Jueves, 05.12.2019 - 13:36 h
"No es empresario", dicen

Los críticos de CEOE se revuelven contra el poder que acapara el 'dos' de Guindos

Fuerte oposición interna al nombramiento de Íñigo Fernández de Mesa, ex secretario de Estado de Economía, como nuevo vicepresidente.

Iñigo Fernández de Mesa y Antonio Garamendi / EP
Los críticos de CEOE se revuelven contra el poder que ostentan varios ex del PP. / EP

Ambiente revuelto, una semana más, en la CEOE. La Junta Directiva de ayer miércoles ha vuelto a dejar heridas abiertas en el seno de una patronal que no termina de mostrar su sintonía total con Antonio Garamendi. En esta ocasión el sector crítico se opone al poder que han acumulado varios "ex del PP" que "no son empresarios". Hay duras críticas. Lo último: el ascenso -anunciado ayer por sorpresa- de Íñigo Fernández de Mesa, exsecretario de Estado de Economía con Luis de Guindos, que se ha convertido en vicepresidente de la patronal y en el hombre de máxima confianza del presidente. 

El de Fernández de Mesa fue un nombramiento que no estaba consensuado y que Garamendi "se sacó de la manga", lamentan desde este sector crítico. "Lo hizo sin consultar", se quejan. Estas fuentes hablan de "un gran cabreo" entre un grupo de no está de acuerdo en incorporar a personas ajenas al mundo de la empresa a CEOE. Dicen que el que fuera 'senior advisor' de Rothschild "no es empresario", sino que es "un teórico". Y que, además, proviene de la "órbita PP" al haber sido un peso pesado del antiguo equipo económico del Gobierno de Rajoy.

Íñigo Fernández de Mesa acumula un poder destacado en CEOE, con tres cargos: presidente de la Comisión de Economía y Política Financiera, presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE) y ahora vicepresidente. "¿Y qué más?", se preguntan de forma irónica. Recuerdan también que en esta ronda de nombramientos han quedado fuera algunos sectores importantes, como el de las empresas tecnológicas, que podría haberse incorporado al Comité Ejecutivo en lugar del técnico comercial y economista del Estado.

El del exnúmero dos de Guindos no es el único "ex del PP" que tiene 'mando en plaza' en CEOE. Desde el mismo sector crítico recuerdan el nombramiento de Marta Blanco como nueva responsable de Internacional. La también técnico comercial y economista del Estado fue directora general de Turismo de la Comunidad de Madrid y, anteriormente, directora general de Turespaña y Comercio Interior en la Secretaría de Estado de Comercio que dirigía Jaime García-Legaz.

Pero no todo son reproches en este sector 'opositor' a Garamendi. Alguna fuente valora de forma positiva que Íñigo Fernández de Mesa vaya a tener galones de vicepresidente. Afirman que será un excelente lugarteniente del presidente en sus encuentros tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Y otra fuente aplaude el desembarco en distintas vicepresidencias de Julián Núñez, de Seopan; de Marina Serrano, presidenta de la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica, AELEC; o de Lorenzo Amor, presidente de los autónomos (ATA).

En total, la Junta Directiva aprobó ayer por unanimidad la integración de siete nuevos vicepresidentes a petición de Garamendi. Además de los mencionados, se incorporaron a la cúpula de la organización el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González Lara, y el presidente de la madrileña CEIM, Miguel Garrido, sucesor de Juan Pablo Lázaro. También aterrizó la presidenta del Grupo Juste y miembro del Comité Ejecutivo de CEOE, Inés Juste.

Hay que recordar que en la Asamblea General del pasado 4 de julio Garamendi anunció su intención de duplicar el número de vicepresidencias, pasando de cinco a diez, para atender a la realidad de la representatividad de los distintos sectores y territorios que integran la patronal. Desde la CEOE explican que, con estos nombramientos, a la vicepresidencia transversal de Cepyme, de Gerardo Cuerva, establecida por Estatutos, "se suman la de los autónomos y la del área económica –Fernández de Mesa–, estratégica para la organización". 

Lejos de igualdad de género

El presidente también se comprometió a elevar la presencia femenina dentro de los mandos de poder de la organización. De hecho, fue uno de los motivos para ampliar el número de vicepresidencias. Sin embargo, una vez configurada su nueva cúpula, la igualdad de género sigue sin ser una realidad: de las once vicepresidencias (diez más la nata de Cepyme), solo tres son ocupadas por mujeres. Además de Inés Juste y Marina Serrano, es vicepresidenta de CEOE desde diciembre de 2018 Pilar González de Frutos, presidenta de la patronal de seguros (UNESA). 

Hay que recordar que entre los nombres de mujeres que se barajaban para posibles incorporaciones a vicepresidencias a la vuelta del verano aparecía el de Helena Antolín, vicepresidenta de Grupo Antolín y desde hace unos meses miembro del Comité Ejecutivo de CEOE por designación presidencial; el de Carmen Planas, presidenta de la patronal balear CAEB; y sobre todo el de Val Díez, directora de la patronal de la perfumería y la cosmética Stanpa y actual presidenta de la Comisión de Igualdad de CEOE. Que esta última no estuviera entre los nombramientos de Garamendi sorprendió especialmente a muchos socios, según cuentan fuentes presentes en la reunión. 

En paralelo, durante la Junta Directiva Garamendi anunció la creación de una nueva Comisión de Servicios Especializados Intensivos en Personas, que estará presidida por María José Álvarez, presidenta de Eulen, y que nace de desdoblar la Comisión de Concesiones y Servicios. Asimismo se reconoció la trayectoria de un histórico del mundo empresarial como es Arturo Gil, fundador del Grupo Clesa, con la creación de una vicepresidencia de honor. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING