Martes, 20.08.2019 - 20:15 h
Sondeo de Metroscopia para Henneo / La Información

Sánchez suspende economía: ni siquiera sus votantes valoran bien la coyuntura

Para el 72% de los españoles la crisis todavía no es cosa del pasado y el 49% de los socialistas considera que la situación es mala.

Percepción política económica Metroscopia
roscopia / Nerea de Bilbao

La percepción de los españoles sobre la situación económica sigue deteriorándose mes a mes desde que el pasado junio Pedro Sánchez desembarcase en La Moncloa gracias a la moción de censura presentada por los socialistas contra el Gobierno de Mariano Rajoy, que fue respaldada también por Unidos Podemos y todos los partidos independentistas y nacionalistas presentes en el Congreso de los Diputados. Ni siquiera las decenas de decretos sociales aprobados en el tiempo de descuento y con un importante contenido social han logrado paliar una profunda sensación de pesimismo.

Así se desprende del último sondeo de Metroscopia para Henneo / La Información, que deja patente la inquietud de los españoles por la economía y que evidencia que para muchos las crisis que comenzó en 2007 todavía no es cosa del pasado y que el desempleo sigue siendo un problema muy importante. Según el sondeo, solamente el 16% de los consultados cree que la actual coyuntura es buena -el menor porcentaje en un año-, frente al 84% que estima que es mala (72%) o regular (12%).

Los más pesimistas son los votantes de la formación de extrema derecha Vox, que en un 93% califica la situación económica como mala, frente al 49% de los socialistas -casi la mitad del electorado-; el 65% de Unidas Podemos y el 86% del Partido Popular. Mientras, un 33% de los afines al PSOE consideran que la situación es buena, frente al 24% de los de la formación morada o el 3% de PP y Vox.

El sentimiento de pesimismo generalizado está en sintonía con una coyuntura en la que los indicadores no acaban de reflejar una mejora consistente y en la que el paro sigue aumentando. Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año reflejaban un incremento del desempleo en 49.000 personas, la mayor subida desde 2013, y una tasa de paro del 14,7% muy lejos de celebraciones en materia laboral.

Además del paro, Sánchez tampoco ha conseguido convencer con su hoja de ruta económica, en la que la subida de impuestos para financiar determinadas políticas tiene un papel protagonista, ni ha tomado las riendas para reducir deuda pública y déficit ni reactivar la economía. De fondo, subyace otro grave problema: la sostenibilidad de las pensiones. Las jubilaciones inminentes de la generación del 'baby boom', el incremento de las prejubilaciones y de la cuantía de las prestaciones anticipan un escenario a corto plazo muy difícil de afrontar.

Mejora la percepción de la situación política

Mientras, los electores dan un espaldarazo a las actuaciones en materia política desde que Pedro Sánchez desembarcó en La Moncloa. La cintura política del socialista, que ha sabido mantenerse en el poder durante un año -tres meses en funciones-, pese a contar sólo con 84 escaños y gobernando vía decreto, no solo le ha reportado un importante triunfo en las elecciones generales del pasado 28 de abril, también ha supuesto que aumente el porcentaje de los que consideran que la situación política es buena y, proporcionalmente, un descenso de los que estiman que es mala.

Así, hasta un 24% de los españoles -a mes de mayo de 2019- cree que la situación política es buena, diez puntos porcentuales más que en junio de 2018, la fecha en la que Sánchez tomó las riendas del poder. Mientras, un 56% estima que es mala, 20 puntos porcentuales menos que hace 11 meses. Los socialistas (35%) y los votantes de Ciudadanos (27%) son los más optimistas, frente a los afines a Vox (11%) y Partido Popular (15%). Hasta uno de cada cuatro votantes socialistas considera que la situación política es regular, probablemente por la inestabilidad que genera la falta de un gobierno fuerte.

Ahora en Portada 

Comentarios