Cinco billones bajo gestión

Aviso a los 'pluriconsejeros': Vanguard planea votar contra sus nombramientos

La segunda mayor gestora de fondos del mundo advierte que será más crítico en las juntas de accionistas de empresas cotizadas.

Vanguard
Sede de Vanguard en Filadelfia (EE UU).

No es tan conocido en España como otros inversores, pero muchos saben del gran poder que manejan sus fondos en nuestro país. Vanguard, la segunda mayor gestora del mundo con más de 5 billones de euros bajo gestión, ha actualizado sus políticas de voto de cara a las juntas de accionistas de empresas cotizadas para expresar su rechazo a tres planteamientos principales: la falta de diversidad en el consejo, los consejeros ‘pluriempleados’ y la falta de separación de poderes entre consejero delegado y presidente de una compañía.

Según explica la gestora a ‘La Información’, las pautas de voto se utilizarán de cara a las cientos de juntas de accionistas a las que está convocada Vanguard en EEUU, que se celebran a partir de ahora y que de momento afectarán solo a compañías estadounidenses. Sobre su extensión a compañías de Europa o España, la firma declinó realizar comentarios pero recuerda que esto puede cambiar. “Revisamos periódicamente nuestras pautas de voto para tener en cuenta desarrollos adicionales en los estándares de buen gobierno o en los riesgos para el valor de los accionistas a largo plazo”, explican.

Contra los ‘pluriconsejeros’

Una de las actualizaciones más destacadas en la política de Vanguard será su voto en contra de los nombramientos o propuestas de ratificación de aquellos consejeros que estén presentes en varios consejos de administración porque considera que ese rol requiere de tiempo y capacidad suficiente para afrontar sus responsabilidades. “En consecuencia, a partir de este año, los fondos [de Vanguard] generalmente votarán en contra de (i) ejecutivos que forman parte de más de un consejo de una empresa cotizada pública más allá de la de su empleador y (ii) consejeros que se sientan en más de cuatro consejos de una compañía”, explica Vanguard en su carta a sus gestores.

La directriz de voto que marca Vanguard se superpone y marca la agenda del emergente sector de los ‘proxy advisors’ o asesores de voto, según explican fuentes del sector. Son firmas que se dedican a emitir informes destinados a inversores institucionales sobre los puntos del orden del día de las compañías que cotizan en bolsa. Según datos de JPMorgan recogidos por 'The Wall Street Journal', entre los fondos de Blackrock y Vanguard controlan el 26% del accionariado de las empresas del S&P 500, de modo que su voz se convierte en una de las que más se escucha en las reuniones de accionistas pese a que, sobre el papel, pertenecen a la categoría de inversores pasivos. Vanguard quiere volverse más proactiva.

'The Wall Street Journal', que reveló este movimiento de Vanguard la semana pasada, señala que un puesto de consejero requiere una dedicación de 200 horas al año, sin incluir el tiempo de desplazamiento a las reuniones del consejo. Un informe de la empresa de ‘cazatalentos’ Spencer Stuart apunta que más del 60% de los ejecutivos de 500 empresas del S&P forman parte de al menos dos consejos de administración.

En España, no son pocos los casos de pertenencia a múltiples consejos y en esa lista destacan nombres como Javier Echenique, que forma parte de ACS, Banco Sabadell y Telefónica, y ha pasado recientemente por BBVA y Repsol; o Don Johnston, que está en Acerinox, Merlin y Sabadell; o Alberto Terol, que ocupa sillones en IAG (British Airways e Iberia), Indra o la alemana Senvion, en la que ocupa un puesto como asesor de Centerbridge.

Vanguard también ha notificado que en 2019 votará en contra de los consejos de administración que sean poco diversos, “incluida la raza, el origen étnico, el origen nacional y la edad, así como el género”. Por último, y no por ello menos importante, los fondos de Vanguard seguirán premiando y apoyando a las compañías que cuenten con un presidente independiente o un consejero coordinador.

En este sentido, la gigantesca gestora estadounidense advierte que apoyará las propuestas de otros inversores que propongan la separación entre presidente y consejero delegado. Todo un canto de sirena para los fondos activistas que operan en las bolsas de todo el mundo y que, probablemente, pronto se trasladará también a su voto en el Ibex 35.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING