Miércoles, 11.12.2019 - 23:18 h
Estrategia digital

¿Regala Zara ropa a las influencers? Cómo logra que veas las prendas en redes

En Instagram abundan los estilismos de chicas vestidas con prendas de la marca más famosa de Inditex.

Una tienda Zara
Zara no regala ropa ni paga por llevarla. / L.I.

Lo vemos prácticamente cada día. En las redes sociales, sobre todo en Instagram, el hashtag #zara es uno de los más repetidos en los post de estilo y moda. Numerosas influencers, famosas y mujeres anónimas lucen prendas de la firma emblema de Inditex que se repiten hasta la saciedad, en algunos casos, convirtiéndose algunas en virales

Muchas veces vemos la misma prenda en determinadas influencers, las cuales lucen novedades de Zara que después arrasan en las tiendas, lo que nos lleva a preguntarnos lo siguiente: ¿regala la firma ropa a los perfiles con más seguidores en redes? No es ningún secreto que estas mujeres reciben numerosos productos, tanto de ropa como de belleza, para promocionarlos en sus perfiles. De hecho, es su trabajo. Si bien en el caso de Zara nunca se ha sabido con certeza si hay una estrategia publicitaria detrás o es mera casualidad, mientras que otras de sus marcas hermanas, como Pull&Bear, Oysho o Bershka sí regalan ropa a las más seguidas.

Una de las características principales de Zara es que no hace publicidad. En los medios jamás se ha visto un anuncio de la marca, pues siempre se ha basado en el boca a boca de sus clientes para atraer a más público a sus tiendas. Pero la irrupción de las redes sociales ha cambiado las reglas de juego, pues ahora todas las firmas se vuelcan en estos canales para tener presencia. ¿Y cómo lo hace esta enseña?

Al contrario que la mayor parte de firmas de moda, Zara se mantiene firme y no regala a las influencers ropa. Tampoco les paga por llevarla. Esa es la política de esta marca que quiere que quien vista sus prendas lo haga porque le gustan y porque se siente identificado con ellas. Así, cada una de las personas que compra en sus tiendas se convierte en su mejor embajador. Por lo tanto, todas esas prendas que vemos a las influencers y personajes relevantes son compradas por ellas mismas. El hecho de que sean perfiles tan seguidos y prescriptores de moda hace que lleven antes que nadie las novedades de la marca, sobre todo porque en eso consiste su trabajo, en anticiparse a las tendencias.

El grupo de elegidas

No obstante, Zara también utiliza sus técnicas para que veamos más sus prendas y, sobre todo, para que compartan sitio con algunas de las mejores firmas de lujo del mundo. Porque desde hace un par de años, su objetivo es pasar del 'low cost' al segmento más premium. No solo mediante una subida de precios que ya se puede apreciar en las tiendas -ha tenido abrigos de cerca de 300 euros en sus perchas-, sino también a través de la creación pura de moda. 

Zara cada vez es más 'trendy' y apuesta por combinar los básicos de siempre con prendas más arriesgadas y diseños complejos, lo que supone la creación de moda. Por ello, le interesa que ciertos perfiles de mujeres, reconocidas internacionalmente por marcar tendencia, luzcan sus prendas. Así, cuenta con 'showrooms' en las principales capitales del mundo -Madrid, Milán, Londres, Nueva York, Pekín...- donde presta ropa a algunas de estas influencers, pero siempre con vuelta.

Y no tienen porqué ser las que tienen más seguidores, sino las que realmente encarnan el espíritu Zara. Por ejemplo, se trata de algunas como las afortunadas a las que la cuenta de la firma en Instagram sigue, como la francesa Caroline de de Maigret, un referente de estilo mundial y cuya creatividad ha marcado pauta en el sector de la moda. El resto de perfiles a los que sigue son de este tipo, más inspiracionales y artísticos, y todos internacionales, no sigue a ninguna española.

Ver esta publicación en Instagram

Skills @asiatypek

Una publicación compartida de Monica de La Villardière (@monicaainleydlv) el

Ver esta publicación en Instagram

Basic me

Una publicación compartida de Caroline de Maigret 🇫🇷 (@carolinedemaigret) el

Dicho esto, estas son ocasiones contadas. Las colaboraciones de Zara son muy pocas y bien elegidas. Su objetivo no es saturar las redes regalando ropa; si lo hace, que sea por sus propios méritos. De hecho, la marca centra todos sus esfuerzos de marketing digital en su web, que se ha convertido en su principal referente y en un vicio para muchas personas.

Gracias a la elevada rotación de sus prendas y a que las colecciones son limitadas, ha convertido su 'ecommerce' en sitio de peregrinación de multitud de fans de la marca y amantes de la moda, que pasan por allí cada semana para pescar las últimas novedades -renueva stock semanalmente-. Así, su objetivo es hacer cada día su web más atractiva y sencilla para los millones de clientes que tiene en todo el mundo. De hecho, no para de reforzarla y acaba de fichar al marido de Marta Ortega, Carlos Torretta, para seguir mejorando la comunicación digital.

Así, el poderío de Zara no necesita de regalos ni acuerdos con las todopoderosas influencers. Si ha logrado facturar más de 18.000 millones al año y tener más de 2.000 tiendas en todo el mundo no ha sido a través de un gran desembolso publicitario, sino de ofrecer las últimas tendencias a precios asequibles aptos para la mayoría de bolsillos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING