En supermercados

Las mejores tarjetas para ahorrar hasta un 13% de dinero al hacer la compra

Los supermercados se llevan una parte importante de nuestra nómina. En 2019, el gasto medio por hogar en alimentación fue de 4.286 euros, según el INE. 

Ahorrar dinero compra
Las mejores tarjetas para ahorrar hasta un 13% de dinero al hacer la compra
©️[pxel66] a través de Canva.com

Los supermercados se llevan una parte importante de nuestra nómina. En 2019, el gasto medio por hogar en alimentación fue de 4.286 euros, según el Instituto Nacional de Estadística, una cifra a la que habría que sumar el gasto en bebidas alcohólicas.

Lógicamente, el gasto final en alimentación varía en función de los alimentos escogidos para llenar la nevera, del número de miembros de la familia y del supermercado al que se acuda a comprar. Este último punto afecta especialmente. De hecho, es posible ahorrar 971 euros de media acudiendo al supermercado más barato, según un estudio de la OCU publicado en octubre del pasado año.

Cambiar de súper, llevar una lista de la compra, habituarse a las marcas blancas o ir a comprar con el estómago lleno son algunos trucos que nos ayudarán a reducir la factura del supermercado. Pagar con la tarjeta adecuada, también. De hecho, podemos ahorrar hasta un 10% en cualquier supermercado o, incluso, más en comercios concretos al pagar con tarjeta, explican fuentes del comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

Las mejores tarjetas para ahorrar en el supermercado

Las mejores tarjetas con descuentos en supermercados permiten recuperar una parte del dinero invertido en llenar la cesta de la compra, por ejemplo un 10%. Es decir, si gastamos 100 euros, nos devuelven 10 euros. No obstante, estos descuentos suelen tener un límite, por lo que antes de recurrir a ellos hay que leer la letra pequeña de las tarjetas.

La tarjeta de crédito Worten devuelve el 10% del importe gastado en tiendas de alimentación, restaurantes y gasolineras. La bonificación está limitada a un máximo de 15 euros al mes (180 euros al año) y solo se aplica durante los primeros doce meses tras la emisión. La tarjeta Mastercard de Worten no tiene cuota de emisión ni de mantenimiento y permite pagar a plazos o a fin de mes sin intereses.

Otra tarjeta que permite ahorrar en supermercados es la tarjeta de crédito WiZink Plus, concretamente un 3%. La lista de comercios en los que se puede disfrutar de la bonificación incluye Alcampo, Aldi, Carrefour, Condis, Consum, Dia, Eroski, Hipercor, Lidl o Mercadona, entre otros. Al pagar nuestras compras en cualquiera de estos comercios, WiZink nos devolverá el 3% del importe gastado con un máximo de seis euros al mes (72 euros al año). En realidad, la tarjeta no solo bonifica las compras en alimentación, sino también en ocio, viajes y moda. El cliente debe escoger dos de las cuatro categorías anteriores que serán en las que se aplique la bonificación del 3%, por lo que si quiere disfrutar de los descuentos en supermercados, deberá seleccionar alimentación.

No es la única ventaja que ofrece la tarjeta de crédito WiZink Plus. Es gratuita, los descuentos se aplican tanto si se paga a fin de mes sin intereses como a plazos y regala 30 euros de bienvenida a los clientes que la soliciten y gasten al menos 300 euros durante los tres primeros meses.

Otra oferta llamativa la protagoniza el neobanco alemán Vivid Money, recién llegado a España. Hasta el 28 de marzo devuelve el 13% del importe gastado en Carrefour con su tarjeta de débito. La entidad renueva regularmente las promociones asociadas a su programa Superventajas (durante febrero devolvía el 10% del dinero gastado en Mercadona). Para disfrutar de estas promociones es necesario abrir la cuenta e invitar a nuevos clientes a que la abran o ser apadrinado. Los padrinos podrán disfrutar de las Superventajas durante ocho semanas por cada amigo al que inviten y los apadrinados, durante cuatro. La cuenta de Vivid Money y la tarjeta de débito asociadas son gratuitas.

Los clientes habituales de Carrefour puede ahorrar un 1% de todo lo que compren en la cadena de supermercados con la tarjeta de crédito Pass, además del 1% del importe de las compras abonadas fuera de Carrefour (con limitaciones) o el 4% en estaciones de servicio Cepsa, entre otras ofertas. La compañía devuelve el dinero de las compras en forma de cheque para gastar en sus establecimientos. La Tarjeta Pass no tiene gastos de emisión ni de mantenimiento y permite pagar al momento, a fin de mes sin intereses o en cuotas mensuales.

Las tarjetas de fidelidad de los propios supermercados, aunque no siempre sirven para abonar compras, también nos pueden ayudar a ahorrar, ya que muchas veces permiten obtener descuentos en ciertos productos o acumular dinero en cheques ahorro. Así que podemos preguntar en el establecimiento al que acudamos habitualmente si dispone de alguna tarjeta de fidelización.

Mostrar comentarios