Un 3,7% más que en 2018

El fondo noruego declara 4.800 millones invertidos en bonos del Tesoro y 'ladrillo'

El superfondo soberano de Noruega declara una inversión de 4.400 millones en deuda pública y otros 428 millones en activos logísticos en España.

Yngve Slyngstad es el CEO del fondo Norges Bank Investment Management (NBIM).
Yngve Slyngstad es el CEO del fondo Norges Bank Investment Management (NBIM). / L. I.

"Se trata del mejor trimestre en coronas de la historia del fondo". Yngve Slyngstad, consejero delegado de Norges Bank Investment Management (NBIM), mostró con comedida alegría 'vikinga' los rendimientos del mayor fondo soberano del mundo que custodia su banco central, Norges Bank.  El buen arranque de 2019 de las bolsas mundiales permitió el vehículo que gestiona las pensiones noruegas firmar una rentabilidad del 9,1% entre enero y marzo, según los datos difundidos por el NBIM.

En términos absolutos supone una ganancia latente récord de 738.000 millones de coronas noruegas (75.454 millones de euros), si bien hay que tener en cuenta el patrimonio global del fondo: 8,93 billones de coronas noruegas (913.838 millones de euros). Estas cifras le convierten en el mayor inversor del mundo y en una de las grandes fuerzas del mercado, capaz por sí solo de mover cualquier acción o bono.

La inversión en renta variable representaba el 69% de la cartera del fondo noruego al cierre del primer trimestre y registró una rentabilidad del 12,2%. Las posiciones en renta fija, el 28% del total, permitieron ganar un 2,9% adicional, mientras que su dinero en el sector inmobiliario, que supone un 3% del total, sumaron otro 1,7%.

Sube peso en deuda española

En España, el fondo soberano declaró unas inversiones de unos 4.800 millones de euros en deuda estatal y 'ladrillo', según ha podido comprobar 'La Información'. Al cierre de 20918, el fondo soberano de Noruega redujo un 14% interanual su inversión en deuda pública española, hasta los 4.200 millones de euros. Se situó así en el nivel más bajo desde 2015.

En el primer trimestre de 2019, el superfondo noruego ha vuelto a incrementar ligeramente su posición en deuda del Tesoro Público hasta los 42.960 millones de coronas noruegas (4.400 millones de euros al cambio actual), un 3,7% más. Se trata de uno de los grandes compradores de deuda pública, que goza de los vientos favorables del mercado. De hecho, esta semana, la rentabilidad del bono a diez años en España ha caído por debajo del 1% por primera vez desde diciembre de 2016, mientras que la prima de riesgo ha bajado de los 100 puntos.

Más de 400 millones en 'ladrillo' logístico

El fondo mantenía inversiones en 211 propiedades logísticas en 11 países de Europa a finales de 2018, que obtuvieron un retorno del 13,7%. Las inversiones europeas tuvieron el mayor peso en la cartera, un 38% del total de nuestra logística global. “Nuestra mayor exposición fue al Reino Unido, en 31,3%, seguido por Francia con 16,5%, y España al 10,2%”, explican los gestores del fondo. Las inversiones en inmuebles no cotizados tenían un valor de mercado de 246.000 millones de coronas noruegas (unos 25.300 millones de euros al cambio actual) y representaban el 3% del patrimonio del fondo al cierre de 2018.

Según las cifras del NBIM, el patrimonio invertido en activos logísticos suponían unos 4.200 millones de euros y en España mantenían unos 428 millones, que representan ese 10,2% de su cartera de activos logísticos. Como públicó ‘La Información’ a finales de abril, el mayor fondo soberano del mundo ha vuelto a entrar en los activos logísticos de nuestro país después de que hace tres años desinvirtiese. La compañía noruega lo ha hecho a través de la joint-venture que posee con Prologis con la compra de tres propiedades localizadas entre Madrid y Barcelona, una de ellas será operada por el ‘ecommerce’ de moda Vente-Privee.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING