Miércoles, 17.10.2018 - 14:35 h
Anuncia que trabajará para elevar el valor de la entidad

Goiri insiste en la privatización de Bankia pero admite que no es el mejor momento

"Se invierte dinero en el banco para defender a los depositantes y la alternativa no hubiera costado 20.000 millones sino 60.000 millones", ha dicho.

Fotografía Goirigolzarri
Goirigolzarri afirma que la alternativa al rescate de Bankia hubiera costado el triple./ EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, sostiene que la privatización del banco debe acometerse independientemente de si se recuperan o no las ayudas concedidas a la entidad en el marco del rescate bancario en 2012. "Al final, se invierte dinero en Bankia para defender a los depositantes y la alternativa no hubiera costado 20.000 millones sino 60.000 millones", ha manifestado el directivo.

En este contexto, ha reiterado que Bankia debe ser privatizada, ya que defender la banca pública como un instrumento de política económica es "un gravísimo error", aunque con una visión táctica: "Un año en el que las acciones de los bancos del Eurostoxx están cayendo el 15% no parece el mejor momento para acometer una privatización", ha reconocido Goirigolzarri, que trabajará para elevar el valor de la acción del banco.

Así lo ha manifestado durante su intervención en el 'Foro Tendencias España 2018' organizado por El País y Kreab, en el que ha rechazado la idea de que no devolver todas las ayudas públicas (recibió 22.424 millones de euros) significaría que el rescate bancario "fue un error".

"Creo que el rescate bancario tuvo todo el sentido con independencia de si al final las ayudas se pueden devolver. No se invirtió para hacer un negocio, sino para dar estabilidad al sistema y sobre todo para salvar a los depositantes", ha señalado Goirigolzarri, quien ha recordado que los accionistas de la entidad perdieron toda su inversión, los consejeros y directivos que abandonaron el banco no recibieron ninguna indemnización y la plantilla tuvo que sufrir un ERE "tremendamente doloroso".

El conflicto catalán, infravalorado en el medio plazo 

En una reflexión sobre la economía española, Goirigolzarri ha señalado que las consecuencias del conflicto catalán se sobrevaloran en el corto plazo y se infravaloran en el medio plazo. Según ha apuntado, durante una conferencia con inversores institucionales celebrada esta semana en Londres, ningún inversor preguntó sobre Cataluña. "Creo que el mercado no está descontando en estos momentos ningún riesgo de una situación de ruptura de Cataluña ni ningún tema complejo", ha señalado el presidente de Bankia, quien reconoce que, a pesar de que el mercado "hoy no se acuerda", podría hacerlo en el futuro.

En su opinión, quienes piensan que habrá un efecto inmediato en el corto plazo y así lo manifiesta de forma rotunda "se equivoca". "No va a ser así, sin embargo en el medio plazo el efecto de todo este tipo de inestabilidades es evidente", ha explicado Goirigolzarri, quien ha utilizado el Brexit como ejemplo.

"Recuerdo que cuando se celebró el referéndum del Brexit había agoreros que decían que al mes siguiente se iba a caer Reino Unido y no pasó nada. Sin embargo, hoy invito a cualquiera a que mire cómo ha evolucionado el crecimiento del PIB de Reino Unido y de la UE en los últimos cuatro años", ha señalado el directivo, quien ha ejemplificado que la tendencia ha sido ascendente para Europa pero descendiente para la economía británica. "Esto, en el medio plazo, puede tener una influencia y me parece muy importante que lo tengamos en cuenta".

Desaceleración económica y desempleo 

Por otro lado, Gorigolzarri ha asegurado que la desaceleración económica española está teniendo lugar conforme a las previsiones. "Esta desaceleración es lo que estábamos esperando, décima arriba o abajo", ha afirmado, para destacar después que la prima de riesgo española se ha diferenciado "clarísimamente" de la italiana. "Eso me parece notable y no era evidente que fuera a ser así, es muy importante", ha asegurado Goirigolzarri.

En cuanto a los riesgos, ha afirmado que el mayor factor de vulnerabilidad de la economía española es el elevado volumen de deuda pública, ya que España "es el único de los grandes países europeos que tiene déficit primario", y ha llamado a preservar la estabilidad y el rigor presupuestario.

Asimismo, Goirigolzarri ha señalado que la desigualdad en España está relacionada con el desempleo y ha reclamado ser "realistas" con la empleabilidad del capital humano. En este sentido, ha recordado que un tercio de los jóvenes de entre 24 y 34 años no tiene educación secundaria superior y ha hecho hincapié en la necesidad de dotar de habilidades a este segmento de la población para incorporarlo al mercado de trabajo, ya que lo contrario sería "letal" para la economía española.

En este contexto, el presidente de Bankia ha recalcado el impacto que tendrá la digitalización en la estructura del empleo y ha llamado a reflexionar no solo sobre los puestos de trabajo que la tecnología va a destruir, sino las posibilidades que generará. "Tenemos un desequilibrio de actividades extraordinario y me parece que ese es el principal reto que tienen la economía y la sociedad españolas para los próximos años", ha indicado Goirigolzarri, quien ha insistido en que la sociedad y los líderes políticos "no están prestando la suficiente atención" a este asunto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios