

Pese al intento de algunos acusados de desvincular el juicio del procés de la actual tesitura política, lo cierto es que la primera jornada de este procedimiento histórico ha estado repleta de alusiones a la coyuntura actual y así se ha evidenciado no solo dentro del Salón de Plenos del Tribunal Supremo sino en sus propios pasillos. Parejas, hijos y otros familiares directos de los doce líderes independentistas que se juegan su futuro en esta vista acudían a mostrarles su apoyo y lo hacían ataviados no solo con el característico lazo amarillo de solidaridad con la causa sino con camisetas, bufandas y todo tipo de complementos de este mismo color que dejaron una imagen de todo inusual en el alto tribunal.

Minutos antes de que arrancara la vista -que se prolongó hasta cerca de las siete de la tarde- los familiares directos de los acusados fueron abarrotando las zonas aledañas al Salón de Plenos mezclándose con líderes independentistas que tampoco quisieron perderse el arranque del que será recordado como uno de los procedimientos clave en la historia de la democracia. Tanto es así que incluso la jornada dejó alguna estampa del todo curiosa como el 'selfie' que protagonizó uno de los abogados estrella del juicio, Andreu van den Eynde, con un seguidor que le pidió inmortalizar el momento en plena escalinata del alto tribunal.

Si la bancada independentista despertó expectación, no fue menos aplaudida la llegada de los líderes de Vox a la Plaza de la Villa de París. Santi Abascal, Pedro Fernández y Javier Ortega Smith fueron recibidos con vítores y aplausos por partes de seguidores de la formación cuya personación en la causa prácticamente casi desde el inicio de la instrucción de la misma le ha dado sus réditos en el ámbito político. Tanto es así, que, de las 55 personas que asistieron como público, un gran número se confesó seguidora del partido de ultraderecha y de "la defensa de la unidad de España frente a los golpistas".

Observadores de Bélgica, Francia e Italia

Entre los abogados más madrugadores que aguardaban para entrar en el Salón de Plenos se encontraba una pequeña delegación de miembros de asociaciones internacionales que, según explicaron a los periodistas, estaban dispuestos a asistir a la vista en calidad de observadores, si bien la decisión del tribunal de dejarles fuera del acto se ha cumplido y se han tenido que conformar con presenciar la vista desde la bancada del público. Se trata de letrados que forman parte de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH); Abogados Europeos Demócratas (AED) y de la Asociación Europea de Abogados por la Democracia y los Derechos Humanos (ELDH) que se quedarán hasta la ronda de interrogatorios.

Como no podía ser de otra forma, el foco mediático estaba puesto en el banquillo de los acusados. La incógnita sobre dónde iban a ubicarles se despejó en cuanto se facilitó señal en directo del interior del Salón de Plenos. Aunque algunos pidieron sentarse con las defensas, finalmente les dispusieron en el banquillo que se encuentra enfrente de los miembros del tribunal. Con semblante serio pero tranquilo reaparecieron los líderes independentistas si bien la atención se centró en los nueve de ellos que permanecen en prisión provisional por la gravedad de los delitos que se les imputa. No pasó desapercibido el pequeño pin institucional que portaban todos los exconsejeros que formaron parte del gobierno del huido Carles Puigdemont, reivindicando de esta manera la legitimidad de los cargos de los que fueron cesados tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución en territorio catalán.

Ataque informático a la página del Poder Judicial

Con todo, las delegaciones de las formaciones de ERC y del PDECat (con Quim Torra a la cabeza) se han llevado la otra parte de protagonismo de este primer día de juicio en el que los pormenores de cómo se fraguó el referéndum ilegal o la fallida declaración de independencia han quedado relegados a un segundo plano por detrás de la expectación que ha envuelto durante toda la jornada las entradas y salidas de defensas y acusaciones del alto tribunal. Sin olvidar que, en lo que respecta al contenido de la vista, los abogados han priorizado anteponer su férrea denuncia a la vulneración de derechos que, a su juicio, han padecido sus clientes, y a la ausencia de comisión de cualquier tipo delictivo que se les imputa (rebelión, sedición, malversación, desobediencia y hasta organización criminal).

La envergadura de esta cita judicial era tal que la página web del Poder Judicial a través de la cual se retransmite en directo el procedimiento ha sido víctima de un ataque informático. De esta forma, el arranque de la vista se ha visto enturbiado a causa del envío de "peticiones maliciosas" -tal y como lo han definido- que han saturado puntualmente la estructura desde la cual se ofrece el 'streaming' de la vista, aunque el asunto no ha pasado de anécdota ya que, tres cuartos de hora después del arranque de la misma, la página ya funcionaba con normalidad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios