Domingo, 18.11.2018 - 03:38 h
El machista que llevas dentro

Tanto hombres como mujeres piensan que ellas son peores jefas que ellos

Más de uno de cada tres trabajadores tienen prejuicios contra los líderes femeninos (incluidas un 28 % de las mujeres), pero en público no lo admiten

Las mujeres directivas no tienen un camino de rosas. / Pexels
Las mujeres directivas no tienen un camino de rosas. / Pexels

Son de sobra conocidas las dificultades que las mujeres tienen que superar en sus carreras laborales, dificultades fruto de siglos y siglos de machismo, que no van a desaparecer solo porque hayamos vivido un pasado 8 de marzo especialmente concurrido.

Lo cierto es que los prejuicios hacia las mujeres en el trabajo son persistentes e, incluso, mayores de lo que podríamos creer. Sobre el papel, la mayoría de las personas aseguran tratar por igual a ambos sexos, pero esto no es lo que ocurre en realidad.

Esta diferencia entre el “dicho” y el “hecho” ha sido el leimotiv de una nueva investigación de la Heinrich-Heine-University (Düsseldorf, Alemania) que acaba de publicarse en la revista Sex Roles y que ha usado una técnica de cuestionario indirecto para recabar información sobre los verdaderos sentimientos hacia los líderes femeninos.

Hasta la fecha, los estudios realizados para conocer la opinión que los trabajadores tienen de sus compañeros, y jefes, de sexo femenino, se ha realizado a través de encuestas, que desde luego han servido para obtener información sobre la intolerancia y los estereotipos contra las mujeres que tocan poder. Pero estos métodos no revelan la verdadera naturaleza de estos prejuicios pues, como señalan los autores del nuevo estudio, muchas personas prefieren no revelar su verdadera opinión pues son conscientes de que esta viola las normas sociales. Son machistas, pero nunca lo admitirían.

Para mitigar este efecto, los investigadores han encuestado a 1529 personas utilizando, además de un cuestionario convencional, un formato de preguntas indirectas –conocido como Crosswise Model–, que garantiza la absoluta confidencialidad de las respuestas.

Los resultados de la encuesta indirecta muestran que las personas son significativamente más prejuiciosas contra las mujeres (37 por ciento) de lo que indican los resultados de las preguntas directas (23 por ciento).

Gran parte de los trabajadores tienen prejuicios contra las jefas. / Pixabay
Gran parte de los trabajadores tienen prejuicios contra las jefas. / Pixabay

Las mujeres también son machistas

Cuando se otorgó a los encuestados total confidencialidad, el 28 por ciento de las mujeres y el 45 por ciento de los hombres en la muestra indicaron que consideraban que las mujeres estaban menos calificadas para puestos de liderazgo que los hombres.

Los hombres mostraron más prejuicios hacia las mujeres que las propias mujeres, sin embargo, la diferencia entre lo que estas contestaban en la encuesta indirecta sobre la directa fue mucho mayor. Frente al 10 % de las mujeres que no mostraban prejuicios en el cuestionario convencional, 28 % sí lo hacían cuando sabían que su respuesta era totalmente anónima. En los hombres el porcentaje solo subió del 36 % al 45 %.

“Este patrón sugiere que las mujeres son mucho más reacias que los hombres a expresar su prejuicio contra las mujeres líderes. Quizás porque las mujeres se sienten obligadas a solidarizarse con los miembros de su grupo”, explica en la nota de presentación del estudio Adrian Hoffmann, coautor de la investigación.

Para el otro autor de del estudio, Jochen Musch, el resultado de la encuesta señala que “obviamente, la promoción social y política de la equidad de género no ha tenido éxito en cambiar las actitudes de cada potencial líder futuro”. Así que, añade, parece razonable pensar que los sesgos de género persistirán en el tiempo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios