Domingo, 23.09.2018 - 06:59 h
Ganó 701 millones de euros

Dos terremotos y tres huracanes reducen un 9,7% el beneficio de Mapfre en 2017

El coste extraordinario de las catástrofes naturales le costó a Mapfre el año pasado 126 millones de euros que la entidad no esperaba.

temporal
Un árbol arrancado de cuajo tras el paso de un huracán / EFE

El coste extraordinario de las indemnizaciones causadas por catástrofes naturales ha lastrado el ejercicio de la principal aseguradora española, Mapfre, que ha cerró el año pasado con un beneficio neto de 701 millones de euros, un 9,7% menos que un año antes. La buena marcha del  negocio ordinario generó un aumento de los ingresos del 3,3%, hasta los 27.984 millones, pero los 126 millones imprevistos que tuvo que pagar por los desastres naturales a sus clientes dejaron el beneficio neto por debajo del año anterior.

“Hay muy pocas compañías capaces de encajar en sus resultados un riesgo catastrófico tan extraordinario como el que hemos vivido en 2017 que, para Mapfre supuso gestionar dos terremotos y tres huracanes. Cerrar el ejercicio con un resultado superior a los 700 millones de euros es una muestra de la capacidad y solvencia de Mapfre, y del acierto que estamos registrando con nuestra estrategia basada en el crecimiento rentable, que compensa este tipo de eventos extraordinarios”, ha señalado Antonio Huertas, presidente de la aseguradora.

Y todo ello a pesar de que la actividad de su entidad de reaseguros, Mapfre Re, logró cerrar un buen ejercicio. Desde la entidad se advierte que la actividad de esa filial se contabiliza dentro de los costes ordinarios, de forma que no entra dentro del impacto extraordinario de las catástrofes naturales que han azotado a la cuenta de resultados. De hecho, Mapfre Re ha logrado aportar a la cuenta general 163 millones de euros. 

Dentro del negocio básico de la entidad, las primas pagadas por los clientes el año pasado ascendieron a 23.480 millones de euros, un 2,9% más que el año anterior. El patrimonio neto se situó en 10.513 millones de euros, mientras que los fondos propios ascendieron al finalizar 2017 a 8.611 millones de euros, un 5,6% menos, debido principalmente a la depreciación de las divisas frente al euro (639 millones de euros). Los
activos totales se situaron en 67.570 millones de euros.
Es importante destacar que el ratio combinado (tiene en cuenta la siniestralidad y los gastos sobre las primas imputadas netas) se sitúa en el 98,1%, destacando la positiva evolución en España y en las áreas regionales Latam Norte y Latam Sur. Sin el impacto de las catástrofes, el ratio combinado se situaría en el 96,9%, 0,5 puntos porcentuales por debajo del año anterior.

Las inversiones del Grupo al finalizar el año 2017 ascendían a 49.796 millones de euros. La mayor parte de las mismas, el 55%, corresponden a deuda soberana, mientras que el 19,2% son inversiones en renta fija corporativa, y el 8,1% está en renta variable y fondos de inversión. Es importante subrayar la calidad de estas inversiones, ya que el 24% del
total tienen una calificación crediticia máxima. Además, desde Mapfre se destaca que el Grupo destinó  en 2017 un total de 292 millones de euros a 
inversiones alternativas.

Desde el punto de vista puramente financiero, el ratio de Solvencia II al cierre de septiembre de 2017 se situó en el 189,4%, frente al 205,6% de junio, con un 93% de capital de máxima calidad (tier 1). Esta disminución se debe principalmente a la amortización en julio de la deuda subordinada emitida 10 años antes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios