Los brókers quieren conciliar

¿Es poco productivo el horario de bolsa europeo? Wall Street demuestra que sí

Nueva York, Tokio y las principales plazas chinas, mucho mayores en tamaño que los índices del Viejo Continente abren menos horas.

¿Es menos productivo el horario de las bolsas europeas?

¿Es poco productivo el horario de bolsa europeo? Wall Street y Asia demuestran que sí. Las plazas europeas del Viejo Continente abren un total de ocho horas y media, dos más que Nueva York, tres más que Tokio y más del doble por ejemplo que China. Esas horas 'extra' que echan los inversores a este lado del charco rentan poco, puesto que generan seis veces menos volumen de negocio que el principal mercado del mundo.

El conjunto de Bolsas de EEUU (NYSE, Nasdaq...) tienen una capitalización de 33 billones  de dólares, según los datos del Banco Mundial, y mueven más de 20 billones en transacciones anuales. Estas diferencias van mucho más allá puesto que afectan también a los costes de la negociación, pero también a la salud de los participantes de mercado o a la posibilidad de conciliar de los profesionales del mercado.

Los datos, que se incluyen en una propuesta de la Asociación de Mercados Financieros de Europa y la Asociación de Inversores para reducir una hora y media los horarios de contratación, evidencian esa menor eficiencia. En Europa, el 20% del volumen diario de negociación se concentra en la última hora de la sesión y en las dos horas y media previas al cierre (cuando ya está abierto Wall Street) se produce un 50% de ese volumen diario. El problema es que este hecho encarece las operaciones que se cierran en el primer tramo de la mañana en Europa, donde hay menos liquidez y la volatilidad es mayor que en Nueva York.

Por el contrario, el mercado estadounidense la liquidez es mayor por la tarde, lo que reduce los costes de negociación, y estos llegan a ser inferiores a los europeos incluso por la mañana. "Esto demuestra una mayor estabilidad en las condiciones de liquidez durante el día en el mercado estadounidense", apunta el informe. Al final, en unos mercados globales, las bolsas dominantes son las que marcan la dirección a seguir por el resto.

Los operadores del sector de la gestión de la inversión y del sector bancario entienden que un factor que afecta significativamente al arranque de las jornadas en la Bolsa es el momento de la publicación de los resultados empresariales. En Europa, muchos de esos informes se publican una hora antes de la apertura del mercado (a veces en la apertura del mercado).

En Estados Unidos, las ganancias corporativas se publican como mínimo 90 minutos antes de que arranque la sesión o después de que ésta haya finalizado. "Esto, junto con datos macro significativos que se publican al menos una hora antes de la apertura, brinda a los inversores un mejor momento para asimilar información y fomenta la liquidez temprana a medida que se abre el mercado", apuntan.

La falta de productividad en el horario de la bolsa europea

Pero más allá de los números, el problema de los horarios de negociación europeos trasciende, puesto que acaba afectando a la salud de los operadores y les impide conciliar. Al final, estos alargan su jornada antes y después de que los mercados abran y cierren, lo que repercute en su "salud mental" y "bienestar" y supone además un obstáculo para atraer  y retener talento. Una reducción del horario, además, haría de éste un sector más inclusivo. 

El horario de la Bolsa española y las europeas se extiende en cada sesión durante 8 horas y media, mientras que Wall Street solo abre 6 horas y media. En Asia, las principales plazas chinas permanecen abiertas 4 horas, mietras que en Japón apenas superan las cinco. No solo los horarios han sido objeto de debates. Al menos en lo que respecta al mercado español, donde el hecho de que desde 2009 se decidiera que hubiese también negociación el Día de Reyes (6 de enero) levantó ampollas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING