Martes, 12.11.2019 - 16:37 h
Objetivo: 'españolizar' la firma 

Alsa, el socio 'tapado' preferido por la francesa SNCF para competir con Renfe 

La compañía asturiana se postuló como candidato a formar parte de un consorcio tras la liberalización y ha contactado con otros interesados. 

Alsa SNCF
Alsa, el socio 'tapado' preferido por la francesa SNCF para competir con Renfe. / L.I.

Cuenta atrás para la presentación de solicitudes de capacidad de red de cara a la liberalización del mercado del ferrocarril de viajeros en nuestro país. Las compañías interesadas en entrar a competir con Renfe a partir de diciembre de 2020 han intensificado sus contactos en las últimas semanas con el fin de cerrar los acuerdos antes del próximo 31 de octubre. Una de las firmas que tiene más avanzadas las negociaciones es la francesa SNCF, compañía que ha señalado en varias ocasiones su interés en formar parte de la configuración futura del mercado de transporte de viajeros. La marca Rielsfera, a través de la que tiene previsto operar en España, ha mantenido conversaciones con varias empresas, pero tiene un favorito para acompañarle en esta aventura, Alsa

La compañía asturiana ha mantenido, tal y como ha podido saber La Información, discretos contactos con varios de los interesados y, pese a que según señalan fuentes cercanas aún no hay nada cerrado al 100%, ven con buenos ojos la posibilidad de formar un tándem con los franceses. Lo mismo ocurre por parte de la compañía que capitanea Guillaume Pepy, una jugada que permitiría 'españolizar' a la futura competidora de Renfe. 

Muchas han sido las firmas que, en los últimos meses, han mantenido reuniones con la SNCF, pero fuentes cercanas a las negociaciones indican que Alsa, la compañía que copa el mercado de transporte por carretera en el norte de España, sería la preferida de los franceses para emprender esta aventura. La compañía de autobuses conoce el mercado español y tiene experiencia en la gestión de viajeros. Además, tiene un centro de formación propio de personal ferroviario, otro de los escollos a salvar por las firmas que quieren competir con Renfe.

Fuentes conocedoras señalaron a La Información en un primer momento que descartaban de pleno que la compañía fuese a ser líder de una de estas uniones que, como pronto, se darán a conocer una vez se adjudique la capacidad de red en diciembre. Esta es precisamente una de las partes más positivas que ha encontrado la SNCF, ya que los inconvenientes con los que se topaban en conversaciones con otras firmas tenían que ver con el porcentaje que querrían tener en la misma. 

La intención de la francesa sería quedarse con el porcentaje mayoritario del futuro consorcio, por lo que sus socios en esta aventura deberán aspirar a tener una participación minoritaria. Pese a todo ello, y con este cierre en el aire, los últimos días antes del 31 de octubre -momento en que se deben presentar las ofertas por la capacidad de red- serán los más activos ya que todos esperan hasta el último momento para cerrar sus alianzas. 

Globalia, Ilsa -integrado por Acciona y altos directivos de Air Nostrum-, Ferrovial... los contactos en los últimos meses con los franceses han sido continuos. Rielsfera ya tiene la licencia para operar en el mercado español y su interés por los iniciales paquetes B y C -los dos más pequeños- atrae a otras compañías que no podrían entrar en el mercado de otra forma pero a la vez quieren su parte del pastel. 

Alsa y NX ya operan ferrocarril en España

Alsa y su accionista mayoritario, National Express, ya opera ciertas líneas minoritarias en nuestro país. En concreto, se ocupa de una de las líneas de metro ligero de la periferia de Madrid, por lo que ya cuenta -salvando las distancias- con experiencia como operador. La tradicional compañía de los Cosmen también opera varios trayectos de trenes turísticos en nuestro país. De hecho, lleva a cabo la explotación veraniega del tren 'Felipe II', que une Madrid y El Escorial, y tiene la gestión del ferrocarril de recreo entre Lleida y La Pobla de Segur, el 'Tren dels Llacs'. También está presente en el conocido Funicular de Bulnes, en la localidad asturiana de Cabrales.

Pero la vinculación de Alsa con el ferrocarril ya viene de lejos. La asturiana ya estuvo interesada con anterioridad en las líneas de Obligado Servicio Público, en su mayoría de cercanías, pero finalmente no se llegó a un acuerdo, por lo que el proyecto cayó en saco roto. 

Por el lado de su accionista mayoritario, National Express, las de sinergias con los franceses son aún mayores. NX estuvo presente durante años en el transporte de pasajeros por ferrocarril en Gran Bretaña hasta que en 2017 decidió vender su filial c2c a Trenitalia por por 70 millones de libras -unos 80 millones de euros-.

La compañía llegó a ser una de las principales del sector en Reino Unido, pero la crisis y la nacionalización de una de sus líneas hizo que su posición quedase relegada a un segundo plano hasta que finalmente vendió. Pese a todo ello, National Express se mantiene como operador en Alemania, donde tiene varias concesiones activas que le pueden servir para conseguir un hueco en el mercado español.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios