Reclama medidas fiscales y coordinadas

SOS de Lagarde a los Gobiernos europeos: "Estamos ante una crisis como en 2008"

La presidenta del BCE reclamó por 'conference call' que los países del euro respalden la ofensiva monetaria con planes de choque fiscales.

Lagarde, presidenta del BCE.
Lagarde, presidenta del BCE. / ECB

La epidemia de coronavirus amenaza con provocar una crisis semejante a la crisis financiera de 2008 en ausencia de una respuesta urgente y coordinada, según advirtió el martes la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, durante la videoconferencia con los líderes europeos organizada por Charles Mitchell (Consejo Europeo), y en la que participó el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez.

"Un escenario que recordará a muchos de nosotros la gran crisis financiera de 2008", indicó la banquera, según informó a 'Bloomberg' una fuente familiarizada con los comentarios de Lagarde, para quien, con la respuesta adecuada, el impacto probablemente será temporal.

La presidenta del BCE aseguró durante la conferencia que la entidad está examinando todas sus herramientas, particularmente aquellas que facilitarían financiación barata y liquidez. Entre ellas, un nuevo programa de recompra de activos (QE) superior a los 20.000 millones mensuales actual, pero sobre todo un TLTRO III masivo que permita a la banca coger liquidez con menores restricciones.

Planes fiscales, ahora o nunca

Sin embargo, según la fuente consultada, Lagarde advirtió de que las medidas del banco central únicamente pueden funcionar si los gobiernos las respaldan con medidas fiscales y el aseguramiento de que los bancos prestarán a las empresas y particulares en las áreas afectadas.

El BCE venía reclamando desde hace más de un año, con Mario Draghi al frente, que los Gobiernos europeos debían apoyar la política monetaria con planes de estímulo fiscal (impuestos) para que la zona euro saliese del estancamiento económico y ante el riesgo de que se produjese una crisis como la que ha estallado en torno al coronavirus.

El Consejo de Gobierno del BCE se reunirá este jueves en Fráncfort, después de que el resto de los principales bancos centrales, incluida la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra, hayan adoptado medidas de emergencia para luchar contra el impacto del coronavirus.

Lagarde habló con los líderes europeos horas antes de que el Banco de Inglaterra se convirtiera en el último banco central en tomar medidas de emergencia. La autoridad monetaria, con la que el BCE mantiene coordinación estrecha a pesar del Brexit, anunció un recorte de la tasa de interés de 50 puntos básicos la madrugada del miércoles, combinado con medidas para ayudar a mantener el flujo de crédito, y dijo que aún tiene más espacio político para actuar si es necesario. El gobernador del BOE, Mark Carney, se hizo eco de la opinión de Lagarde de que una respuesta adecuada ayudaría a prevenir una recesión global. "No hay razón para que este shock se convierta en la experiencia de 2008, una década virtual perdida en varias economías, si lo manejamos bien", dijo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING