Nuevas competencias para el Ministerio de Economía

Calviño retoma el plan Nadal para restar poder a la CNMC en telecomunicaciones

El Ministerio de Economía avanza su intención de asumir la gestión de los registros de operadores y numeración, y de la tasas de telecomunicaciones

Nadia Calviño y Román Escolano
La ministra de Economía Nadia Calviño, recibe la cartera de su antecesor en el cargo Román Escolano, durante la ceremonia de traspaso de cartera / EFE

La ministra de Economía, Nadia Calviño, está decidida a recuperar el control sobre toda una serie de competencias en materia de telecomunicaciones que hoy ejerce la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) pero que la ley atribuye de forma expresa a su Ministerio, y así lo ha dejado claro en el Real Decreto que define el nuevo perímetro competencial del Ministerio y que se ha publicado este sábado en el BOE.

El texto concreta la intención del Ejecutivo de recuperar las atribuciones sobre la gestión de los registros de operadores de telecomunicaciones y de numeración, y sobre la liquidación de las tasas a los operadores que en la actualidad ejerce el organismo supervisor de la competencia. 

Este interés no es nuevo. El ex ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, maniobró hace apenas unos meses, en octubre de 2017, para arrebatar estas atribuciones y otras algo más controvertidas en materia energética a la CNMC y situarlas baja su supervisión. El movimiento desencadenó una airada reacción del órgano de competencia que amenazó incluso con ir a los tribunales para defender su ámbito competencial, aunque más por los asuntos relacionados con la energía.

La ministra de Transición Energética y Medio Ambiente, Teresa Ribera, ya mostró su disposición a resolver el problema con la CNMC a cuenta de las competencias en materia de energía.

Regreso al marco legal

En realidad, el movimiento del Ministerio de Economía trata de dar cumplimiento a la Ley General de Telecomunicaciones que, en su día, atribuyó estas competencias al Ministerio de Industria - hoy están integradas en la estructura del Ministerio de Economía a través de la Secretaría de Estado de Sociedad de la Información y Agenda Digital de Francisco Polo -, pero que las ubicó de forma transitoria en la CNMC en tanto la Administración del Estado no contara con los recursos materiales y humanos necesarios para ejercer estas funciones.

De hecho, el decreto que establece la recuperación de esas competencia prevé también la integración en el Ministerio de Economía de personal y medios hoy ubicados en la CNMC "para el ejercicio efectivo de funcionarios en materia de telecomunicaciones".

El trasvase no resultará sencillo. La Información ya publicó en su día las reservas de los sindicatos respecto al traspaso de competencias que pretendía el Gobierno del PP y que, advertían, supondría un relevante debilitamiento de la plantilla del organismo que podría llegar a perder hasta el 20% de sus efectivos, agregando en este caso los trabajadores asignados tanto a las tareas de telecomunicaciones como de energía que Álvaro Nadal pretendía asumir y cuya traspaso no llegó a concretarse.

Registro y cobro de tasas

De concretarse, Economía asumiría, por ejemplo, la gestión del Registro de Operadores, el censo donde tienen la obligación de darse de alta todas las empresas interesadas en la explotación de redes de telecomunicaciones y en la prestación de este tipo de servicios; y en el que se recogen todas las modificaciones de información, propiedad, cese de actividad o prórroga de la misma, que debe certificarse registralmente cada tres años.

También pasaría a controlar las autorizaciones de actividad, uso de los recursos públicos y acceso a la numeración de los operadores, es decir, la asignación de números a los actores del mercado para la realización de los servicios que quieran realizar.

El otro gran ámbito competencial que pasaría de la CNMC al Ministerio de Economía sería la gestión, liquidación y control del pago de la tasas de telecomunicaciones, los pagos obligatorios que tienen que sustanciar todos los operadores de telecomunicaciones para sufragar los gastos derivados del control público de sus actividades. 

Éstas tasas son la Tasa General de Operadores, que se liquida a partir de los ingresos brutos anuales de cada operador y que permite tener un control regular sobre los mismos; la Tasa de Numeración y la Tasa de Telecomunicaciones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios