Viernes, 06.12.2019 - 11:14 h
Nuevos pasos en el Plan de Transición Energética

Ribera da un empujón al autoconsumo pero sin molestar a las grandes eléctricas

El Gobierno prevé compensaciones para las pequeña instalaciones mediante la facturación neta y permite que los representen las empresas tradicionales

Panel solar experimental
El Gobierno aprueba un decreto para impulsar  el autoconsumo. / UPTC

El sector energético en general y el eléctrico en particular es un complejo mecano. Si se toca una pieza de forma indebida o brusca se puede venir abajo. Por eso todos los Gobiernos se tientan la ropa cuando aprueban medidas que le afectan. También el de Pedro Sánchez, aunque la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha ido mucho más lejos que sus antecesores en los planes de reforma. Pero eso no quiere decir que no actúe con tiento. Por ejemplo en la promoción del autoconsumo.

Ribera eliminó el impuesto al sol y va a impulsar el desarrollo del autoconsumo mediante un decreto. Pero mide los terrenos: si no hay cambios, el decreto permitirá a las grandes empresas representar a los pequeños productores a quienes les sobre electricidad. La norma también adopta la fórmula de compensación a los autoconsumidores menos lesiva para las grandes compañías.

El nuevo decreto del Ejecutivo apuesta por compensar a los productores que tengan excedente con un sistema de compensación -facturación neta o 'net billing'- que se calculará mensualmente. El sistema es distinto al de balance neto o 'net metering', que tendría más impacto en las cuentas de las grandes compañías.

Energía consumida y producida

Básicamente, el balance neto es un esquema que permite compensar la energía consumida con la energía producida en exceso durante un determinado período de tiempo que puede ser de hasta un año. La facturación neta, sin embargo, es un esquema en el que la compensación se calcula en base a flujos de dinero, en lugar de energía. Además, la facturación neta considera un precio menor y promueve las instalaciones compartidas. El balance neto, reivindicado por las asociaciones de renovables, considera precios más elevados y apunta al consumidor individual.

Hay otro punto sensible para las empresas y Ribera lo ha tenido en cuenta. Con el nuevo decreto de autoconsumo, el Gobierno levanta el veto a las tres grandes eléctricas, Iberdrola, Endesa y Naturgy,  para representar instalaciones de renovables, cogeneración y residuos, según publicó El Periódico de la Energía. El veto o limitación lo impuso el PP en el RD 413/2014, de 6 de junio y hasta ahora no se había levantado. A partir de ahora tienen campo libre para trabajar en el mercado eléctrico también con el autoconsumo.

El director del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), Joan Herrera, ya anunció a finales de año que el impulso al autoconsumo sería muy medido. Entonces, Herrera ya explicó que el Gobierno no pensaba en balance neto porque sobredimensionaría las instalaciones y no sería eficiente. Por eso la apuesta ha sido la facturación neta.

Cuestión de escala

Herrera ponía un ejemplo: "El modelo en el que estamos pensando lo que hace es que se instale lo justo y que sea eficiente. Por ejemplo, si entre dos edificios, uno tiene una cubierta con una buena orientación y el otro no, se puedan instalar los paneles fotovoltaicos en el primero y beneficiarse ambos. Es un modelo de autoconsumo a una escala mayor y es infinitamente más eficiente."

Es un impulso que puede satisfacer a todas las partes, sin colmar las aspiraciones de ninguna, según apuntan fuentes de las asociaciones más implicadas como son Unef y Anpier. Hasta llegar al decreto, el camino ha sido largo. La norma ha pasado todos los trámites: en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y, en los últimos días, en el Consejo de Estado.

En la CNMC, salvo algunos detalles, el borrador de autoconsumo pasó con nota. El director de Energía de la comisión, Fernando Hernández, lo llegó a calificar de "prudente" y "positivo". Con la regulación del autoconsumo, España se suma al bloque de países que abordaron desde hace tiempo la actividad  y -en diferente grado- la regulación del balance neto. Entre esos países figuran Alemania, Holanda, Portugal, Grecia, Italia, Dinamarca, Japón, Australia, Estados Unidos, Canadá, México y Chile.

Para completar el "círculo virtuoso" que persigue el Gobierno en renovables queda, no obstante, el desarrollo del decreto de puntos de acceso y conexión. Los productores se quejan de que, sin esa regulación, se mantendrán las barreras en la tramitación de proyectos de autoconsumo que en España pueden durar hasta 9 meses mientras que en países como México llevan apenas semanas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING