Sábado, 04.04.2020 - 11:15 h
El ocaso del depredador sexual

Harvey Weinstein se entrega en una comisaría de Nueva York para ser juzgado

El productor de cine, acusado de múltiples abusos sexuales, se ha entregado a las autoridades tras la denuncia de seis mujeres.

Harvey Weinstein
El productor durante su detención / EFE

Harvey Weinstein, productor de cine acusado de múltiples abusos sexuales y violaciones,  se ha entregado a las autoridades en una Comisaría de Manhattan, Nueva York, antes de las 7.30 de la mañana, hora de la costa este de Estados Unidos. Esta maniobra ya se había anunciado en las últimas horas en un cambio total de estrategia de su defensa, ya que siempre había negado las numerosas denuncias efectuadas por distintas mujeres contra el productor, que llevaba desaparecido desde que el escándalo saltó a la palestra en octubre del año pasado..

Ahora, tras ser procesado será trasladado a un tribunal penal de Manhattan, donde se presentarán cargos formales en su contra, que según ha adelantado la prensa estadounidense derivan de las acusaciones de dos mujeres e incluirán los de violación en primer y tercer grado y uno por acto sexual criminal. Este último deriva de la acusación planteada por Lucí Evans, que en 2004 era una estudiante de 24 años a la que Weinstein obligó a practicarle una felación en su oficina de Miramax. Si bien, al otro lado del Atlántico avanzan que el productor habría pactado quedar libre tras el pago de una fianza de un millón de dólares.

En total, desde que las primeras víctimas alzaran la voz, han sido más de 75 mujeres, tanto relacionadas con el mundo del cine como no, las que han denunciado haber sufrido agresiones sexuales de Weinstein. Y entre ellas hay nombres tan conocidos como Ashely Judd, Angelina Jolie o Gwyneth Paltrow

Iba a ser detenido

Con esta maniobra, el productor se adelanta a lo que tarde o temprano iba a ocurrir, pues la Policía de Nueva York estaba a la espera de recibir la orden de detención por parte del fiscal de Manhattan, Cyrus Vance. Así, la defensa de Weisntein se adelanta a los acontecimientos, cambiando así su estrategia, pues su abogado, Benjamin Brafman, lo seguía defendiendo hace pocos días.

Se trata, precisamente, del mismo letrado que defendió al exgerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, quien ha insistido en todo este tiempo en que su cliente no cometió ningún delito porque "si una mujer tiene relaciones sexuales para lanzar su carrera en Hollywood, no es violación".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING