Retrocede un 0,49%

El Ibex mantiene 'in extremis' los 9.600 puntos lastrado por Asia y el coronavirus

El temor está en que la extensión del virus por China acabe afectando a la economía en forma de restricciones en los viajes y en el consumo.

Fin de la alerta por virus H7N9 en algunas provincia del este de China
Fin de la alerta por virus H7N9 en algunas provincia del este de China

Las ventas se imponen en la jornada europea, aunque han ido de más a menos. Esto, tras una sesión bajista en Asia y con Wall Street de nuevo a pleno gas tras la festividad de Martin Luther King. El temor a una epidemia del coronavirus en China, tras confirmarse los primeros contagios entre humanos, lleva a los inversores a activar el 'modo cautela' e impiden de momento al Ibex tratar de asaltar sus máximos de 2018, nivel que rozó a finales de la semana pasada. 

El temor está en que la extensión del virus por China acabe afectando a la economía en forma de restricciones en los viajes y en el consumo -sobre todo por el lado de las exportaciones chinas-. Por ello, el selectivo español ha retrocedido un 0,49%, hasta los 9.611,3 puntos, por lo que ha mantenido 'in extremis' la cota psicológica de los 9.600 puntos que perdía durante buena parte de la sesión. 

Los recortes son mayores para las compañías más expuesta a la crisis sanitaria en China, como el grupo de aerolíneas IAG (matriz de Iberia y British Airways), que se deja un 2,8%; el gestor de los aeropuertos españoles, AENA, que pierde un 1,76% o Amadeus, que proporciona soluciones tecnológicas para el sector del turismo. Los bancos medianos también han sufrido fuertes caídas e incluso mayores: Caixabank, la más bajista, retrocede un 3,11%, Bankia cede un 2,82% y Sabadell se deja un 2,19%. También sufren los gigantes del lujo europeos, muy expuestos a ese mercado, están sufriendo también el castigo de los inversores, con caídas de más del 2% para Kering y superiores al 1% para LVMH, la mayor cotizada europea.

Esta mañana, el Nikkei de Tokio ha perdido un 0,91%, mientras que la Bolsa de Shanghai ha retrocedido un 1,41% y pone en peligro los 3.000 puntos. El Hang Seng de Hong Kong se hunde un 2,8% y los principales índices de la China continental se dejan más de un punto porcentual. "Hasta ahora el número de casos es reducido (de neumonía por coronavirus), unos 150, según cifras oficiales, con tres personas fallecidas como consecuencia del virus. No obstante, varios miembros del personal clínico se han visto contagiados, por lo que se teme que el virus pueda extenderse con facilidad, sobre todo ante la proximidad de la celebración del Nuevo Año Lunar chino, en el que se producen muchos desplazamientos por el interior del país", explica Juan J. Fernández-Figares, responsable de Análisis de Link Securities. 

Los recortes afectan también al precio del petróleo, que podría verse afectado en términos de demanda si el crecimiento flojea, sobre todo en el caso chino (primer demandante de crudo a nivel mundial). Así, tanto el barril de Brent, de referencia en Europa, como el de crudo ligero West Texas retroceden algo menos de un punto porcentual: el primero, hasta los 64,66 dólares; y el segundo, hasta los 58,26 dólares. 

En lo que respecta a las divisas, euro recupera ya el nivel de 1,11 unidades en su cruce frente al billete verde. La incertidumbre se traslada también al mercado secundario de la deuda en forma de fuertes entradas de capital. El bono español a diez años ve reducirse así su rentabilidad hasta el 0,44%, y la prima de riesgo de nuestro país se reduce también hasta los 66 puntos básicos, de nuevo un punto por encima de la portuguesa, con la que ha llegado a empatar a primera hora. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING