Los 'cazadividendos' tienen nueva presa: CaixaBank reparte 0,08 euros el viernes

La entidad abonará a sus accionistas 897 millones en efectivo, el 53% del beneficio neto ('pay-out'), en línea con el Plan Estratégico 2015-2018.

De Santander a CaixaBank: la gran banca sella la crisis y vuelve a la fiesta del dividendo
Jordi Gual, presidente de CaixaBank y Gonzalo Gortázar, consejero delegado.

CaixaBank distribuirá este viernes 13 de abril un dividendo complementario de 0,08 euros brutos por acción, con cargo a los resultados de 2017. Con este dividendo, el importe total de la remuneración al accionista del banco en 2017 habrá sido de 0,15 euros por título, un 15,38% más que un año antes. El banco de origen catalán otorgó a comienzos de noviembre un dividendo a cuenta de 0,07 euros por acción.

De este modo, la entidad presidida por Jordi Gual y dirigida por Gonzalo Gortázar abonará a sus accionistas 897 millones de euros en efectivo, cifra equivalente al 53% del beneficio neto consolidado ('pay-out'), en línea con las directrices del Plan Estratégico 2015-2018 de CaixaBank de distribuir, como mínimo, un 50% de los beneficios.

En su intervención en la junta de accionistas, celebrada el pasado viernes por primera vez en Valencia, Gual ha subrayado que el traslado de la sede social del banco a esta ciudad fue la "mejor decisión" para proteger a clientes y empleados ante la incertidumbre económica y política que despertó la celebración del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre.

En 2017, CaixaBank obtuvo un beneficio atribuido de 1.684 millones de euros, lo que representa un aumento del 60,9% respecto al ejercicio precedente y supuso el mejor resultado anual en la historia de la entidad. En opinión de Gual, las cuentas del banco son "especialmente meritorias" en un año "particularmente difícil" para la entidad por la tensiones políticas en Cataluña.

Jordi Gual, en la junta del banco, destacaba que los accionistas deben ser "los principales beneficiarios" con la recuperación de las cuentas, como también fueron "los mayores perjudicados" con la pérdida de rentabilidad. El directivo se ha comprometido a continuar distribuyendo "como mínimo" la mitad del beneficio consolidado. Con cargo al ejercicio 2017 repartió el 53% de la ganancia, pero la mejora vendrá ahora dada con la mejora en la proyección del beneficio y un abono íntegro en efectivo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING