Jueves, 15.11.2018 - 04:04 h
Presupuestos Generales de 2018

Montoro saca pecho de los Presupuestos de 2018 más sociales: "No hay recortes"

El ministro desgrana las cuentas destacando que el gasto social se ha disparado hasta los 192.000 millones frente a los 138.000 millones de 2017.

Montoro y Ana Pastor durante la presentación de los Presupuestos
Montoro y Ana Pastor durante la presentación de los Presupuestos / José González

El libro amarillo de Montoro, que contiene los Presupuestos Generales del Estado de 2018 "más sociales" que ha podido elaborar el Gobierno, ya está en el Congreso. En unas cuentas que parecen más propias de un Gobierno socialdemócrata, el ministro de Hacienda ha destacado en la presentación de las mismas en la Cámara Baja que su intención a la hora de cuadrar estos Presupuestos ha sido la de incrementar la ponderación a las políticas sociales. Es decir, el Ejecutivo de Rajoy ha querido mimar a pensionistas, desempleados, enfermos... y otros colectivos que no pueden ampliar su renta ya que se encuentran en una situación complicada. Ellos son el epicentro de unos Presupuestos que deberían servir, si se aprueban, al presidente del Gobierno para completar la legislatura.

Los PGE de 2018 que el Gobierno ha dado a conocer quieren mimar especialmente a esos pensionistas que están saliendo a la calle en masa y que preocupan especialmente en Moncloa y en Génova. Estos jubilados, principal caladero de votos del PP, se han quejado por no ver incrementada su pensión en relación al IPC y ahora el Ejecutivo ha querido compensarles con unos Presupuestos que les mejoran la pensión de manera significativa en una medida que afectará a siete millones de pensionistas, según ha destacado el propio ministro Cristóbal Montoro. 

"¡No hay recortes!" en los Presupuestos, ha destacado el mismo Montoro en respuesta a Pedro Sánchez, que este lunes había acusado al Gobierno de presentar unas cuentas reduciendo las aportaciones al Estado del bienestar. Para contrarrestar esta acusación el ministro de Hacienda ha aludido a que el gasto en protección social asciende en estos Presupuestos a los 196.000 millones, frente a los 191.000 millones del año pasado. Montoro también ha criticado a Sánchez por hablar de recortes y ha ironizado con su condición de "doctor en Economía": "Hay una moderación en el crecimiento del gasto", ha explicado en relación a que el Presupuesto crece en función del PIB nominal.

En materia de pensiones, el Gobierno amplía el gasto en 5.000 millones. (4.000 millones van destinados a cubrir las prestaciones de los nuevos pensionistas y 1.000 al anunciado incremento de las pensiones más bajas). Hay que recordar que el ministro Montoro ha hablado de estas cuentas como "los Presupuestos de los pensionistas", esos que podrían estar fugándose hacia Cs y que el Gobierno busca retener. También hay contemplada un incremento de 1.400 millones para la dependencia, 80 millones destinados al Pacto de Estado para luchar contra la violencia de género y otros 20 millones para los afectados por la talidomida. Es la primera vez que los Presupuestos contemplan una partida para estos enfermos. Del mismo modo, en materia de Sanidad también se va a incrementar el gasto un 3,9%. En definitiva, el gasto social en los Presupuestos de 2018 representa el 56% de las cuentas consolidadas. 

El secretario de Estado de Presupuestos y Gasto, Alberto Nadal, ha destacado por su parte que se trata de unos Presupuestos que ponen fin a la preocupación por la famosa prima de riesgo, esa que tanto preocupó a los cargos económicos del actual Gobierno, y que recuperan la credibilidad que perdió en su día la deuda nacional. La prioridad, para él, ha sido la reducción del déficit público, que deberá alcanzar el 2,2% del PIB (unos 10.000 millones), y la necesidad de mejorar la productividad de la economía española.

Sobre la rebaja del IRPF a rentas bajas y medias (exentos quienes cobren menos de 14.000 euros anuales), el secretario de Estado de Hacienda José Enrique Fernández de Moya ha destacado el "decrecimiento lineal" del pago del impuesto sobre la Renta a quienes cobren entre 14.000 y 18.000 euros, una medida que fue adelantada en estas páginas. También se ha referido a la ya anunciada medida para incrementar el importe de la deducción por maternidad hasta 1.000 euros al año, una novedad que tratará de incrementar la maternidad (impacto mensual de unos 83-84 euros de esta deducción por gastos de guardería); y a las deducciones por familia numerosa o con hijos dependientes, aludiendo en esta ocasión a un impacto negativo sobre la renta. Otra novedad que se contempla en los Presupuestos presentados este martes es la bajada del IVA cultural del 21 al 10%, en otro claro guiño al mundo del cine.

La hucha de las pensiones y una reestructuración de la deuda autonómica

Montoro también ha dejado unas declaraciones llamativas sobre el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. El ministro ha afirmado que "la Seguridad Social no está quebrada" y que "no se puede magnificar ese déficit". Ha destacado que los jóvenes que piensan que no van a cobrar pensión se equivocan ya que "la Seguridad Social está asegurada por el Estado". Ha añadido que la Seguridad Social "es un departamento de las administraciones públicas" y que no se puede tratar como una partida independiente. También ha criticado a la oposición por intentar utilizar las pensiones como arma política fuera del Pacto de Toledo.

Montoro también ha reiterado su disposición a reestructurar la deuda de las comunidades autónomas, aunque no ha hablado de quita, no solo aquella que se deriva de los mecanismos excepcionales de liquidez, sino también aquella relativa a las liquidaciones negativas de 2008 y 2009. Para ello ha apelado a abrir un diálogo con el PSOE para cerrar esa refinanciación en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera y en la Comisión Nacional de Administraciones Locales. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios