Domingo, 15.09.2019 - 04:06 h
Futuras presidentas del BCE y la Comisión 

El techo de cristal que rompen Lagarde y Von der Leyen: 17 años sin 'jefas' en la UE

Solo 2 de los 45 presidentes de las más altas instituciones europeas han sido mujeres. Hoy ellas apenas ocupan el 8% de los puestos del Banco Central.

LAGARDE Y VON DER LEYEN
El techo de cristal que rompen Lagarde y Von der Leyen: 17 años sin 'jefas' en la UE / Li 

Christine Lagarde y Ursula Von der Leyen van a pasar a la historia por  haber roto el techo de cristal que reduce al mínimo la presencia de las mujeres en las altas esferas de la Unión Europea. Su desembarco en las presidencias del Banco Central y la Comisión supondrá el estreno de la mujer al mando de estas instituciones y pondrá fin a 17 años de ausencia femenina al frente de los principales organismos comunitarios.

Ambas tomarán posesión de sus cargos en noviembre. La actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, sucederá a Mario Draghi como presidenta del Banco Central Europeo (BCE), y la ministra de Defensa alemana, la conservadora Ursula von der Leyen, presidirá la Comisión Europea en sustitución de Jean-Claude Juncker. Y será entonces cuando la UE en su conjunto dé un paso cualitativo en igualdad.

Hay que remontarse 17 años atrás para ver a una mujer en la primera línea de la toma de decisiones en el terreno comunitario. Nicole Fontaine presidió el Parlamento Europeo entre 1999 y 2002. Antes lo había hecho Simone Veil, entre 1879 y 1982. Ellas dos habían sido hasta ahora las únicas presidentas de las más altas instituciones comunitarias: dos de un total de 45 presidentes que han tenido el Parlamento, la Comisión, el BCE, el Tribunal de Cuentas y el Consejo Europeo. 

Así, el Parlamento ha sido la única institución de la UE que ha sido presidida por mujeres a lo largo de la historia, aunque ellas solo hayan ocupado dos presidencias, frente a 14 presidentes hombres. Ellos han estado siempre al mando del resto de instituciones: 13 hombres en la Comisión, 11 en el Tribunal de Cuentas, dos en el Consejo y tres en el BCE.

Son datos del estudio "Participación de la Mujer en la Unión Europea: de la integración al liderazgo", elaborado por la Secretaría de Formación Sindical e Igualdad de USO, y ponen de relieve los escasos avances en igualdad en la UE a lo largo de los años, pese a la importancia que se le ha dado a esta materia en el seno de la Unión, especialmente en las dos últimas décadas. 

El BCE, liderado por hombres

Pero hay más. Un vistazo a los puestos de la alta dirección en las cinco grandes instituciones europeas revela la escasa presencia femenina en todas ellas: en ningún caso supera el 40%. El BCE, la institución de carácter financiero, un sector históricamente liderado por hombres, cuenta con tan solo dos mujeres entre sus 25 integrantes. Esto equivale a un 8%. No obstante, dada la mayoría cualificada alcanzada en el Consejo Europeo, desde noviembre Lagarde presidirá esta institución clave.

En cambio, el Parlamento Europeo es la institución que tiene la mayor participación femenina, en este caso con cerca de cuatro mujeres por cada diez hombres. Esta cifra es muy cercana a las metas de igualdad marcadas por Juncker, que fijan como objetivo que al menos el 40% de las personas en puestos de intermedia y alta dirección sean mujeres.

Las desigualdades entre géneros que se dan en la Unión Europea no son más que un reflejo de la sociedad de los países que la conforman. El caso del Consejo Europeo es el ejemplo más claro, ya que, al estar formado por el primer ministro de cada país miembro, la elección de sus integrantes depende directamente de la decisión a nivel nacional, por lo que la Unión Europea no puede interferir en ese proceso. En julio de 2019, tan solo 4 de los 30 miembros son mujeres, lo que apenas supera el 10%.

España como ejemplo

En el desglose de los datos por países, la distribución de la representación de la mujer en los parlamentos nacionales es muy desigual, y el estudio del sindicato pone a España como ejemplo entre los cuatro países donde hay al menos un 47% de parlamentarios de cada sexo. Aquí también aparecen Suecia y Finlandia, y por detrás Bélgica, por encima del 40%. Por el contrario, Grecia, Chipre, Hungría y Malta cuentan con menos del 20% de mujeres representando los intereses de la mitad de la población. El caso de Malta es, para USO, "especialmente alarmante", porque de un total de 67 parlamentarios, tan solo 8 son mujeres.

España es un ejemplo no solo en lo que se refiere al Congreso de los Diputados, sino también al Gobierno. Según los datos más recientes de Eurostat, el Ejecutivo de Pedro Sánchez es, de entre los veintiocho Estados miembros, el que cuenta con más presencia de mujeres: más de la mitad del gabinete está compuesto por ellas, que acaparan hasta el 52,4% de los puestos de mando. El Gobierno socialista se ha apuntado así todo un logro, al conseguir arrebatar el puesto a Suecia, que venía liderando el 'ranking' en los últimos tres años.

De vuelta a la UE, USO destaca que se ha evolucionado mucho en materia de igualdad gracias al apoyo de Directivas igualitarias, análisis estadísticos y acciones concretas como el Compromiso Estratégico para la Igualdad de Género 2014-2019. Con ello, son cada vez más los países que deciden aplicar medidas para tener más en cuenta a la mujer en la toma de decisiones. Sin embargo, queda un largo camino por recorrer y aquí el sindicato defiende el sistema de cuotas en la política y que se potencie también en las grandes empresas, con un sistema de bonificaciones para quienes promocionen a sus trabajadoras hasta los altos cargos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios