"No volví a jugar nunca más", explica

Euromillones: el hombre que ganó 190 millones y nunca pudo recibir el dinero

El premio de Aníbal Moreira, un apostante portugués del Euromillones, se vio truncado por un error de la televisión que retransmitía el sorteo.

Aníbal Moreira es uno de los apostantes del Euromillones con más mala suerte.
Aníbal Moreira es uno de los apostantes del Euromillones con más mala suerte.
Canva.

Un error garrafal de la televisión portuguesa TVI convirtió a Aníbal Moreira, un habitante de la región norteña de Trofa, en un apostante del Euromillones conocido en todo el país por su mala suerte. El resultado del sorteo mostrado por la televisión indicaba que era el ganador del bote del Euromillones de 190 millones de euros del sorteo del 20 de julio de 2012, pero todo se fue al traste en apenas dos minutos.

Mientras Moreira ya pensaba en qué invertir la suculenta suma de dinero que el Euromillones le iba a dar, la TVI reconoció que había cometido un error con el resultado mostrado, descartando el anterior y dando a conocer las verdaderas cifras del sorteo del Euromillones que Moreira pensaba que había ganado.

"Vi la televisión y me di cuenta de que había ganado el primer premio, pero pasados dos minutos dijeron que habían cometido un error. Mostraron en televisión un resultado incorrecto, probablemente el de la semana anterior", explica el portugués en declaraciones al podcast Código Postal del diario 'Observador'.

Efectivamente, eso fue lo que sucedió. El sorteo no se retransmite en directo. Es una grabación que tiene lugar en Francia y que se envía a las televisiones. En el caso de TVI, se equivocaron a la hora de elegir la grabación que iban a emitir, provocando la confusión en Aníbal Moreira.

Este había jugado los mismos números que habían salido vencedores en el sorteo de la semana anterior porque "no era la primera vez que se repetían combinaciones ganadoras", pero tras dos minutos de júbilo, la desilusión le invadió. "No jugué nunca mas. Para mí ese juego acabó", añade.

La indemnización por el error en el sorteo

En Portugal hubo otro caso similar en 2016, en el que la televisión SIC difundió un resultado del Euromillones erróneo, provocando el éxtasis y la posterior depresión de un apostante que se creyó millonario durante 17 minutos. Este sufrió depresión y problemas médicos tras el error, por lo que denunció al canal de televisión y obtuvo una indemnización de 7.500 euros.

Aníbal Moreira, por su parte, habló con un familiar que es abogado para explorar la posibilidad de interponer una denuncia, pero este le frenó los pies. "Me dijo que podríamos ir a juicio pero que la TVI tenía todas las de ganar al contar con cinco o seis abogados. Además, no me dio ninguna depresión ni sufrí ningún problema médico a pesar del error en el sorteo del Euromillones", concluye.

Mostrar comentarios