Domingo, 18.11.2018 - 07:51 h
Para que no se malinterpreten sus palabras

Montoro se niega a dar más entrevistas tras la crisis de las facturas de Cataluña

El ministro de Hacienda afirma en el pleno de Presupuestos que si ya daba pocas entrevistas ahora va a protagonizar todavía menos.

Montoro se niega a revelar en el Congreso cuál es la última película española que ha visto
Montoro se dirige a Rivera en su escaño en el Congreso / EFE

Cristóbal Montoro es un ministro acostumbrado a tirar de ironía cuando le ponen en un aprieto y este jueves volvió a demostrar que gracias a sus dotes con la oratoria es capaz de contrarrestar, al menos ante los suyos, las acusaciones de la oposición. Ocurrió en el Pleno del Congreso en el que el Gobierno consiguió salvar las enmiendas a la totalidad durante el debate que mantuvieron el ministro de Hacienda y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Ambos discutieron sobre las facturas del 1-O y la posible malversación, sobre la polémica entrevista en El Mundo y Montoro estalló anunciando que no concederá más entrevistas en los medios de comunicación, al menos por un tiempo.

Rivera encendió al titular de Hacienda acusándole de haber dado alas a los independentistas con sus palabras en la citada entrevista. “Yo no sé con qué dinero se pagaron esas urnas de los chinos del 1 de octubre, ni la manutención de Puigdemont. Pero sé que no con dinero público”, dijo Montoro en la misma, y el líder de Cs reaccionó haciendo alusión a "la batalla que se trae con el juez Llarena [que ha fijado la posible malversación en 3,4 millones] y la Guardia Civil [que en sus informes habla del supuesto delito]; "con las contradicciones lo único que hacen es reforzarles", le acusó Rivera, que añadió el adjetivo de "imprudente" dirigido al jienense.

En el turno de réplica, Montoro subió a la tribuna del Congreso y comenzó su 'pim pam pum' contra Rivera: "Usted se prodiga en los medios de comunicación; le veo todos los días: por la mañana, por la tarde, por la noche; y si no me voy a dormir temprano es capaz de aparecer en una tertulia deportiva nocturna". Y añadió: "Agradezco que me haya permitido expresarme en relación a unos titulares en prensa que allá ellos, pero no hagamos política de titulares".

Y acto seguido Montoro dio a conocer su decisión de apartarse durante un tiempo del foco mediático. "Trato de hablar poco, pero le aseguro que voy a hablar cada vez menos porque coge unas declaraciones de hace siete meses y hace un resumen", dijo recriminando a Rivera que se lea sus entrevistas y desvelando su estrategia de recluirse en el despacho: "Me comprometo a no hacer más en lo que me quede de vida política porque no se leen las entrevistas, van a los titulares. Oiga, hay que leer de vez en cuando, hay que leer más", añadió un fino Montoro.

Sobre sus palabras en El Mundo, Montoro se preguntó: "¿Dónde digo yo que no hay falseamiento de facturas? Digo lo contrario: que puede haberlo en cualquier procedimiento administrativo". Y aprovechó la ocasión para arremeter de nuevo contra uno de los socios que va a permitir al Gobierno sacar adelante los Presupuestos: "¿Sabe lo que es un procedimiento administrativo? No diga que sí si no ha estado nunca a cargo de ninguna función administrativa". La bancada popular aplaudió y sonrió con cierto regocijo.

Rivera subió después a la tribuna y contestó al ministro de Hacienda tirando también de ironía: "Señor Montoro, si me ve mucho son pesadillas; están obsesionados con Ciudadanos. Yo cuando leo según qué cosas también pienso que son pesadillas". Y leyó literalmente las palabras del ministro en las que decía que sabía que no se había empleado dinero público para pagar las urnas. El líder naranja cerró la polémica con otra de sus frases: "Ha dicho que no va a hacer más entrevistas; el juez Llarena se lo agradecerá y la Guardia Civil también".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios