Análisis de Cofares

El 80% de los españoles no sustituye la mascarilla tras exceder el tiempo de uso

La Generación X (36-55 años) es la menos acostumbrada a las medidas de Sanidad implementadas para la prevención del virus, a diferencia de los jóvenes de entre 18 y 25 años que adoptan mejor las normas. 

Mascarilla KN-95
El 80% de españoles no sustituye la mascarilla tras exceder el tiempo de uso
Canva

Las medidas de seguridad que se han implementado desde los inicios de la pandemia han ido modificándose con el transcurso del tiempo, pero una que se ha convertido en un elemento imprescindible en nuestro día a día es la mascarilla. Dependiendo del tipo que se utilice (tela, quirúrgicas, FFP) la vida útil que tienen, pero el cambio o lavado de ellas es algo inevitable. Pero, ¿qué tan seguido se cambian la mascarilla los españoles? Casi el 80% admite que no la sustituye tras exceder su tiempo de uso.

Una encuesta de Tendencias Cofares sobre los hábitos de protección frente a la Covid-19, revela que el 82,5% está consciente de las horas de recambio, demostrando así un conocimiento alto de su uso, siendo un 87% mujeres y un 78% hombres.

A pesar del conocimiento teórico sobre el tiempo de reemplazo de la mascarilla, prácticamente el mismo porcentaje (79,8%) reconoce tener olvidos de su cambio, siendo de nuevo los hombres quienes más los experimentan. En términos generales, el Ministerio de Consumo determina que, para garantizar su eficacia y por tanto la protección frente a la Covid-19, las mascarillas deben reemplazarse cada cuatro horas.

Respecto al establecimiento donde se adquieren las mascarillas, el 83,8% de los españoles considera que la farmacia es el lugar más seguro y que más garantías ofrece. El supermercado queda como segunda opción, con un 9%, y las plataformas online como tercera, con un 7,2%. En lo que respecta al ámbito laboral, se detecta un uso estricto de la mascarilla durante toda la jornada.

En concreto, así lo hace un 71%, mientras que el 17% no la usa en su puesto por cumplirse las medidas de distanciamiento. Los españoles se han adaptado bien a la utilización de la mascarilla, ya que el 67% asegura no haber tenido ningún problema o haberse adaptado más rápido de lo que esperaba.

En este punto, las mujeres (39,8%) reconocen en mayor medida que los hombres (26,6%) que su uso les sigue resultando incómodo y no se adaptan a llevarlas. Por rango de edad, son las generaciones más jóvenes las que se han adaptado más rápido al uso de la mascarilla o no han tenido problemas para ello. Así lo asegura el 74,2% de los encuestados de la Generación Z (18-25 años), el 67,3% de los Millennials (26-35 años), el 60,7% de la Generación X (36-55 años) y el 65% de los Boomers (más de 55 años).

Este análisis de Tendencias Cofares ha evaluado también las preferencias de los españoles en cuanto a la higiene de manos. El 75% de los encuestados prefiere utilizar agua y jabón antes que gel hidroalcohólico. Además, no ha habido grandes cambios en la frecuencia de toma de temperatura a raíz de la pandemia.

A nivel global, el 53% afirma no tomarse más la temperatura y de nuevo son los más jóvenes quienes se muestran más sensibles al respecto. Son los encuestados de la Generación Z (61%) y los Millennials (59%) los que más han incrementado la frecuencia de toma de temperatura, frente al grupo de la Generación X (40%) y los Boomers (26%). 

Mostrar comentarios