En la economía y los mercados

Estos son los 5 escenarios en Reino Unido tras los comicios y su impacto económico

Al margen del resultado, la economía británica se debilitará a corto y medio plazo por la debilidad de sus principales mercados, EE UU y Alemania

Brexit
Cinco escenarios en Reino Unido tras los comicios y su impacto económico / EFE

Cinco son los escenarios posibles tras las elecciones del próximo jueves, 12 de diciembre en Reino Unido y su impacto sobre la economía británica y los mercados sería bien distinto. Las encuestas dan una ventaja notable al actual primer ministro, el conservador Boris Johnson y, sin embargo, los entresijos del sistema electoral británico (el conocido como first past the post o sistema electoral de sufragio directo), donde el candidato con más votos en cada circunscripción es elegido, añaden una incertidumbre notable al proceso, del que también dependerá el futuro del Brexit.

PIMCO, la mayor gestora de renta fija del mundo, considera que al margen del resultado final, la economía británica se debilitará de corto a medio plazo por el frenazo de sus dos principales mercados, EEUU y Alemania, sobre todo si la guerra comercial se enreda. Esto no les impide apreciar oportunidades de inversión en los bancos, la libra y los bonos soberanos de las Islas. La parte positiva es que, como recuerda Keith Wade, economista jefe de Schroders, Reino Unido tiene margen para poner en marcha una expansión fiscal. El Banco de Inglaterra permanecería en un modo neutral de esperar y ver, y si la debilidad y la incertidumbre continúan, deberá sumarse a la tendencia global y bajar tipos. Antes de que eso suceda, estos son los posibles escenarios económicos tras los comicios:

Victoria conservadora, el más probable
Boris Johnson alta

Las encuestas dan como más probable una victoria de los conservadores. Ésta debería permitir que el acuerdo de salida que el primer ministro, Boris Johnson, pactó con Bruselas salga adelante y el Brexit se apruebe en plazo, es decir, antes del 31 de enero. En ese caso, David Page, responsable de investigación macroeconómica de AXA IM calcula que el PIB británico avanzaría al 1,2% el año próximo y al 1% el siguiente, en línea con la desaceleración a nivel mundial. De ser este el escenario, los expertos descartan que el Banco de Inglaterra se plantee tocar los tipos en 2020 y pueda llegar a bajarlos en 2021, según las perspectivas económicas mundiales.

Este supuesto no eliminará la incertidumbre, puesto que la negociación de los acuerdos comerciales que reemplazarán las actuales relaciones entre Reino Unido y la UE durará varios años. Además e incluso con un acuerdo para el Brexit aprobado, las empresas podrían afrontar de nuevo el riesgo de una desconexión abrupta a finales de 2020 de los actuales acuerdos comerciales de la UE en el marco de la Organización Mundial del Comercio.

'Caos', el escenario más abrupto de todos
Caos, el escenario más abrupto del Brexit

Un escenario caótico. La posibilidad que tendría un impacto más negativo sobre la economía británica es aquella en el que los tories sean el partido con mayor representación en el Parlamento, sin mayoría suficiente, que no consigan sacar adelante el acuerdo del Brexit y que la Cámara tampoco pueda forzar un segundo referéndum. De ahí iríamos a una salida forzosa el mes que viene, que desembocaría en una recesión. Según los cálculos de la gestora francesa el PIB se contraería al 1,8% en 2020 y al 3,3% el año siguiente.

Desde Pimco consideran que la probabilidad de un Brexit sin acuerdo "es extremadamente baja". Por ello, ven oportunidades para los inversores en los bancos, la libra y la deuda. Las entidades británicas cuentan con una valoración atractiva en comparación con sus rivales europeos. La libra ha sido "la válvula de escape en la historia del Brexit" y creen que está barata, si bien reconocen que es difícil que regrese a niveles previos al referéndum. La firma también cree que los bonos soberanos británicos (Gilts) han cotizado significativamente por debajo de los Treasuries estadounidenses desde el referéndum (junio de 2016) y que "a medio plazo esos márgenes se reducirán”.

El cóctel de partido Conservador y referéndum 
Barra de un bar en Londres con las dos opciones del referéndum Brexit. /Efe

Otros dos escenarios que AXA IM contempla tras las elecciones del próximo jueves pasarían por que el partido conservador gane, de nuevo sin mayoría suficiente, y se vea obligado a afrontar un referéndum confirmatorio del acuerdo de salida. Si en esa consulta el acuerdo sale adelante, la previsión económica no variaría demasiado del escenario central: crecimiento del 1% en 2020 y del 0,8% en 2021. Mientras que el avance sería mayor si el resultado de ese referéndum pasase por revocar el Brexit. En ese caso, estiman que el PIB podría crecer un 1,5% el año próximo y dos décimas más el siguiente.

Pero... y si ganan los laboristas
Corbyn Alta

En caso de que quienes se hagan con la victoria sean finalmente los laboristas y que en una segunda consulta los ciudadanos revocasen la salida de la UE, los gestores de AXA IM prevén una expansión del 1,3% en 2020 y del 1% al siguiente año. Tampoco podría descartarse que, llegado el caso, y con Jeremy Corbyn como nuevo primer ministro, los laboristas renegociaran con Bruselas el acuerdo de salida. En ese caso, la previsión también sería muy similar al escenario central. Pese a que las dudas van a seguir siendo enormes suceda lo que suceda, Reino Unido cuenta con margen para aplicar una fiscalidad expansiva y eso le puede beneficiar. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING