Sábado, 22.09.2018 - 15:36 h
May acusa a Rusia de envenenar a Sergei Skripal

Putin reacciona en el 'caso de los espías' y expulsa a 23 diplomáticos británicos

El Ministerio ha añadido que los diplomáticos "deben abandonar el país en el plazo de una semana". May también expulsó a 23.

El caso de los espías enfrenta a May y Putin
El caso de los espías enfrenta a May y Putin.

El Kremlin ha dado orden este sábado de expulsar a 23 diplomáticos británicos en respuesta a las acusaciones formuladas esta semana por el Gobierno británico que apuntaban a las autoridades rusas como responsable del envenenamiento del ex espía ruso Sergei Skripal en la localidad británica de Salisbury.

"Se declaran personas 'no gratas' a 23 empleados diplomáticos de la Embajada del Reino Unido en Moscú", según ha hecho saber el Ministerio de Exteriores ruso en una declaración recogida por la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti. El caso Litvinenko ha sido recordado en estas fechas y la preocupación por la política rusa de una aniquilación de espías fuera de sus fronteras gana peso, aunque Putin no niega categóricamente. El hecho de que el empresario ruso Nikolai Glushkov, un amigo cercano del difunto oligarca Boris Berezovski, fuera hallado sin vida en su vivienda aumenta las alarmas.

El Ministerio ha añadido que los diplomáticos "deben abandonar el país en el plazo de una semana", dice la nota. Además, y "dada la disparidad en el número de instituciones consulares de los dos países", se ha revocado el consentimiento de Rusia para la apertura del Consulado General del Reino Unido en San Petersburgo.

También se suspende la actividad del British Council en Rusia "debido a su estatus no regulado". "Los plazos para el cierre del Consulado General del Reino Unido en San Petersburgo se determinarán de conformidad con las normas del derecho internacional, a la parte británica se le dará el tiempo necesario para concluir el trabajo de la institución", reza el texto.

Estas medidas se han dado a conocer tras la convocatoria del embajador británico en Reino Unido, Laurie Bristow, a quien se ha informado de que Rusia se reserva el derecho de tomar medidas adicionales si Londres insiste en seguir adoptando nuevas represalias contra Rusia.

Sergei y su hija, Yulia Skripal que siguen en estado crítico aparecieron inconscientes en un banco cerca de un centro comercial en Salisbury tras haber quedado expuestos a un gas nervioso, tras lo que Reino Unido acusó a Rusia de estar detrás del ataque del pasado 4 de marzo. El Gobierno de Rusia ha negado cualquier responsabilidad y ha exigido a Londres que presente pruebas materiales que respalden sus acusaciones, al tiempo que se ha mostrado dispuesto a colaborar para que se aclare lo sucedido

El policía afectado sale del estado crítico

El policía británico Nick Bailey, hospitalizado al igual que el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija hace 13 días por su exposición a un agente nervioso en Salisbury, ya no se encuentra en estado "crítico" sino "estable", confirmaron hoy los servicios sanitarios.

Ese policía tuvo que ingresar en el hospital de la citada localidad inglesa después de haber asistido a Skripal y su hija Yulia, hallados inconscientes en un banco de esa localidad inglesa, tras haber sido envenenados con un componente químico de tipo de militar, desarrollado por Rusia.

Un portavoz de NHS England -servicio público de salud británico- corroboró hoy que el estado actual de salud de Bailey ha pasado ahora a ser "estable", si bien sigue recibiendo tratamiento médico en la unidad de cuidados intensivos del centro médico Salisbury District Hospital.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios