Domingo, 08.12.2019 - 14:15 h
Bruselas puso de plazo hasta el 18

París da por perdida la fusión de Alstom y Siemens y culpa a la UE de ayudar a China

El Gobierno francés tilda de "error político y económico" la restricción de Competencia e impulsará con Berlín "nuevas reglas".

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire durante la entrevista con France.info
El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, en una entrevista reciente. / L.I.

Lo han intentado hasta el final cambiando las condiciones a toda prisa. Pero no ha podido ser: las dos primeras potencias económicas de Europa se rinden a la evidencia y el Elíseo da por perdida la mayor apuesta empresarial que han empujado en los últimos años París y Berlín. El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, ha dado por hecho este miércoles el rechazo de la Comisión Europea a la fusión de Alstom y Siemens, y se quejó de que esa decisión en la práctica va a beneficiar al gigante chino del sector ferroviario CRRC.

"La suerte está echada y lo lamento profundamente", señaló en una entrevista al canal "France 2" Le Maire, que afirmó que la negativa de Bruselas a la fusión del grupo francés con el alemán "es un error económico que servirá los intereses económicos e industriales de China".

"Esta decisión impide que Alstom y Siemens tengan el mismo peso que su competidor chino", subrayó el ministro francés, que durante las últimas semanas había hecho presión para evitar un pronunciamiento contrario a la fusión de la Comisión Europea, que todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre la operación.

La comisaria europea de la Competencia, Margrete Vestager, señaló el mes pasado que sus servicios seguían abiertos a nuevas concesiones de Alstom y Siemens, pero haciendo notar que el tiempo para hacerlo se agotaba teniendo en cuenta el plazo límite del 18 de febrero. En respuesta a las reticencias de Vestager, las dos empresas modificaron el 28 de enero las concesiones que habían anunciado a finales de 2018 para intentar conseguir luz verde a su unión, pero sin cambiar el volumen de las cesiones de activos, equivalentes a alrededor del 4% de la facturación del grupo que resultaría.

Para Le Maire, el rechazo es "un error político" porque "el papel de la Comisión es defender los intereses económicos de Europa". En cualquier caso, dijo que ahora hay que mirar al futuro y cambiar las reglas por las que se rigen las autoridades europeas de la competencia porque "son obsoletas e inadaptadas para el siglo XXI", según informa Efe. Por eso, avanzó que junto a su homólogo alemán, Peter Altmaier, tienen intención de hacer "propuestas para refundar esas reglas".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING