Sábado, 20.10.2018 - 00:35 h
No tratan la aceituna negra

Tregua a la guerra comercial: EEUU y UE anuncian un acuerdo y rebajan la tensión

Trump y Juncker logran un pacto que iniciará una "nueva fase" en las relaciones comerciales en la que reducirán los aranceles en una serie de sectores

Donald Trump y Jean-Claude Juncker tras su reunión por la guerra comercial.
Tregua a la guerra comercial: EEUU y la UE logran un acuerdo y rebajan la tensión. / EFE

La guerra comercial inicia una tregua. La Unión Europea y Estados Unidos han alcanzado un acuerdo para cerrar la disputa abierta entre ambas partes e iniciar una "nueva fase" de sus relaciones comerciales en la que reducirán los aranceles en una serie de sectores. Tras aproximadamente dos horas y media de reunión, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, emitieron una declaración conjunta ante los medios de comunicación para anunciar el acuerdo. 

"Hoy es un gran día", ha celebrado el presidente norteamericano, para después afirmar que Bruselas y Washington inician una nueva etapa en sus relaciones comerciales. "Cuando fui invitado por el presidente (Trump) a la Casa Blanca tenía la intención de conseguir un acuerdo, y hoy hemos conseguido un acuerdo", ha manifestado Juncker.

Fuentes comunitarias han destacado la importancia del resultado del encuentro entre ambos líderes, al que el bloque europeo acudió con expectativas "no muy altas", pero salió con un resultado "positivo" y habiendo evitado la "guerra comercial total" que hubieran supuesto los aranceles a los automóviles y sus componentes. Han insistido, no obstante, en que este compromiso "no equivale a resucitar el TTIP", el acuerdo de libre comercio entre ambos bloques, cuyas negociaciones quedaron congeladas tras la llegada de Trump a la Casa Blanca.

El compromiso conjunto supone que no habrá aranceles adicionales mientras ambas partes se mantengan en la negociación, e incluye la voluntad de "resolver" los aranceles al acero y al aluminio impuestos por Estados Unidos, aunque no propone un calendario concreto para revisar estas medidas.

El acuerdo ha sido celebrado por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, quien ha dicho que el encuentro entre Juncker y Trump es "una buena señal" porque muestra "la disposición de discutir asuntos de comercio en un entorno multilateral". No obstante, tras la reunión del Consejo de Gobierno, Draghi ha señalado en rueda de prensa en la sede central de la entidad que "todavía es demasiado pronto para valorar el contenido del acuerdo" porque no se conoce.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha mostrado su satisfacción con este pacto en aras de evitar una escalada en el conflicto comercial entre Washington y la Unión Europea. "Tras el encuentro entre Trump y Juncker en Washington: el Gobierno federal ve con satisfacción el acuerdo sobre un enfoque constructivo del comercio. La Comisión puede seguir contando con nuestro apoyo", ha afirmado la viceportavoz de Merkel, Ulrike Demmer, en su cuenta de la red social Twitter.

La aceituna negra, fuera del debate

No obstante, la cuestión arancelaria relativa a la aceituna de mesa española no formará parte del compromiso alcanzado, ya que tiene que ver con el uso de instrumentos de defensa comercial que no se negociarán en estas discusiones, según han explicado fuentes comunitarias. "La cuestión (de las aceitunas) es de gran importancia, pero es parte de las medidas de defensa comercial", han explicado, y han recalcado que estos instrumentos "nunca se negocian" porque cada parte mantiene su autonomía para decidir cuáles aplica.

Las fuentes subrayaron, sin embargo, que las medidas son "inaceptables" y no descartan acudir a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para disputarlas una vez sean oficiales. Aunque los líderes europeos acordaron en la cumbre de junio "responder" a todas las medidas de tintes proteccionistas, las fuentes han advertido de que no pueden "considerarse de forma previa como proteccionistas". "Para ganar este caso tenemos que ir a la OMC y demostrar que han abusado y no han respetado las reglas", han matizado.

En este sentido, la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa) ha insistido a la Unión Europea que lleve a la OMC los aranceles impuestos por Estados Unidos a la aceituna de mesa negra y ha advertido de que "de aceptarlos" se estaría creando un "peligrosísimo precedente" para otros productos que reciben ayudas de la Política Agrícola Común (PAC).  "Si no lo hace, la Comisión estará aceptando las conclusiones del Departamento de Comercio de los EEUU y permitiendo que se cree un peligrosísimo precedente aplicable a cualquiera otro producto europeo que reciba apoyo de la PAC", ha explicado el secretario general de Asemesa, Antonio de Mora, quien ha recordado que recurrirá inmediatamente a los tribunales competentes de la justicia ordinaria de EEUU.

En esta línea, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha reivindicado que no "se deje fuera a la aceituna negra ni a la Sierra Sur sevillana".  Se ha pronunciado en un comentario en su perfil de Twitter, tras publicar formalmente la Comisión de Comercio Internacional de los EEUU (Usitc) su resolución definitiva en relación al impacto de las importaciones de aceituna negra de España sobre el sector productor californiano.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios