Toma nota

Las 7 piscinas infinitas más alucinantes en las que refrescarse este verano

Si es uno de los afortunados que busca algún destino para escapar de los rigores del verano, aquí les mostramos los 'charcos' más espectaculares.

Imagen de Kasbah Tamadot, Marrakech, Marruecos.
Imagen de Kasbah Tamadot, Marrakech, Marruecos.

En cuanto llega el verano y el calor aprieta la mayoría busca el alivio de refugiarse del rigor del sol en el agua, ya sea en una playa o en una piscina. Pero como en todo en la vida, hay clases, estarán conmigo que no es lo mismo refrescarse en una playa solitaria de las Maldivas que un domingo en una playa abarrotada del Levante español. Pues bien, del mismo modo, no es lo mismo bañarse en la piscina municipal de su localidad que en una de las piscinas infinitas más espectaculares del mundo. Si es Ud. de los afortunados que está buscando algún destino para escapar de los rigores del verano, aquí les mostramos las más espectaculares.

Kasbah Tamadot, Marrakech, Marruecos

Es de todos conocidos la profunda relación, casi el idilio que existe nuestros vecinos del sur y el agua. Es patente la importancia que las fuentes y el agua tienen en la profunda tradición marroquí. El tintineo del agua resbalando por las paredes de la fuente o de una piscina infinita son cantos de sirena para relajarse. Al sur de Marrakech, al pie del Atlas, un formidable hotel de 5 estrellas integrado en el paisaje de montaña ofrece un lugar único de estilo bereber de lujo con una piscina infinita que mira sobre el valle y las montañas al fondo.

Buergenstock resort en los Alpes, Suiza

Buergenstock resort en los Alpes, Suiza.
Buergenstock resort en los Alpes, Suiza.

Otro lugar de ensueño en el que el paisaje que se proyecta desde la piscina infinita es espectacular. A una altura de 500 sobre el Lago Lucerna, el complejo hotelero conocido por sus tratamientos termales y médicos, dispone de una piscina infinita a 35 grados constante desde la que el valle y el lago así como los Alpes son el ‘fondo de pantalla’ de su retina, mientras se relaja.

The Leela Palace, Deli, India

The Leela Palace, Deli, India.
The Leela Palace, Deli, India.

El lujo asiático es el lujo por excelencia, es en esta parte del mundo donde verdaderamente se define la palabra lujo. El Leela Palace es la muestra terrenal de que el paraíso existe. En una mega urbe como Deli, donde el tráfico, el calor y la humedad se hacen a veces incomodos, en este complejo situado a las afueras de la ciudad, la tranquilidad, el relax y el servicio cinco estrellas está asegurado. Un hotel moderno y de lujo propio del mejor establecimiento británico, ubicado en un verdadero palacete antiguo, desde su azotea se puede disfrutar de las aguas tranquilas de su piscina infinita con vistas sobre la gran urbe, el minarete más alto de Asia, y los templos Bahai y Lotus.

Katikies Santorini, Grecia

Katikies Santorini, Grecia.
Katikies Santorini, Grecia.

Nadie escapa al hechizo del Mediterráneo. En la isla de Santorini una de las tres islas más bellas del Mare Nostrum, se encuentra el Hotel Katikies, un lugar muy especial cuyas habitaciones y zonas comunes se asoman al mar. Las habitaciones de un blanco futurista, las fachadas encaladas típicas de esta zona del mundo contrastan con el azul turquesa del agua de la piscina infinita y el azul más profundo del mar. Un lugar en el que perderse durante unos días para reecontrarse con uno mismo.

Marine Bay Sands, Singapur

Marine Bay Sands, Singapur.
Marine Bay Sands, Singapur.

Uno de los complejos del millonario Sanders que estuvo a punto de invertir en Madrid aunque todo acabó en un ‘bluf’. Sin embargo esta marca despliega todo su poder en destinos del sureste asiático. Desde Macao hasta Singapur. En el piso 57 del complejo Marine Bay, en la mayor piscina infinita del mundo con un mundo de rascacielos a sus pies, se creerá el dueño y señor del mundo. Increíbles atardeceres sobre el horizonte.

Belmond Hotel Caruso, Costa Amalfitana, Italia

Belmond Hotel Caruso, Costa Amalfitana, Italia.
Belmond Hotel Caruso, Costa Amalfitana, Italia.

En un viejo palacete del Siglo XI totalmente restaurado para incorporar todos los lujos apropiados a un hotel de esta clase, habitaciones de estilo palaciego napolitano. Ubicado en las colinas sobre el mismo Mar Mediterráneo, tiene una impresionante piscina infinita que se asoma a las colinas próximas y al mar azul y se encuentra a muy poca distancia de maravillas culturales como Pompeya.

The Cambrian Adelboden, Suiza

The Cambrian Adelboden, Suiza.
The Cambrian Adelboden, Suiza.

Un hotel anclado en medio de los Alpes suizos. Un destino en el que toda la experiencia está relacionada con las montañas que rodean el complejo hotelero. Desde este refugio de lujo se contempla un paisaje inenarrable. Montañas nevadas durante una gran parte del año donde practicar deportes de esquí y praderas de un verde intensísimo durante el verano. Su piscina infinita esta orientada hacia el macizo alpino en una postal de una fuerza incomparable.

Ahora en Portada 

Comentarios