Tras la bajada de 0,01 euros a 0,0001 euros

El precio de Abengoa y Urbas acapara las solicitudes al Protector del Inversor

El bajar el precio mínimo ha penalizado su cotización ya que establecía un requisito de contratación por lotes de los títulos. 

ABENGOA
El precio de Abengoa y Urbas acapara las demandas al Protector del Inversor / EP

La Oficina del Protector del Inversor de la Bolsa de Madrid gestionó 13.250 solicitudes de información el curso pasado, un 2,3% más de las peticiones atendidas el año anterior, siendo nueve de cada diez realizadas por inversores particulares. A esta cifra ha contribuido que los departamentos de accionistas de las cotizadas, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Banco de España y las organizaciones de consumidores remitan a los inversores a esta oficina ya que se trata de una vía rápida y neutral para resolver sus dudas sobre el mercado de valores.

El número de reclamaciones recibidas por la Oficina descendió en 2018 y también disminuyó el grado de conflictividad en cuanto al fondo de las cuestiones planteadas, según el 'Informe Anual 2018', que tiene la finalidad de que su oficina prevenga y evite las reclamaciones y, si no es posible, aproximar posturas y alcanzar un acuerdo entre las partes implicadas. 

La variación del precio mínimo de cotización de las acciones ha acaparado la mayoría de solicitudes de información. El bajar el precio mínimo de 0,01 euros a 0,0001 euros ha penalizado la cotización de Abengoa, Urbas y Vértice 360 ya que establecía un requisito de contratación por lotes de títulos. Es decir, si esos valores no se pueden agrupar en lotes no se pueden negociar.

Otro aspecto que ha acaparado un gran número de solicitudes de información ha sido la opa de exclusión de Abertis tras culminar con éxito la oferta realizada por parte de ACS y Atlantia. ¿El motivo? Numerosos accionistas que no han acudido a la oferta han perdido la posibilidad de disposición sobre las acciones de las que fuesen titulares. 

Carlos Fernández, Protector del Inversor de la Bolsa de Madrid, considera que en estos casos deben reforzarse los canales de información con los minoristas. "Las entidades depositarias deben activar los mecanismos necesarios para asegurarse de que los inversores particulares conocen las condiciones e implicaciones de la operación". 

En cuanto a los medios empleados para efectuar las consultas y obtener la información, el teléfono sigue siendo el medio más utilizado, seguido por el correo electrónico, desapareciendo casi por completo el correo ordinario y registrando un ligero aumento el número de personas que acuden personalmente a la Oficina del Protector del Inversor. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios