Jueves, 28.05.2020 - 01:02 h
Calles vacías en el norte de Italia

"Hay pánico, colas en farmacias y tiendas vacías": así es vivir en un Milán aislado

Un grupo de residentes en la ciudad cuenta a La Información cómo es la vida desde que se comenzaron a registrar casos en el norte de Italia. 

Milán
"La gente está en pánico en la farmacia": la vida en Milán tras la alerta por el coronavirus

"Estaba trabajando para el 'showroom' de la marca de calzado deportivo DVS en Milán y de repente vi que los trabajadores comenzaban a poner gel desinfectante en las mesas de los vendedores para que los clientes se lavasen las manos. La gente se asustó y los compradores comenzaron a cancelar sus citas. El gerente se quejaba de que nunca había visto los puestos del 'fashion week' de Milán tan vacíos". Linnea Li trabaja para el mundo de la moda en la ciudad italiana y ha contado a La Información cómo se vive en las calles de una urbe en alerta por el coronavirus, que ya ha provocado 11 muertos en Italia y 231 contagios.

"En las calles todavía hay personas tratando de hacer una vida normal, pero la mayoría tiene mascarillas. Los que no llegaron a tiempo a las farmacias para comprar una se ponen bufandas o pañuelos en la boca y la nariz para protegerse. Muchos establecimientos tuvieron que colocar letreros de 'No hay mascarillas' en las puertas para calmar a los que reclaman una con insistencia", dice. Linnea explica que el sábado cundió el pánico en la ciudad y su universidad canceló las clases. Tampoco pudo ir a trabajar el lunes porque DVS canceló el 'showroom'. Varias firmas han suspendido sus eventos para trasladar las prendas a París por miedo a que se anulen vuelos y la mercancía se quede estancada en Italia.

Farmacia Milán. / Cedida
Una farmacia de Milán anuncia que no tiene mascarillas. / Cedida
Milán. / Cedida
Las calles cercanas a la Catedral de Milán. / Cedida
metro coronavirus
Las personas extreman precauciones en el transporte público. / Cedida

La calma en las calles desaparece en los comercios. María Irene Díaz, otra residente en Milán, declara a este diario que acudir a un supermercado o a una farmacia es rodearse del "pánico" que hay entre los presentes.

Dos personas fallecieron en Bérgamo

"El centro comercial Orio Center estaba lleno ayer por la tarde. Las personas todavía estaban tranquilas, pese a la confirmación de dos casos positivos... pero por la noche todo cambió. La gente acudió a los supermercados para comprar todo lo que podía ante el anuncio de la suspensión de las clases y el cierre de todos los bares a partir de las 18:00 como medidas de prevención. Ahora Bérgamo está en alerta amarilla y los habitantes permanecen en sus hogares", cuenta Díaz.

Centro comercial en Bérgamo vacío. / Cedida
Un centro comercial en Bérgamo, ciudad donde hubo un muerto, vacío. / Cedida

"El pueblo, en general, tiene mucho miedo. Para mí la situación no es tan grave como se manifiesta. Los medios están generando mucha alarma. Es cierto que no hay vacuna pero si no eres una persona mayor los fármacos normalmente funcionan. Las personas más afectadas son las que ya tienen alguna enfermedad", opina Díaz. Cuatro personas murieron este lunes por causa del brote en el norte de Italia, dos de ellos hombres de 88 y 84 años.

Supermercado en Bérgamo./ Cedida
Supermercado Simply en Bérgamo./ Cedida

"Las filas son eternas"

La estudiante panameña Viviane Hilaire vive desde hace tres años en Milán y asegura que no ha salido de su casa desde el sábado y no llegó a tiempo a la farmacia para comprar mascarillas: "Las filas eran eternas y ya no quedaban suministros. Fui a seis farmacias distintas y no pude adquirir ni una. Algunos comercios y  'chinos' decidieron subir los precios. El sábado ofrecían tres mascarillas a 60 euros el sábado y el lunes te podían pedir 90 euros por una sola. Es una locura". Estos son los precios que Viviane vio en Amazon la mañana de este lunes. 

Mascarillas Amazon.
      

El movimiento en las calles de Milán se ha reducido al mínimo. La siguiente imagen muestra la vista desde el piso de Viviane. Los coches permanecen estacionados y las personas se resguardan en el interior de sus casas por miedo a un brote que ya afecta a 35 países.

Milán ventana. / Cedida
Imagen tomada desde el domicilio de la estudiante Viviane Hilaire. / Cedida

Algunas de sus compañeras de universidad extranjeras decidieron abandonar la ciudad por miedo al contagio. Paola Miralles se marchó este lunes a México, donde viven sus padres. No sabe exactamente cuándo va a volver a Italia porque las autoridades han 'congelado' la actividad educativa hasta el 1 de marzo pero, si la alerta se prolonga, esta situación podría alargarse como el caso de varias ciudades en China como Wuhan y Hubei. Hasta ahora, todas las aerolíneas han operado con normalidad, pero compañías como Ryanair estudian la suspensión de los vuelos. Las aerolíneas ya han sentido el 'golpe' del Covid-19 con caídas en bolsa: las acciones de IAG se desplomaron un 7,41 %, Lufthansa perdió el 7,23% de su valor, Air France cayó un 9,03 % y Ryanair, un 10,72%.

Algunos prefieren irse. / cedida
Algunos prefieren irse de la urbe italiana para evitar infectarse. 

Justo antes de coger su vuelo para regresar a Paraguay, la joven Margarita Grossbrown cuenta cómo ha vivido incertidumbre por el brote que comenzó a extenderse por Italia este sábado, además de los motivos para volar a su país.

Desde España, el Ministerio de Sanidad declaró que reforzará las medidas de detección precoz frente al coronavirus ante la situación en Italia. El ministro Salvador Illa lanzó un mensaje de tranquilidad y pidió mantener la confianza en el Sistema Nacional de Salud español y en sus profesionales, así como no caer en "situaciones de alarmismo". En las últimas horas del lunes, personas de Málaga, Salamanca y Ávila acudieron a centros de salud con síntomas parecidos a los del Covid-19, pero solo ha habido tres casos confirmados en la Península hasta ahora.

La rapidez con la que se extiende la enfermedad ha provocado que varios países cierren sus fronteras con China e Irán, donde la cifra de víctimas mortales (12) aumenta. Rusia clausuró su frontera con China hace semanas y Turquía, Pakistán, Jordania y Armenia siguieron su ejemplo al cerrar los pasos fronterizos con Irán. Ante una histeria que ya es global, la Comisión Europea (CE) pidió este lunes a los países de la UE que cualquier medida que tomen para contener el coronavirus, incluidos posibles controles fronterizos, sea coordinada con sus socios y proporcional al riesgo del brote

El Ejecutivo comunitario indicó además que este martes se trasladará a Italia una misión conjunta del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) de la UE y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para evaluar la situación en el país. La CE anunció que destinará 232 millones de euros más para la lucha global contra el virus, incluidos 114 millones para acciones de preparación, 100 millones para investigación o vacunas, 15 millones en apoyo a países socios de la UE y tres millones para la repatriación de europeos desde China.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING