Domingo, 19.01.2020 - 15:10 h
Foro sobre 'El Potencial de la Fotovoltaica en el Entorno Rural'

La fotovoltaica, una gran oportunidad para la agricultura... y la 'España vacía'

El sector primario es el que más ha innovado en cuestiones energéticas y el que mejor preparado está para la transición ecológica en ciernes.

La energía fotovoltaica en el ámbito rural
La energía fotovoltaica en el ámbito rural. / L.I.

El futuro energético será renovable o no será. Todos los países del mundo trabajan para convertir sus sistemas energéticos en sostenibles y menos contaminantes, el función del Acuerdo de París, en vigor desde el año 2016. Por lo tanto, se buscan formas de abastecer a la población de una manera que no tenga impacto -o al menos no tanto- en el medio ambiente, y para ello las energías procedentes de fuentes limpias son indispensables. Y, por suerte, en España contamos con una que es, ahora mismo, la más barata: la solar. Esta energía va a ser determinante en el futuro de nuestro país, sobre todo en el sector agrícola, tal y como quedó claro en el Foro 'El Potencial de la Fotovoltaica en el Entorno Rural: Autoconsumo y Desarrollos Sociales' de la Información y Anpier (Asociación de Productores de Energía Fotovoltaica).

Francisco Pérez, de Anpier
Francisco Pérez, de Anpier. / José González

En el encuentro participaron, Joan Herrera, Director general del Instituto para Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Miguel Blanco, secretario general de de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Francisco Pérez, de Anpier, Santiago Martínez, presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam) y Juan José Gil, portavoz de Plataforma Pymes, los cuales debatieron acerca del impacto que va a tener el Real Decreto aprobado por el Gobierno el pasado año que elimina el llamado 'impuesto al sol' y favorecía el autoconsumo fotovoltaico en los hogares, en las empresas y, por supuesto, en el entorno rural.

Francisco Pérez, de Anpier, aseguró que la fotovoltaica va a hacer más competitivo al sector agrícola por la reducción de los costes. "Ahora mismo ya es un sector puntero, pero si podemos aprovechar la fotovoltaica, seremos aún más competitivos", recalcó. En cuanto al regadío, uno de los temas claves del encuentro, señaló que el uso de la fotovoltaica en este aspecto debe optimizarse con la digitalización. "Es importante que todo vaya de la mano, porque se abren oportunidades que no debemos desaprovechar, pues ya hemos malgastado más de un lustro", afirmó.

Joan Herrera
Joan Herrera, Director general del Instituto para Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). / Jose González

En España, el sector primario o agrario es básico -supone alrededor del 10% del Producto Interior Bruto (PIB)-, y donde más potencial tiene ahora mismo la energía fotovoltaica, según el secretario general de COAG. Blanco cree que no solo es indispensable para asegurar el futuro de la población, sino porque por él pasa la lucha contra el cambio climático, adoptando para ello las energías renovables en la producción. "Somos los que vamos a estar más afectados", señaló durante el Foro, de ahí la importancia de que la transición energética sea total en este sector. 

"Eso sí, no vale cualquier modelo agrario", avisó, poniendo especial relevancia al coste de la producción. Ahora mismo, la energía es una de las partidas mayores de esos costes, sobre todo en el regadío, que se lleva el 30% del total. "Hemos soportado aumentos de costes por parte de las eléctricas de más del 100%, por eso es fundamental la transición energética. Apostamos claramente por la fotovoltaica porque podría reducir esos costes entre un 20% y un 30%", recalcó. Además, recordó que actualmente el término de potencia que usan los agricultores lo deben contratar por un periodo de 12 meses, "cuando el regadío se produce solo durante cuatro o cinco", de ahí que exija un modelo más flexible que permita adaptar la potencia a sus necesidades. 

Por su parte, Joan Herrera, comenzó dando un dato demoledor: en 2017, solo en la región de Bruselas -que no se caracteriza por ser muy soleada- se instaló más fotovoltaica que en toda España, cuando somos el país con más horas de sol al año de Europa. Para el director de IDAE, la transición energética debe ser el pilar del nuevo modelo económico, con la fotovoltaica como principal, pues ahora es "la tecnología más barata para producir un kilowatio de energía". Como señaló Herrera, en España tenemos la ventaja de contar con sol y además, territorio. 

Miguel Blanco
Miguel Blanco, secretario general de de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). / José González

Esto supone una oportunidad para lo que llamó "la España vaciada", pues si esta energía llega al ámbito rural podrá generar puestos de trabajo y mayor riqueza en las zonas despobladas. "Pero para ello hay que garantizar que los ciudadanos puede acceder a las subastas de energía, algo que se hace ya en países como Dinamarca, es clave", recalcó. En cuanto al tema del regadío, Herrera cree que debe acompañarse de "una política sensata", es decir, que no se produzca tal bajada de costes que se produzca una sobreexplotación de los acuíferos. Además, considera que se debe fomentar el "autoconsumo compartido", que abarate costes y sea una aliciente para la gente a quedarse en los pueblos. 

Por otro lado, apostó por incorporar a la energía solar la eólica donde haya viento y también la biomasa, "para convertir en energía térmica los excedentes de la poda". "El Real Decreto debe llevar un modelo dinámico al autoconsumo, que permita que terceros puedan aprovechar los excedentes que generamos, es el mejor escenario para 'la España vaciada', no hay otra oportunidad como ésta", indicó.

"Falta cultura  fotovoltaica en España"

Juan José Gil aprovechó su intervención para destacar la "falta de cultura fotovoltaica" de la que adolece España. "Sorprende que siendo el primer productor de sol de Europa seamos de los últimos en fotovoltaica, pues, por ejemplo, solo generamos una décima parte que Alemania o un quinto respecto a Reino Unido", indicó. Por ello, cree es necesario potenciarla porque ahora mismo es rentable, aunque "debe darse un impulso para las pequeñas y medianas empresas la aprovechen". Pero lo más importante, en su opinión, es que haya una cultura, "porque si no se está desaprovechando energía".

Santiago Martínez
Santiago Martínez, presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam). / José González

Por parte de Fecoam, su presidente espera que "no nos estén engañando de nuevo y este Real Decreto sea realidad". Como indicó, el sector agrario ya está apostando por este cambio energético, pero piensa que el objetivo es conseguir que las comunidades de regantes y productores sean autosuficientes. Además, aseguró que la tecnología ya está aplicada en buena parte del sector, "porque nadie, excepto el sector médico, ha innovado tanto en estos aspectos como la agricultura".

¿Ayudas sí o no?

Uno de los temas de debate que surgió en el foro fue acerca de si el Gobierno debe dar ayudas para promover la fotovoltaica en estos entornos rurales y agrícolas. Según Joan Herrera, "no hacen falta", sino que se cree un marco normativo "adecuado". "Lo que tenemos que hacer es sumar la instalación de renovables con la digitalización", insistió el director de IDAE.

Si bien la opinión de Anpier es que, actualmente, se puede producir energía renovable sin ayudas gracias a "los pioneros, las 60.000 familias que invirtieron hace más de 10 años cuando era muy caro y perdieron mucho dinero", señaló Francisco Pérez recordando lo que ocurrió en 2007 cuando el Gobierno promovió el autoconsumo y las personas que invirtieron en él acabaron obteniendo menos rentabilidad de lo que se les ofreció en un principio. Para la Asociación, la transición energética debe ser "justa" y restituir a esas 60.000 familias, algunas de las cuales acabaron perdiendo todo.

Juan José Gil, portavoz de Plataforma Pymes
Juan José Gil, portavoz de Plataforma Pymes. / José González

Por su parte, Juan José Gil considera que sí habría que dar ayudas, al igual que existen para comprar coches menos contaminantes, pues será la única forma, en su opinión, de que cambie la mentalidad de los españoles y su idea de que la fotovoltaica es cara, "porque el impuesto al sol ha hecho mucho daño".

Un hándicap que según el secretario general de COAG existe igualmente en el campo, "pues los agricultores y ganaderos creen que apostar por la fotovoltaica es meterse en un lío increíble". Además, apostó por la "socialización" de la producción, pues "están llegando empresas y están arrendando tierras, pero no creo que sea la mejor manera de gestionar el territorio". Igualmente, Miguel Blanco cree que es importante que lleguen ayudas por parte de la Política Agraria Común (PAC) "para estimular el cambio".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING