Sorteo este viernes

Dónde y cómo invertir el Euromillones si te ha tocado el bote de los 190 millones

Con el escenario actual de los mercados, la deuda sin rentabilidad, los depósitos en negativo, las bolsas agitas... ¿Qué harías con el Euromillones?

Lluvia de dividendos en la bolsa española.
¿Dónde invertir cuando eres millonario? / L. I.

Este viernes se celebra uno de los sorteos de lotería en España con más dinero en juego: hasta 190 millones de euros para el afortunado que dé con la combinación de cinco números y dos estrellas que resulte ganadora. El pasado martes ya hubo tres acertantes de segunda categoría (ninguno de ellos en nuestro país) que van a cobrar cada uno algo más de 5 millones de euros cada. Pero... ¿Y si ahora le toca a usted? Cómo y dónde invertir una cantidad millonaria en un momento de incertidumbre como el actual con los vaivenes en las bolsas, los depósitos ofreciendo rentabilidades irrisorias y buena parte de la deuda en negativo.

En La Información hemos pedido consejo a los expertos como José María Luna, de Luna-Sevilla asesores patrimoniales y a Pablo Martínez Bernal, responsable de relación con inversores de la gestora francesa Amiral Gestión.

1. Planificar es de sabios
Darse un tiempo y asesorarse puede evitar decisiones irracionales... y más de un disgusto
Evita decisiones irracionales al invertir

Para evitar tomar decisiones en caliente, los expertos consultados por La Información recomiendan no tocar el dinero del premio en un plazo de tiempo que puede ser incluso de un mes. Evitar ponerse nervioso (en la medida de lo posible), tratar de no hacer compras compulsivas y de no salirnos de nuestro cauce habitual de gastos. Se trata de que las decisiones que tomemos en nuestra nueva situación sean lo menos irracionales posible. Así, apuestan por buscar asesoramiento financiero, pero también por formarse e informarse. "Hay estudios que demuestran que es muy habitual que la gente malgaste o pierda todo lo ganado en poco tiempo por ser un dinero que se ha obtenido sin esfuerzo", apuntan.

Una vez que hayamos comenzado a invertir, conviene no colocar todo el dinero de una sola vez, sino ir haciendo entradas escalonadas o aportaciones periódicas a los activos por los que nos decantemos. Esta estrategia nos permite promediar a la baja, es decir, lograr el precio medio de entrada más atractivo.

2. El 'carpe diem' está bien... pero ojo con Hacienda
A grandes cantidades, mejor pensar también en la fiscalidad (la tuya y la de tus herederos)
Planificación fiscal de las inversiones

Una vez que se haya detraído una parte del montante del premio para pagar deudas o darnos algún 'capricho', los gestores recomiendan dividir el resto teniendo en cuenta las etapas vitales: cuánto y cómo invertiremos mientras permanezcamos en activo, qué haremos a partir de la jubilación y qué pasará cuando ya no estemos. Muchas decisiones de inversión de este tipo de premios se toman sin pensar en las consecuencias fiscales que tendrán, por ejemplo, en relación a las posibles rentabilidades que obtengamos, pero también para nuestros herederos, advierten.

3. 'Ladrillo'... sí, pero con cabeza
Un inmueble bien seleccionado puede ser interesante porque permite percibir una renta
Invertir en ladrillo con cabeza

Desde hace décadas el ladrillo es una de las opciones de inversión favoritas de los españoles junto con los depósitos, si bien estos últimos están de capa caída ante el escenario de tipos de interés históricamente bajos en la zona euro. José María Luna apunta a que uno o varios inmuebles "bien seleccionados" pueden ser una buena opción para destinar parte del dinero obtenido, sobre todo con la idea de que nos permita ir percibiendo una renta. Y no solo hay que pensar en viviendas, sino también en oficinas, locales comerciales y plazas de garaje (con una demanda muy alta, buenos retornos en relación a lo invertido y un gasto de mantenimiento nulo o escaso).

4. Diversificar, diversificar y diversificar
Los expertos apuestan por fondos de inversión ajustados a nuestro perfil de riesgo y edad
La importancia de diversificar la inversión

A la hora de invertir una cantidad tan jugosa como la del bote del Euromillones los gestores inciden en la importancia de no poner todos los huevos en la misma cesta. Así, ven interesante la opción de los fondos de inversión, porque permiten una diversificación muy grande y cubren del peligro de exposición a un único activo; y porque podemos ajustarlos a nuestro perfil de riesgo, a nuestra edad o a las circunstancias del mercado. Martínez Bernal incide en que en un momento como el actual, en el que nos encontramos en la fase final del ciclo tras años de fuertes subidas (el Ibex con dividendos cotiza en zona de máximos) "habría que ser cauteloso con la exposición a bolsa".

Apuesta así por un enfoque "prudente" que destine a renta variable en torno al 30% de su exposición total. Desde su punto de vista habría que apostar por fondos que estén muy diversificados geográficamente. Considera que el mercado americano "está caro" y ve en Asia opciones atractivas en términos de valoración, con oportunidades en Japón, Corea del Sur o Hong Kong. Además, cree que sería interesante entrar en compañías que tengan poca deuda por si la situación económica se complica.

5. Imitar a las grandes fortunas
Los fondos de capital riesgo o 'private equity' son una opción para cantidades elevadas
La opción de los fondos de capital riesgo (private equity)

Cuando hablamos de cantidades tan elevadas como los 190 millones de euros que nos ocupan, los expertos consultados apuntan también a la posibilidad de invertir una parte del dinero obtenido en fondos de capital riesgo o 'private equity'. Estos fondos están gestionados por inversores profesionales que invierten los recursos en financiar de forma temporal a pymes y empresas innovadoras.

Pasado un tiempo venden esa participación para obtener un beneficio. Hay que tener en cuenta que se trata de inversiones que no son líquidas y cuyo plazo temporal es largo (alrededor de 10 años).  Estos dos no son sus únicos riesgos, puesto que el objeto de inversión del private equity son compañías que no cotizan en bolsa, lo que hace que sean menos transparentes porque no están obligadas a facilitar información de forma periódica al supervisor. Además, estos productos tampoco están sometidos a las leyes de protección del inversor que sí afectan a un fondo tradicional.  

La opción de los seguros
Con productos que permiten rebajar la carga fiscal tanto actual, como de cara al futuro
El euro pierde un 7% de su valor en un año por el frenazo económico

Se trata de productos que permiten al inversor rebajar la carga fiscal tanto actual, como futura, a la vez que puede asegurarse una renta vitalicia, explican los expertos, que también los consideran una inversión interesante en una coyuntura como la actual.

En el caso del plan de pensiones, por ejemplo, el ahorro que se realiza por la vía de las aportaciones periódicas (con el tope de 8.000 euros anuales o el 30% de las rentas netas del trabajo) es deducible en su totalidad en la declaración de la renta.

Existen otras fórmulas como los 'unit linked' o fondos de seguros diversificados, que conllevan un mayor riesgo, y permiten invertir en una cesta de fondos, acciones o bonos que están ligados a un seguro de vida. El comprador asume el riesgo, destina una parte de la inversión al pago de la prima, pero la mayor parte del capital se invierte en una cesta de productos que el inversor puede ir cambiando.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios