Domingo, 16.06.2019 - 01:14 h
Su crisis de imagen, un problema económico y social

La maldición de RTVE: los políticos bloquean una marca de éxito a lo BBC

Unos medios públicos de calidad e independientes aumentarían la cohesión social, fortalecerían las instituciones e impulsarían el tejido económico.

canon


Los españoles están en la lista de los europeos que confían más en los medios privados (64%) que en los públicos (57%), según una encuesta del Centro de Investigación Pew Research realizada en ocho naciones de Europa Occidental. Solo el 13% de los espectadores españoles tiene como primera opción informativa a RTVE, muy lejos del 48% de los británicos, que nombran a la BBC como su principal fuente de noticias. Lo mismo hacen el 39% de los suecos con su SVT o el 37% de los adultos holandeses con NPO. Sirvan estos datos para demostrar el desprestigio de los medios públicos en España, politizados desde hace años, acusados de falta de neutralidad. Menos de la mitad de los españoles (45%) cree en ellos.

Ante este panorama ¿qué proyecto hay que poner encima de la mesa para cambiarlo después del espectáculo de estas semanas? Los expertos consultados consideran que los medios públicos pueden ser un elemento de cohesión para el país, abrir las puertas de la Administración si cumplen su función pública, ser un motor económico y cultural y un valor de conexión educativa. Para ello necesitan una dirección ágil, horizontal, que promueva el debate y un Consejo Audiviosual independiente y profesional. Un mandato de no más de doce años que no coincida con procesos electorales, y un equipo al frente que sepa gestionar, además de comunicación. 

"Es vital promover el papel de los Consejos Informativos en las televisiones públicas, que deben tener capacidad para nombrar o refrendar a los editores de los programas informativos y al propio Jefe de Informativos, que no puede ser nombrado por el gobierno de turno", destaca Javier Marzal Felici, catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad, Universitat Jaume I y subdirector del Laboratorio de Comunicación (LABCOM) de esta universidad. El experto, autor de libros como 'La crisis de la televisión pública' o 'Las televisiones públicas autonómicas del siglo XXI. Nuevos escenarios tras el cierre de RTVV'  apuesta por un canon como en otros países de Europa. "Es una forma de tomar conciencia de que lo que se ve tiene un coste".

canon

El canon medio en Europa es de 135,2 euros por hogar. El coste por habitante en la UE fue de 65,7 euros en 2016. En España: 43,8. Pero en nuestro país se financian con los presupuestos generales del Estado y otro tipo de impuestos. Marta Rodríguez-Castro, investigadora de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y coatura del informe 'La Europa de dos velocidades reflejada en la financiación del servicio audiovisual público'  no cree que estemos preparados para pagar, pero considera necesario "recuperar la imagen de una marca dañada en su reputación". Y considera que quitar la publicidad pudo no ser un error, pero duda de que se hiciera por independencia y no por las presiones de las privadas.

LA NUEVA RTVE

Las claves para recuperar un prestigio perdido

CUMPLIR EL CÓDIGO DE BUENAS PRÁCTICAS
La ausencia o incumplimiento de códigos de buenas prácticas y a la falta de un modelo de gobernanza basado en la transparencia y la rendición de cuentas a la sociedad es un lastre con el que hay que acabar.
EXTERNALIZAR, SÍ, PRECARIZAR, NO
Bien gestionada, la producción externalizada sirve para crear tejido productivo y agilizar la producción, siempre que haya libre competencia, unas reglas del juego conocidas por todos y los costes sean razonables, eso sí evitando precarizar el empleo en el sector privado.
CAPTAR AL PÚBLICO JOVEN
Un 60% de los jóvenes (menores de 30 años) nunca leen periódicos ni escuchan radio o televisión (ni públicas, ni privadas), sólo están informados a través de las redes sociales (facebook, twitter, instagram, whatsapp, etc.). El diagnóstico es devastador. Varias directrices de la Unión Europea vienen advirtiendo de la necesidad de mejorar el conocimiento sobre el mundo de la comunicación en los niveles educativos no universitarios, desde la propia educación infantil.
CREAR CONSEJOS AUDIOVISUALES A NIVEL ESTATAL Y AUTONÓMICO
Alemania, donde tiene 14 Consejos Audiovisuales). España es el único país del mundo desarrollado que no cuenta con Consejos Audiovisuales (estatal y autonómicos).​

ASÍ DEBERÍA SER EL NUEVO PRESIDENTE DE RTVE 

GESTOR, EXPERTO Y DE LA CASA
Dirigir un ente con los trabajadores y recursos de los medios públicos requiere un experto en gestión pública, conocer de los medios y a ser posible que sepa lo que es RTVE.
TRANSPARENTE Y ALEJADO DE LA POLÍTICA
Recuperar la imagen de marca de RTVE es vital. No se logrará si se atisba dedazo y amiguismo en el nombramiento. Hay que poner encima de la mesa un proyecto para una televisión para el SXXI donde Netflix y HBO están captando a los jóvenes.

No es de la misma opinión Felici. "Quitar la publicidad de RTVE fue un error que le otorgó todo el pastel publicitario a un duopolio". UGT en su Plan Estratégico para RTVE pide un mínimo de 1.200 millones de euros de presupuesto que RTVE anual (actualmente tiene 974 millones) y sí, desea publicidad de hasta 5 minutos por hora aunque no la quiere entre las 21:00 y las 6:00 horas. No será dinero tirado si fomenta y proyecta una industria cultural. Solo hace falta ver la BBC, donde 150.000 británicos salieron a la calle cuando el Gobierno conservador quiso recortarla. El mundo entero, se puso en pie. La BBC es un símbolo de Gran Bretaña. ¿Cuánto vale esa marca? "Es incalculable y todo un espejo de lo que es cada país, ahora RTVE se asocia a la politización y a la corrupción. Hay que cambiarlo", señala Rodríguez-Castro.

No solo eso. La innovación audiovisual debe ser impulsada por los medios públicos. Concepción Carmen Cascajosa, consejera de RTVE elegida esta semana en el Congreso recuerda que "la BBC tiene un departamento de Future Media. Deben ser la vanguardia y asumir riesgos". Coincide con ella Felici, que destaca en este sentido el canal multimedia de RTVE, "desconocido porque no se promociona, pero la apuesta por el transmedia es fundamental, además, para captar al público joven que se va a otras plataformas". El experto va más allá y destaca que los medios públicos pueden ser un valor añadido para el país, "si tienen credibilidad, rigor e influencia por cada euro invertido reportan tres. A nivel industrial, de imagen de marca país, son fundamentales, un acicate para la industria cultural. En Valencia la nueva televisión pública ya ha creado 2.000 puestos de trabajo fuera del ente". Coincide Rodríguez-Castro, que cree que unos medios públicos fuertes "crean un tejido industrial de pequeñas pymes y productoras culturales imprescindibles".

Los medios públicos, vitales para fortalecer las instituciones

No los valorarán, pero entre el 59% y el 61% de los españoles coincide en que estos medios son vitales para el funcionamiento de la sociedad. "Los medios públicos son más que información, y no se debe olvidar la importancia de otros géneros como el entretenimiento, la ficción y la programación educativa e infantil, sus valores y lo que suponen como espejo de la sociedad. Por otro lado, en un contexto cada vez más globalizado, deben ser un elemento de promoción de la identidad propia, no sólo a nivel de lengua, sino también en formas culturales, pero con la mirada puesta en los cambios sociales y en la diversidad, deben ser un mecanismo de igualdad, tanto en representación de la realidad como a nivel profesional y un mecanismo de acceso, apostando por los jóvenes y aquellos grupos con impedimentos para trabajar en la profesión.", destaca Cascajosa.

Eso si la política no se mete en medio. "La ley del PP con un concurso público con currículo y proyecto es buena, aunque había que acabar con lo que había. Los medios públicos son muy importantes para aumentar la confianza en la democracia y las instituciones, son un pilar", destaca Felici. El problema como siempre es la ideología. Y no solo en los partidos. España es la excepción en Europa en cuanto al impacto de esta a la hora de confiar en la televisión pública: Si en otros países del Europa son las corrientes populistas las que menos confían en la televisión pública en nuestro país lo que más influye es la ideología. El 74% de los adultos alineados a la derecha en España confía en TVE en comparación con el 32% de los adultos alineados a la izquierda, una diferencia de 42 puntos. La encuesta se realizó gobernando el PP. 

Nada es casual. "Unos medios públicos de calidad son un antídoto muy efectivo contra los populismos y la xenofobia, cuyo origen procede de un clima de enorme pobreza intelectual, económica y social", explica Felici. Por eso es un peligro 'okuparlos'. Tiene efectos secundarios.

eL BREXIT IMPACTARÁ EN LA INDUSTRIA AUDIOVISUAL EN GRAN BRETAÑA

La Europa de dos velocidades, también en la televisión

El espejo de que a más desarrollo mejor televisión lo demuestra la Europa de las dos velocidades en cuanto a apuesta por lo público. Los países del Sur son más escépticos que los países del Norte de Europa porque los medios públicos han sido más utilizados como un arma de poder más interesado en la propaganda. No es una broma económicamente hablando. Ya hay informes que certifican el impacto económico que tendrá el Brexit en la industria de Gran Bretaña en este apartado. El Reino Unido ocupa el cuarto lugar en términos de cantidad de horas de ficción televisiva producidas con un fuerte potencial de exportación. Y eso es mucho dinero.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios