Lunes, 24.06.2019 - 20:17 h
Juicio por la OPV

Bankia ataca a Celma: pudo emitir su informe de auditoría "aunque no lo hizo"

Deloitte saca pecho por su socio y defiende su labor frente a los ataques de todos los consejeros durante los interrogatorios. 

Arranca el juicio por la salida a bolsa de Bankia en la Audiencia Nacional
Bankia ataca a Celma: pudo emitir su informe de auditoría "aunque no lo hizo". / Efe

Turno para las entidades después del largo y último interrogatorio al socio externo de la auditora. El representante legal de BFA-Bankia en el juicio por la salida a Bolsa de la entidad, Álvaro Hernando de Larramendi, ha asegurado este martes que el socio auditor de Deloitte Francisco Celma "en todo momento dispuso de las cuentas y pudo haber emitido su informe de auditoría, aunque no lo hizo". El testimonio de Hernando contradice en todo lo manifestado por Celma, que a lo largo de cuatro sesiones ha repetido insistentemente que no dispuso de la información relevante que necesitaba para realizar su informe de auditoría de las cuentas correspondientes al ejercicio 2011.

Hernando, por su parte, ha explicado que el socio auditor "dispuso de las cuentas en todo momento y trabajó en ellas hasta el momento de la formulación -marzo de 2012-, por contrato el auditor estaba obligado a emitir su informe, pudo emitir el informe y no lo hizo". Antes de la salida a bolsa, ha relatado Hernando, las cuentas fueron supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), como consta en un documento del organismo fechado en marzo de 2015 que explica que "la totalidad de las cuestiones identificadas con criterios de materialidad internos fueron comunicadas a la entidad de forma satisfactoria"; todo el proceso, ha insistido, fue "tutelado por la CNMV".

Cualquier "impedimento" que hubiera podido encontrar el auditor externo "lo tenía que haber a la entidad y al órgano supervisor, y no lo hizo, ni una cosa ni la otra". Hernando se ha referido también al plan de recapitalización de Bankia aprobado por el Banco de España el 17 de abril de 2012, que no tiene nada que ver con el denominado "plan Rato", que la entidad no reconoce como propio.

Dicho "plan Rato,", ha explicado Hernando, no fue presentado ni sometido a los órganos de gobierno de la entidad, por lo que ésta no tuvo oportunidad de pronunciarse; era una "posición del señor Rato que no tenía reconocimiento de las autoridades, en absoluto".

Se trató, ha indicado, de un "plan efímero" porque duró "unas pocas horas". También ha querido desmentir a la exconsejera Araceli Mora, que sostuvo durante su declaración que se opuso a la reformulación de las cuentas de 2011.

En las actas no hay ninguna oposición a elevar las cuentas al consejo ni a aprobarlas, ha relatado Hernando, algo "cosecha propia de la señora Mora", que sí se opuso a renovar el contrato del auditor externo (Deloitte), informa Efe.

Defensa de la auditora

Deloitte ha respaldado a su socio auditor Francisco Celma y ha asegurado que no existía "la más mínima duda" de que era el profesional "idóneo" para realizar el trabajo establecido en el contrato suscrito por la 'big four' con Bankia hasta el cierre de las cuentas de 2012. Así lo ha declarado Germán de la Fuente en calidad de representante de la persona jurídica Deloitte en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid).

"Es el comité de gestión de riesgos quien decide. Esa figura, piedra angular dentro del sistema de cumplimiento, decidió que Celma era el socio idóneo", ha subrayado, añadiendo que contaba con más de treinta años de experiencia y venía auditando anteriormente a Caja Madrid, que tenía una participación importante dentro del nuevo grupo. Al mismo tiempo, De la Fuente ha remarcado que, de forma paralela, este comité creó la figura de un socio revisor, que verificaría que el socio autor del informe cumplía con todos los requisitos que la compañía global aplica a los procedimientos.

Según ha relatado Deloitte, el socio revisor es una figura que va paralela al ejercicio del trabajo y se dedica a constatar que no se estén infravalorando riesgos, de forma que el socio autor del informe se sienta con los distintos responsables de las áreas de especialidad, elegidos por él, para planificar la auditoría de forma autónoma. "El socio revisor va constantemente revisando los pasos de Celma", ha precisado, según Ep.

Por otro lado, De la Fuente ha insistido en que el modelo de cumplimiento de Deloitte está diseñado para "evitar cualquier tipo de riesgo de fraude y, si no evitarlo, tratando de reducir al mínimo su ocurrencia". En este sentido, ha explicado que el "principal" activo de la firma es su reputación, que "solo" se consigue teniendo a los "mejores profesionales, un respeto robusto al derecho y una base de formación".

De este modo, Deloitte ha afirmado, ante la sección cuarta de la sala de lo penal, que el equipo de casi 70 personas que trabajan en la auditoría de Bankia no tuvieron la "más mínima duda, sospecha o inquietud" de que hubiera alguna irregularidad, ya que si no, hubieran "levantado la bandera".

"Esta gente estaba educada para saber que hay que hacer lo correcto. Todos vivimos por la reputación, levantarían la bandera sin la más mínima duda", ha repetido De la Fuente, asegurando que Deloitte cuenta con un canal de denuncias anónimo, mediante una intranet o a través de un correo electrónico. "Tenemos un sistema disciplinario férreo. Aquel que incumple tiene consecuencias", ha apostillado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios