Domingo, 08.12.2019 - 15:34 h
Pocas marcas se quedan al margen

¿Por qué Primark no hace descuentos en Black Friday? La 'low cost' va a lo suyo

La firma irlandesa es una 'rara avis' que no necesita sumarse al viernes de los descuentos generalizados de esa jornada.

Fotografía Primark
Primark no hace descuentos en Black Friday / José González

El Black Friday está a la vuelta de la esquina. Las tiendas y comercios se preparan para un viernes 29 de noviembre de descuentos que atraen a miles de consumidores. Esta tradición que nació en Estados Unido se ha popularizado y extendido en casi todo el mundo, y en España ha calado mucho, pues cada año más tiendas y empresas, también de servicios, se unen a ella.

Pero no todas las firmas se apuntan al Black Friday. Además de los pequeños comerciantes, que son contrarios a esta fecha porque a ellos les impide competir en igualdad de condiciones con las grandes cadenas, hay una gran firma de moda que durante toda su historia ha evitado este viernes: Primark.

[Te interesa leerEstas son las dos únicas prendas de Zara que se repiten año tras año en sus tiendas]

La multinacional irlandesa, que si por algo destaca es por sus bajísimos precios, nunca ha hecho Black Friday en todos estos años y este 2019 no será diferente. Los descuentos el viernes 29 y los días sucesivos ni están ni se les espera. Pero esto sucede también en época de rebajas, pues Primark también se mantiene ajena a estas campañas.

¿Y por qué decide apartarse de un día en el que las ventas se multiplican en todas las tiendas? Porque, básicamente, no lo necesita. Las firmas recurren a descuentos y promociones es para quitarse 'stock' de encima. De hecho, las rebajas de invierno y verano se hacen con el propósito de vender lo que no se ha vendido en temporada, aunque con la liberalización del comercio su importancia se ha diluido, ya que ahora puede haber descuentos permanentes en las tiendas.

Con el Black Friday lo que sucede es que los comercios inician la campaña navideña. Muchas personas aprovechan las rebajas para comprar sus regalos para las fiestas, lo que hace que esta jornada sea para algunos establecimientos su mayor día de ventas del año. La locura que se ha instalado por el 'viernes negro' permite también sacar mucho 'stock' de encima, y este año, con el frío intenso que ha llegado tan pronto a España, se venderá gran parte de la colección de invierno que otros años queda colgada en las perchas hasta enero, cuando comienzan las rebajas.

¿Y qué pasa con Primark? Pues que, en su caso, su política de precios bajos constantes hace que no necesite un Black Friday para vender. Sus tiendas siempre están llenas -pasarse cualquier día a cualquier hora por su 'flagship' de Gran Vía da buena muestra de ello- y su amplio catálogo -tiene desde ropa a calzado, papelería, decoración o maquillaje- hace que los clientes encuentren un 'todo incluido' a buen precio que no tienen en otros sitios.

Están tan seguros de que su modelo funciona que por no tener no tienen ni tienda online. Cuando el resto de operadores se esfuerza al máximo por mejorar sus 'ecommerces' y las ventas crezcan por esta vía, Primark no tiene visos de que vaya a estrenarse en el entorno digital en un futuro cercano. Como decíamos, los 'llenazos' de sus tiendas corroboran lo acertado de su modelo de negocio. En España, sus ventas crecieron un 5% el pasado año, superando la cifra de 1.500 millones facturados, además de disparar su beneficio más del 50%, hasta los 96,3 millones. Ya cuenta con más de 6.000 empleados y centros en casi todas las regiones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING