Miércoles, 08.04.2020 - 21:35 h
Su secreto mejor guardado

El fenómeno Pedroche vestido a vestido: "Este año o triunfo... o me hundo"

La presentadora de las campanadas en Antena 3 asegura que este año "vais a flipar". Eso sí, de no conseguir el éxito ¿dejará la Puerta del Sol?

Campanadas 2019
Cristina Pedroche dando la campanada el año pasado / A3

Quedan muy pocos días para cambiar de año y de década... y queda muy pocos días para ver a Cristina Pedroche rompiendo moldes como ha hecho en los cinco últimos años dando las Campanadas. Todo comenzó en 2014, en La Sexta... y por casualidad. Nadie le asesoró sobre el vestido que tenía que llevar para una noche tan especial. Ella avisó que el modelo elegido rompía moldes, tenía transparencias... Pocos pronosticaron que esa Nochevieja de 2014 la audiencia del último minuto del año se iba a duplicar en la cadena: de 757.000 a 1.309.000 espectadores.

Audiencias Campanadas

Ahí empezó un efecto Pedroche que cinco años después sigue arañando seguidores siendo Antena 3 la cadena privada preferida para dar la bienvenida al año. Por Pedroche, por sus vestidos, por Chicote... por lo que sea, A3 ha logrado crear un evento que empieza con las pocas pistas que suele dar la presentadora sobre como irá vestida esa noche y acaba con las redes sociales llenas de mensajes a favor o en contra. Este año Pedroche ya ha asegurado que "o triunfo o me hundo". El público y 2020 lo dirá. Por ahora las cifras de audiencia le dan alas para seguir innovando.

Pedroche y sus vestidos cambiaron una costumbre de los españoles. Muy atrás quedan esos casi nueve millones que en 2001 ponían La 1 de fondo durante la noche del 31 de diciembre sin que nadie tocara el mando a distancia. El año pasado Anne Igartiburu y Roberto Leal volvieron a liderar en ese minuto tan especial, pero con 5,6 millones de espectadores. Antena 3 se alzó hasta los 4,4. Muchos arremetieron contra el look de Pedroche y otros tantos lo alabaron. La presentadora confiesa que a las doce y cinco minutos de la noche ya bucea en las redes sociales para ver el impacto. Las críticas está claro que solo le hacen más fuerte.  "Quiero emocionar a la gente", aseguraba en El Hormiguero. "Nunca me ha gustado pasar desapercibida". El repaso de los vestidos elegidos son un ejemplo de que cumple con su palabra. 

Este año, como excepción, sus padres han visto el vestido y lo primero que le dijo su madre fue... "Hija, con todos los vestidos bonitos que hay tienes que ir así". Probablemente esa sea una de las frases que más se repita en los hogares españoles, junto a lo que le dijo su padre: "No está mal, la vas a liar". Pedroche no quiere ni escuchar hablar de lo que va a enseñar o no: "Menuda tontería. Es mi cuerpo y decido si lo enseño o no y estoy muy orgullosa de él, que mi trabajo me cuesta". Así ese 2014 decidió que quería un vestido divertido, diferente... y hasta hoy. 

"El look de 2014 fue una tontería", confiesa. Asegura que se puso lo que quiso y para la posteridad ha quedado ya esa imagen. Al año siguiente ya da el salto a Antena 3. Eran las campanadas de 2015 y algo más de dos millones de espectadores quisieron ser testigo del modelito por el que había apostado Pedroche. Así, llevó un diseño negro con encajes y transparencias firmado por Charo Ruiz. No olvida las críticas de "loca y machista" del año anterior y el nuevo look fue un golpe directo a todas ellas. 

Pedroche en las campanadas de 2014
Pedroche en las campanadas de 2014 / La Sexta

"Transparencias, pues toma dos tazas", asegura Pedroche. Y en eso pensó para las campanadas de 2015, la noche en la que se enfundó en un vestido de Pronovias "que no era muy incómodo para ir al baño", recuerda. Se trata del vestido de corte sirena, bordado enteramente a mano que fue confeccionado en tul cristal y organza metalizada con más de 20.300 cristales tallados de Hervé Moreau. Para completar el look deslumbró con una maravillosa capa de raso en color champán y cuello de piel.

PEdroche
Campanadas de 2015

Ya en 2016, y con Chicote, 2,3 millones de espectadores hablaron del vestido que más problemas supuso a Pedroche "para ir al baño", bromea. Se trataba de un vestido que destacaba por su corsé con escote corazón en terciopelo azul noche repleto de estrellas de plata. No faltaron las transparencias con una falda confeccionada en tul azul con degradé de cristal de bohemia. El estilismo se completó con 20 estrellas bordadas a mano con brillantes de cristal y 25 tiras también de cristal. Como el año anterior, cubrió el look con una cap, esta vez a rosa fucsia. El diseño estaba inspirado en la última colección de Pronovias “Le Ciel” y rememora una noche estrellada.

Cristina Pedroche con la capa en Campanadas 2016
Cristina Pedroche con la capa en Campanadas 2016

Llegaban las campanadas de 2017 y Pedroche apostó por un mono que era "muy sutil. Me hacía parecer un copo de nieve". También lo recuerda como incómodo "porque iba muy ajustado". 4,4 millones de espectadores lo vieron en directo pero otros tantos millones más no lo olvidan. Apareció con un vestido rojo de línea princesa abotonado, de gran volumen, realizado con 10 metros de mikado de seda rojo y 15 metros de tul para después desvelar lo que escondía: un mono de transparencias y aplicaciones de chantilly y encaje inspirado en el icónico vestido Caraola que se presentó en el marco del desfile del 50 Aniversario de Pronovias. Un total de 200 brillantes de cristal aportan brillo a la pieza, con apertura en la espalda mediante presillas y botones forrados, que también se han aplicado en las mangas japonesas y tobillos. La firma dedicó más de 244 horas de trabajo para la elaboración de este mono tan especial y significativo.

Pedroche
Pecroche en las campanadas de 2017

¿Y después qué? Pedroche siguió así apostando por las transparenias, esas que tanto le habían dado en las primeras campanadas. Pero en 2018 dio un paso más, o como ella dice, siguió subiendo el listón. De nuevo ante 4,4 millones de espectadores apareció con un nuevo diseño que sorprendió a todos: un conjunto de lencería de flores firmado por la marca catalana Tot-Hom. Fue un "homenaje a la naturaleza a través de una creación 'Couture Made in Spain' (entre Barcelona y Madrid) realizada con flores y transparencias en tul natural bajo las técnicas más depuradas de la alta costura". El estilismo estabaá compuesto por un top y' coulotte' con aplicaciones de 250 flores de organza natural cosidas a mano, para lo que se necesitaron más de 90 horas de trabajo. Por último, llevaba una cola de tul 'paillette' para la que fueron necesarios más de 50 metros del tejido y una capa de tafetán de seda natural rosa. El color era un desarrollo cromático de rosa, rosa 'poudree' y fucsia.

Cristina PEdroche
Cristina Pedroche en las campandas del año pasado

¿Y para 2019? El de este año no tiene nada que ver con los anteriores "porque aquí ves una línea transparencias, sensual, sexy, muy Pedroche, muy moda... y este año es otra cosa", confiesa la presentadora. Sea como sea, Pedroche ya asumió su papel y lo que seguro sucederá es que defenderá el modelo elegido a capa y espada. Por ahora muy pocos conocen el gran secreto de las campanadas. Sobre si este será o no el último año que se coma las uvas en la Puerta del Sol ante las cámaras Pedroche comentó que puede... pero no: "Cada año me voy superando, este año es como la cima. Me da miedo hacerlo otro año más y pasar por debajo, tiene que ser arriba y como soy tan perfeccionista me da miedo".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING