Es uno de los grandes lastres de su economía

China anuncia que su lucha contra las empresas zombies estatales ya da frutos

Los ingresos de las empresas estatales subieron un 10,9% interanual durante los dos primeros meses de 2018.

China 'abraza' el capital y reduce los aranceles en bienes de consumo
China 'abraza' el capital y reduce la deuda de las empresas estatales.

Es uno de los grandes lastres a los que se enfrenta la economía China, decidida a liderar el mundo, pero atada a unas empresas estatales ineficientes y anegadas por el clientelismo y la corrupción. El plan es intentar hacerlas rentables, aunque por el momento reducir su deuda es el primer paso.

En este sentido, las autoridades chinas han asegurado hoy, en un claro mensaje al mundo, que la deuda de las empresas de propiedad estatal (SOE, en inglés) está "bajo control" y en "declive constante", mientras que sus beneficios en enero y febrero de este año aumentaron un 22,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

"El objetivo de las SOE en 2018 es la calidad y la eficiencia", aseveró el director de la Comisión para la Administración y la Supervisión de los Activos Estatales (SASAC), Xiao Yaqing, en una rueda de prensa en Pekín en el marco de la celebración de la Asamblea Nacional Popular (ANP), el máximo órgano legislativo chino.

En su comparecencia el mensaje que se ha querido enviar al mundo es que las empresas estatales han logrado reducir los gastos y mejorar la competitividad y la eficiencia del mercado, y que las reformas en el sector continuarán centradas en la diversificación de sus acciones. El elevado nivel de endeudamiento de estas compañías, que se han financiado de los bancos estatales a bajo coste fomentando un apalancamiento excesivo, es uno de los principales problemas de China.

Sin embargo, Xiao destacó que la deuda está "bajo control" y el nivel de endeudamiento está en "constante declive": a finales de 2017 se situó en un 66,3% de media, lo que supone una reducción de 0,4 % respecto al año anterior. Además, entre enero y febrero las SOE generaron ganancias de 206.670 millones de yuanes (unos 32.600 millones de dólares, 26.500 millones de euros), lo que supone un incremento del 22,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

Las cifras proporcionadas por Xiao también revelaron que los ingresos de las empresas estatales subieron un 10,9% interanual durante los dos primeros meses de 2018. "Continuaremos asumiendo nuestra responsabilidad en términos de regulación y evaluación", garantizó Xiao, y añadió que seguirán trabajando para reducir la deuda y los niveles de riesgo.

Para lograr una mayor calidad, las empresas buscarán nuevos mercados de crecimiento (como el C919, el primer avión de pasajeros de tamaño medio fabricado en China), reducirán el exceso de capacidad y optimizarán la gestión empresarial. Respecto a la colaboración con capital extranjero, Xiao aseguró que "siguen abiertos" y esperan que "diferentes partes, entre ellas las compañías extranjeras, participen en las reformas de las SOE".

"Podemos tener una cooperación de beneficio mutuo", añadió, y mostró su pleno convencimiento en que se mantenga el crecimiento económico de la segunda potencia económica mundial. En numerosas ocasiones los expertos han advertido de que si el Gobierno no restringe el crédito a las SOE ineficientes continuarán las conocidas "empresas zombi", que consumen recursos oficiales que el Ejecutivo quiere destinar a otros sectores económicos con más futuro.

En este sentido, una de las prioridades de las reformas de las autoridades en el sector es la optimización del capital estatal para aumentar su eficiencia, priorizando la calidad sobre la cantidad.

Ahora en portada

Comentarios