Martes, 19.03.2019 - 21:02 h
Juicio por la salida a Bolsa de Bankia

Norniella sigue mirando hacia arriba: la CNMV dio por bueno el folleto de la OPV

El ex consejero de la entidad señala que "si fue autorizado, revisado y comprobado por el regulador correspondiente", él no tenía que corregir nada.

Rodrigo Rato junto al resto de acusados durante la primera sesión del juicio por la salida a Bolsa de Bankia
Norniella sigue mirando hacia arriba: la CNMV dio por bueno el folleto de la OPV. / EFE

Segunda jornada de interrogatorio al exconsejero de Bankia y exsecretario de Estado de Hacienda, José Manuel Fernández Norniella,

en el juicio por la salida a Bolsa de julio de 2011, que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. En una serie de respuestas muy similares a las del primer día, ha defendido que si la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aprobó el folleto de salida a Bolsa de la entidad fue porque consideró que la información que incluía era "suficiente", por lo que él se considera "humildemente incapaz" de corregir al supervisor.

El fiscal ha cuestionado la "parca" provisión de información que se incluyó en el folleto de salida a Bolsa, a lo que Norniella ha respondido que, a pesar de que toda la información que pueda facilitarse en dicho documento es positiva para los inversores, la CNMV lo aprobó y tanto el Banco de España como las entidades colocadoras le dieron el visto bueno, por lo que consideraron que la información que se proporcionaba era suficiente.

"Si fue autorizado, revisado y comprobado por el regulador correspondiente, que es la máxima autoridad sobre la salida a Bolsa, entenderá que me considero humildemente incapaz de corregir lo que pueda decir la CNMV si lo consideró suficiente. Si era o o no suficiente, no tengo capacidad para determinarlo, pero sí tengo la seguridad como consejero de que ese folleto fue aprobado por la CNMV y valorado por el Banco de España, los bancos colocadores y una serie de instituciones que son las que tienen que dar garantía al consejo", ha apostillado Norniella.

En esta línea, ha asegurado que los datos que se integraron en el folleto fueron supervisados por numerosos organismos y direcciones, y que el documento fue elaborado por profesionales dedicados a la redacción de folletos que habrían consultado las cuentas a departamentos, asesores y auditoras, informa Ep.

Además, Norniella ha defendido que el folleto fue aprobado por la CNMV siguiendo no solo la legislación española, sino los reglamentos europeos, por lo que los requerimientos fueron superiores a los de un folleto normal, debido a que Bankia se había constituido hace menos de tres años. Así, el exconsejero conoció el folleto cuando ya había sido redactado y quedó "contento" al comprobar que la CNMV "estaba exigiendo mucho más de lo que se exigía en un folleto normal".

De esta manera, el supervisor pidió un 40% de inversiones institucionales, las cuentas de las cajas de los últimos tres años, las de BFA, las del primer trimestre de Bankia y la elaboración de unas cuentas proforma que debían someterse a una auditoría especial.

El fiscal ha cuestionado que el folleto no explicaba deterioros de los que la entidad tenía conocimiento, a lo que Norniella ha respondido que el deterioro de un banco se ve en su ROE (Return on Equity), que mide la rentabilidad del capital y que iba en línea con el del resto de la banca, empresas y el deterioro de la economía en general. "¿Quién podía conocer que el consumo privado se iba a dividir por cuatro? El folleto dice que pueden ocurrir cosas que son difíciles de valorar", ha explicado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios