Viernes, 23.02.2018 - 15:46 h
Polémica por el impuesto a la banca

El PSOE responde a Francisco González: si quiere gobernar, vaya a unas elecciones

Los principales banqueros critican la propuesta de socialistas y Podemos de crear un tributo específico a las entidades para costear las pensiones

Óscar Puente, elegido secretario general de la Agrupación de Valladolid por 11 votos de diferencia con Mariano Carranza
Óscar Puente, portavoz de la ejecutiva federal del PSOE y alcalde de Valladolid

El debate sobre la posibilidad de aplicar un impuesto específico a la banca con el que paliar el déficit de las pensiones empieza a calentarse. Los principales banqueros del país se han pronunciado en contra de esta posibilidad. El presidente del BBVA, Francisco González consideró que se trata de una propuesta más propia de países emergentes, y ha recibido una respuesta contundente por parte de los socialistas: "el que quiera gobernar, que se presente a las elecciones", le ha respondido Óscar Puente.

Durante la presentación de los resultados anuales de la entidad, en la que además despejó el secreto sobre su sucesión, González aseguró que el tributo que defienden PSOE y Podemos suena como un planteamiento "más de países emergentes que europeos", que le recuerda más a Bolivia que a Europa. El banquero añadió que es ya "muy mayor para escuchar" iniciativas de este tipo.

En una entrevista a RNE, Puente ha recomendado a González que viaje a Francia y a Gran Bretaña para que vea que ese impuesto, dirigido a sostener el sistema público de pensiones, "existe en otros países de Europa". El portavoz de la ejecutiva federal del PSOE y alcalde de Valladolid ha defendido que la propuesta de su partido es "perfectamente legítima" y ha recalcado que "en una democracia las propuestas las hacen los responsables de los partidos políticos" y que "el que quiera mandar o gobernar, que se presente a las elecciones".

Los socialistas propusieron varias vías para hacer frente al agujero en las cuentas de la Seguridad Social, que este año podría alcanzar los 10.500 millones de euros, en torno al 1,3% del PIB. Los de Pedro Sánchez puso sobre la mesa la posibilidad de crear un impuesto a las transacciones financieras (la conocida como 'Tasa Tobin'), así como un tributo específico sobre los beneficios de la banca del 8%. Pero además, se plantean también elevar el tope sobre las bases máximas de cotización al Sistema.

En el caso de Podemos ha propuesto elevar un 10% el Impuesto sobre Sociedades a las entidades que registren beneficios con el objetivo de recaudar cerca de 5.800 millones de euros en cinco años. El partido que lidera Pablo Iglesias defiende que esta medida permitiría "rescatar a la ciudadanía" y recobrar las pérdidas que ha ocasionado a nuestro país el rescate financiero.

Francisco González no fue el único en criticar las medidas que ponen a la banca en el punto de mira. La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, defendió estas días que las entidades deben seguir tributando al mismo nivel que otras grandes empresas. De la misma opinión son la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, y su homólogo en Bankia, José Sevilla, que además reclamaron que cualquier solución que se quiera buscar para financiar el déficit de las pensiones se derive de un análisis en profundidad y no cortoplacista del desafío.

Temas relacionados
Comentarios