Tensión en la preapertura

Alarma en el petróleo: el colapso saudita dispara los precios de los barriles un 14%

El ataque con drones a dos instalaciones de la petrolera estatal Aramco han provocado la pérdida de la mitad de la producción del crudo saudí

PETRÓLEO
¿Hasta dónde puede llegar esta crisis del petróleo?

Máxima tensión en los mercados financieros ante la crisis desatada este fin de semana. El ataque con drones a dos instalaciones de la petrolera estatal Aramco, la mayor del mundo, han provocado la pérdida de la mitad de la producción del país y el incremento de la tensión con Irán, a quien EEUU acusa de estar detrás del sabotaje. El cierre de ambas instalaciones tiene un impacto en casi 5,7 millones de barriles de producción de crudo diarios, cerca del 5% de la producción diaria mundial y la mitad del suministro saudí, que ronda los 10 millones de barriles al día, según datos del Departamento de Energía de EEUU.

Los analistas pronostican una crisis de precios en los mercados energéticos a partir de este lunes, que eleven los precios hasta 80 o 100 dólares a medio plazo. El crudo europeo del Mar del Norte (Brent) cerró el lunes con alzas del 14,3%, hasta 68,9 dólares, mientras que el petróleo texano (WTI) se elevó un 13,9%, hasta 62,4 dólares. Las subidas llegaron a alcanzar el 20% durante la sesión asiática, algo nunca visto desde finales de los 80. El barril de Brent cerró el pasado viernes en los 60,1 dólares, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) terminó la sesión por debajo de los 55 dólares

"El cambio repentino en el riesgo geopolítico justifica no solo la eliminación del descuento de 5-10 dólares por barril que cotiza actualmente en el mercado, sino que agrega una prima potencial de 5-10 dólares para dar cuenta de los peligros innegablemente altos para el suministro en Oriente Medio y la eliminación repentina de capacidad ociosa", señala en una nota Chris Midgley, jefe global de análisis de S&P Global Platts, especializada en energía.

La pérdida de la producción de seguridad u ociosa está situada en torno a los 2,5 millones de barriles diarios. Pese al colapso en la producción, las autoridades saudíes seguirán suministrando crudo al mercado procedente de sus reservas y están tratando de calibrar cuándo podrán recuperar la producción. Según informa Efe, el Gobierno del presidente de EEUU, Donald Trump, ha anunciado que sus reservas de petróleo de emergencia podrán ser usadas, si es necesario, para garantizar el suministro mundial, impactado por el colapso saudí.

Los ataques fueron reivindicados por los rebeldes hutíes yemeníes, apoyados por Irán; pero, el sábado, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, responsabilizó directamente a la República Islámica. Ante el posible impacto económico de esos incidentes, Washington ha comenzado a coordinarse con la Agencia Internacional de la Energía (AIE), para ver qué "opciones están disponibles en caso de que se necesite tomar una acción colectiva global", detalló la Casa Blanca.

Ese departamento controla la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR, por sus siglas en inglés), que cuenta con la mayor reserva de crudo para casos de emergencia de todo el mundo. Esas reservas de petróleo, propiedad del Gobierno de EEUU, se encuentran en unas enormes cavernas subterráneas en la costa del Golfo de México, en los estados de Texas y Luisiana. Esa reserva fue creada en 1975 después del embargo árabe de petróleo que elevó los precios y perjudicó la economía estadounidense.

Su objetivo es evitar futuras interrupciones en el suministro de crudo y servir como una "herramienta de política exterior", de acuerdo a la web del Departamento de Energía. EE.UU. tiene guardados 630 millones de barriles para casos de emergencia, detalló un alto funcionario del Gobierno, que pidió el anonimato. Desde que este sábado se produjeran los ataques contra las refinerías saudíes, el Gobierno de Trump ha adoptado una posición agresiva, culpando directamente a Irán y respaldando "el derecho de Arabia Saudí a defenderse".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios