Solo para uno de los progenitores

Qué pensionistas podrán cobrar 468 euros extra por hijo en 2023: requisitos

El complemento para reducir la brecha de género debe solicitarse al tramitar la prestación ante la Seguridad Social, y pasa de los 27 euros al mes de 2022, a los 29,30 euros mensuales desde el 1 de enero.

Qué pensionistas podrán cobrar 468 euros extra por hijo en 2023: requisitos
Qué pensionistas podrán cobrar 468 euros extra por hijo en 2023: requisitos
Canva

Reducir la brecha de género. Es este el objetivo del aumento del complemento de las pensiones contributivas que ha entrado en vigor en 2023, tras la revalorización del 8,5% de estas prestaciones sociales. Esto significa que, de los 27 euros al mes por hijo fijados para 2022, se ha pasado a 29,30 euros mensuales desde el 1 de enero: en total, unos 468 euros extra anuales. Dicha cantidad se sumará a la pensión que reciben los jubilados, incluso si cobran la cuantía máxima, y que gestiona la Seguridad Social. Pero, para ello, los solicitantes han de cumplir una serie de requisitos.

Lo cierto es que este ingreso extra no es nuevo: se puso en marcha en febrero de 2021. De esto se benefician solo las pensiones contributivas aprobadas desde entonces. Por tanto, quedan excluidas las anteriores a esa fecha y las no contributivas. Otro detalle a tener en cuenta es que este complemento sustituye al de maternidad, por lo que los hombres también tienen derecho a solicitarlo.

Si los pensionistas han tenido uno o más hijos, pueden solicitar el complemento para reducir la brecha de género, junto al trámite de solicitud de su pensión de jubilación, incapacidad o viudedad en el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). El objetivo de esta medida es ayudar a combatir el posible perjuicio en la carrera profesional en los periodos posteriores a tener un hijo o hija. Esto lo han sufrido históricamente las mujeres, de ahí que estas tengan preferencia. En el caso de que la pareja sea de dos mujeres o dos hombres, lo recibirá el que tenga una pensión menor.

Requisitos para que un hombre pueda solicitar el complemento

El complemento para la reducción de la brecha de género pueden solicitarlo también los hombres, como se ha señalado con anterioridad. Estos han de cumplir los requisitos que se detallan en la página web de la Seguridad Social.

  • Causar una pensión de viudedad por fallecimiento del otro progenitor por los hijos o hijas en común, siempre que alguno tenga derecho a percibir pensión de orfandad.
  • Causar una pensión contributiva de jubilación o incapacidad permanente y haber interrumpido o haber visto afectada su carrera profesional con ocasión del nacimiento o adopción, con determinadas condiciones relacionadas con la cotización.

Qué pensionistas tienen derecho a recibirlo

El complemento tiene una cuantía fija de 468,80 euros al año por hijo, hasta un máximo de 4 hijos, y se abona en 14 pagas. De esta forma, los jubilados que tengan un hijo recibirán 29,30 euros más al mes en su pensión, los que tengan dos hijos, 58,60 euros más al mes, quienes tengan tres hijos, 87,90 euros más al mes, y 117,20 euros más al mes, como máximo, si tienen cuatro o más hijos.

Tendrán derecho a solicitarlo las personas con hijos que sean beneficiarias de una pensión contributiva de jubilación, de incapacidad permanente o de viudedad reconocidas después del 4 de febrero de 2021. Pero la Seguridad Social solo lo puede conceder a uno de los dos progenitores. Y, para que esto sea posible, los solicitantes tienen que cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar adscrito a cualquier régimen del sistema de la Seguridad Social y solicitar una pensión contributiva de jubilación, de incapacidad permanente o viudedad.
  • Los complementos que pudieran ser reconocidos en cualquiera de los regímenes de Seguridad Social serán incompatibles entre sí. Es decir, se abonará en el régimen en el que el causante de la pensión tenga más períodos de alta.
  • Tener uno o más hijos inscritos en el Registro Civil.
  • Para nacimientos anteriores a 1995, tendrán que tener un mínimo de 120 días de ausencia de cotización entre los nueve meses anteriores al nacimiento y los tres años posteriores.
  • Para nacimientos a partir de 1995, la suma de las bases de cotización de los 24 meses posteriores al nacimiento del hijo debe ser, al menos, un 15% inferior a la suma de las bases de cotización de los 24 meses anteriores al nacimiento.
Mostrar comentarios