La prima en máximos de marzo de 2017

El caos político en España e Italia pasa factura: el Ibex 35 y el MIB se desploman

Ciudadanos ha condicionado su apoyo a la moción de censura presentado por el PSOE a la convocatoria de elecciones inmediatamente después. 

Impacto de la moción de censura del PSOE e Italia

No corren buenos tiempos para los mercados. La incertidumbre política, ese componente que acaparaba el mercado durante el referéndum ilegal en Cataluña, ha vuelto a los mercados. En este caso, dos son los grandes motivos. Uno es la moción de censura presentada por Pedro Sánchez a raíz de la sentencia por el caso Gürtel, lo que ha provocado que se tambalee la estabilidad del Gobierno y los inversores apuesten por 'vender' y reducir riesgos. El otro es la situación que se vive en Italia, con la falta de acuerdo para formar Gobierno, lo que provoca que el Ftse MIB sufra su enésimo revés bursátil. 

Con este escenario de fondo, el Ibex 35 encadena las últimas sesiones con caídas y la apertura de este martes no es ajena a dicha situación. El gran selectivo español ha caído un 2,49% y se sitúa en los 9.521 puntos. Cerca de marcar mínimos desde febrero de 2017 y disipa en cinco días todo lo ganado durante este año al entrar en terreno negativo. Solo desde que se presentara la moción, el castigo se sitúa cerca del 5%. 

La caída ha estado liderada por los bancos, que sufren su mayor revés estos días desde que se impusiera el Brexit en la votación de Reino Unido. La inestabilidad política a raíz de la moción de censura presentada por Pedro Sánchez está costando, al cierre del martes, más de 13.000 millones de capitalización y la cifra podría ir a más, ante la posibilidad de que se adelanten elecciones en España o no se logre Gobierno en Italia. Banco Santander se deja más de 6.500 millones de capitalización desde el jueves mientras que BBVA lo hace en casi 3.000 millones. Las cifras se han acentuado respecto al cierre de ayer ya que Santander ha caído un 5,43% este martes mientras que BBVA retrocede un 4,17%. 

El resto de bancos del Ibex tampoco se libra de las caídas, aunque en la sesión del martes el 'rojo' impera al caer todos los títulos que forman parte del índice. Repsol es el que mejor se ha comportado al retroceder solo un 0,13% mientras que Sabadell retrocede un 6,82% y CaixaBank lo hace un 4,65%. 

Los fuertes descensos se producen en la antesala de la moción de censura. El jueves y el viernes el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, se enfrentará a la misma aunque todavía se desconoce si saldrá adelante. Ciudadanos ha condicionado su apoyo a la misma a la convocatoria de elecciones inmediatamente después y sin su apoyo, el PSOE deberá recabar el apoyo del resto de partidos políticos. 

El rojo se vive en el resto de parqués europeos, pero con descensos menos acentuados. Renta 4, en su comentario diario, ha destacado que "las plazas europeas abren a la baja, continuando con las caídas del lunes relacionadas con las tensiones en Italia y España, que además presionaron a la baja al euro acercándose a la zona de los 1,16. En Italia, a pesar de una apertura al alza tras la imposibilidad de los partidos extremistas (Liga Norte y Cinco Estrellas) de formar gobierno, su bolsa (-4% desde máximos de la sesión) y su deuda (TIR 10 años 2,9%, máximos de septiembre 2014) acabaron sufriendo ante la expectativa de que en unas nuevas elecciones ambos partidos salgan reforzados". 

Fabrizio Quirighetti, co-responsable de multiactivos de SYZ AM, ha afirmado en referencia a las caídas que se están viviendo tanto en España como Italia que "dada la magnitud del salto en las rentabilidades de los bonos italianos durante los últimos días, realmente podemos hablar de crisis y observamos la habitual reacción de los mercados de regresar a activos más seguros (Bund alemán, bonos de EEUU, dólar...), mientras que la renta variable y el crédito están bajo presión especialmente si está relacionado con Italia más o menos directamente". 

La prima de riesgo española recoge la incertidumbre política. En los últimos días se ha disparado y en la sesión de este martes avanza un 15%, hasta los 135 puntos, su nivel más alto desde marzo de 2017, tras duplicarse en las últimas dos semanas. Por su parte, la rentabilidad del bono a diez años se dispara, este martes, desde el 1,521% hasta el 1,607%. Es decir, el mercado recoge mayor tensión en nuestro país en el momento actual que durante la celebración del referéndum ilegal. La situación de Italia es muy similar a la de nuestro país puesto que la prima de riesgo ha escalado hasta los 291,6 puntos, máximos desde 2013. 

Bart Hordijk, analista de Monex Europe, destaca que en este escenario "no solo se han vendido bonos italianos, sino también portugueses, españoles y, en menor medida, bonos griegos. Una razón de este contagio es psicológica, ya que los fundamentos de estos otros países de la zona del euro no han cambiado y los otros bonos soberanos se venden solo por asociación. La otra razón es más fundamental, ya que el Banco Central Europeo avanza lenta pero seguramente hacia la salida de su Programa de Compras de Activos".

Stéphane Monier, Director de Iversiones de Lombard Odier, ha destacado que "si algo es seguro es que las reacciones del mercado al proceso de negociación de dos meses desde que se celebraron las elecciones generales en Italia, han subrayado lo que está en juego para la tercera mayor economía de la eurozona. La semana pasada el spread de los bonos soberanos a 10 años del gobierno italiano se amplió hasta 190 puntos básicos frente a la deuda soberana alemana, el mayor nivel desde junio de 2017. Sin duda, también ha habido un cierto impacto en el euro ya que el cruce se movió por debajo de 1,18. Otros factores en el declive del euro han sido los tipos estadounidenses con índices por encima del 3% y la subida de los precios del petróleo debido a los temores en relación a la oferta".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios