Viernes, 06.12.2019 - 01:41 h
Estará en la cumbre de Madrid

Todas las caras de Greta: idealista, actriz, contradictoria, mediática, influencer…

La 'niña' del cambio climático no escatima en polémicas y desata grandes pasiones y no pocas críticas a todo lo que hace.

Greta y sus nuevos amigos el día de su partida hacia Madrid. /@GretaThunberg
Greta y sus amigos el día de su partida hacia Madrid en catamarán. /@GretaThunberg

Joven de 15 años se convierte en líder mundial en ocho meses. Este podría ser el titular de un libro sobre Greta Thunberg, la niña sueca que empezó a protestar contra el cambio climático en Estocolmo hace más de un año y ahora es la cabeza de un movimiento mundial que sigue sus pasos como si fuera la profeta del ecologismo. Los medios de todo el mundo hablan de ella como un gurú indio que ha encontrado el método contra el envejecimiento. Pero dentro de esa fama mediática, han aparecido varias Gretas: mediática, contradictoria, influencer... He aquí sus siete caras.

Greta, la idealista. En mayo de 2018, escribió un artículo sobre el cambio climático que ganó un premio convocado por el diario sueco 'Svenska Dagbladet'. Una ONG se fijó en ella porque podría movilizar a los adolescentes en su causa. Así que Greta fue su primera abanderada. Se apostó a la salida del Parlamento sueco en agosto de 2019 para protestar contra el cambio climático. Llevaba un cartel: “Huelga escolar por el clima”. Se puede decir que ahí empezó todo porque los medios enviaron a sus periodistas, quienes convirtieron a Greta en una pequeña voz contra el cambio climático. Pero esa vocecita se hizo grande, sobre todo, cuando habló en la Conferencia Mundial por el Clima en Katowice (Polonia) en diciembre de 2018, en un perfecto inglés. Los medios de todo el mundo hicieron de catapulta de su causa idealista. Y Greta lo aprovechó: cuando tuvo que trasladarse a congresos mundiales, lo hacía en tren, para evitar los contaminantes aviones. Para cruzar el océano y llegar a la ONU en Nueva York, no usó un avión sino un catamarán. Mucha gente le ha imitado y tratan de reducir su huella de carbón. En Suecia ha aumentado el número de viajes en tren, y se ha creado una oleada internacional contra los viajes en avión. Y de ahí pasó a la carne: Greta es vegana, de modo que se rebela contra esa carne que sale de millones de animales cuyas flatulencias contaminan el planeta con gas metano, letal para la capa de ozono.

Greta, la actriz enfurruñada. En septiembre de este año, asistió a la Asamblea de Naciones Unidas en Nueva York y allí soltó un discurso contra los líderes mundiales que impresionó por su expresión facial: muy enfadada ante las cámaras, haciendo gesticulaciones grandilocuentes que parecían ensayadas, lanzó acusaciones contra los líderes mundiales en medio de lágrimas: "¿Cómo os atrevéis? Habéis robado mis sueños y mi infancia con vuestras palabras vacías. Y sin embargo, soy una afortunada. La gente sufre. La gente se está muriendo. Ecosistemas enteros se están derrumbando. Estamos en el comienzo de una extinción masiva. Y de lo único que sabéis hablar es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico eterno. ¿Cómo os atrevéis?". Para muchos, fue una sobreactuación. Para otros, solo la expresión de una autista.

Greta, la autista. "Tengo Asperger, estoy en el espectro del autismo, así que no me importan los códigos sociales", dijo en una entrevista a la CBS. En realidad, su aparente incapacidad, es su superpoder. De hecho, alguna vez ha tuiteado que ella es diferente. "Ser diferente es un superpoder". Según ella, eso le hace pensar de forma diferente. "Especialmente en una crisis tan grande como esta, necesitamos pensar diferente, necesitamos pensar fuera de nuestro sistema actual, necesitamos personas que piensen fuera de la norma y que no sean como todos los demás". El autismo, que es un padecimiento neuronal con varios grados de intensidad, se caracteriza por dificultades para la interacción social y la comunicación, como por ejemplo la aversión al contacto visual y problemas para comprender las señales no verbales. Muchos se han burlado del autismo de Greta, desde Donald Trump hasta periodistas. Pero Greta responde: "Cuando los que odian persiguen tu apariencia y diferencias, significa que no tienen a dónde ir".

Greta, la contradictoria. Una foto original en Twitter de Greta comiendo en un tren a su paso por un bosque en Dinamarca no le hacía mucho bien. Era comida vegetariana, pero los plásticos de donde ella cogía la comida no eran lo que se dice muy verdes. También se le ha criticado su campaña contra la carne, pues en algunos países, la carne es la única fuente de proteínas. Es más, en Afganistán, cientos de jóvenes celebraron un 'Viernes por el Futuro', país donde la dieta de carne es fundamental para demostrar la mejoría de las clases más modestas. Y desde luego, cuando viaja en catamarán, ¿sabe de qué está hecha la fibra de carbono? De petróleo. Y cuando recomendó a sus padres comprar un coche eléctrico, ¿sabe cuántas materias contaminantes se desechan para construir un coche eléctrico?

Greta, la estudiante que no estudia. Se ha tomado un año sabático para luchar contra el cambio climático. Sus ‘pellas’ empezaron los viernes cuando se plantaba ante el parlamento sueco con el lema "Huelga escolar por el clima". Su gesto tuvo emulación y poco a poco se sumaron más estudiantes en todo el mundo con el estandarte de 'Fridays for Future' (viernes por el futuro). Algunos de sus profesores discutieron sus ausencias de clase (¿por qué ella si, y otros no?) pero al final quien dio el permiso final fue el padre de Greta, el señor Thunberg. A lo largo de 2019, cientos de miles de jóvenes estudiantes en todo el mundo se sumaron a estos viernes, para protestar por el cambio climático. Jóvenes que hacen pellas por el futuro de la humanidad.

Greta, la mediática. Los medios de comunicación la persiguen porque los lectores quieren saber de Greta: qué hace, por dónde va, qué dice, cómo fue su pasado… La web de archivos fotográficos 'Unsplash' ofrece fotos de Greta gratis a los medios. De alta calidad, están colgadas allí por sus fans y abarcan tanto fotos de Greta como de manifestaciones por todo el mundo. Sean medios amigos o enemigos, escribir de Greta es negocio porque trae clics y visitas. 'The Times', el periódico conservador británico, ha publicado varios artículos en contra de Greta denunciando que hay mucho de manipulación detrás de los cuales están organizaciones ecologistas suecas. Pero eso no hace más que darle más fama. La gente se mata por hacerse una foto con ella y salir en los medios: Arnold Schwarzenegger, Justin Trudeau, Leonardo di Caprio… y dentro de poco, Pedro Sánchez. Greta vendrá a la Cumbre del Clima que se celebrará en Madrid a principios de diciembre.

Greta, la influencer. Tiene casi 3 millones de seguidores en Twitter, un récord conseguido en pocos meses. Además, posee 2,7 millones de seguidores en Facebook y 8,3 millones en Instagram. Su cartel de protesta, pintado por ella misma, que dice "Huelga escolar por el clima", ha servido a una empresa de diseño llamada Uno (del diseñador Tal Shub) para crear una nueva familia tipográfica que se llama Greta Grotesk. “Desde el primer momento que vi su letrero, me impresionó mucho el diseño audaz y la claridad del mensaje", decía Shub a Fast Company. "Me parecía adecuado que las letras de las poderosas palabras que iniciaron este movimiento estuvieran disponibles para todos".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING