Sábado, 16.11.2019 - 00:08 h
Por 300 millones

Helena Revoredo, la 'dama de oro' del Ibex, entra con sus alarmas en Telefónica

La dueña de Prosegur es una de las mayores fortunas de España y se suma a Amancio Ortega o Francisco Riberas como accionistas. 

Helena Revoredo, dueña de Prosegur
Helena Revoredo aterriza en Telefónica con sus alarmas. / Prosegur

Nuevos accionistas. Telefónica busca matar dos pájaros de un tiro con la compra del 50% de Prosegur Alarmas España, la filial para hogares particulares del grupo de seguridad. Primero, la operadora amplía su perímetro de ingresos y el catálogo de servicios con la incorporación de un negocio de alarmas para particulares para su estrategia de hogar inteligente. Por otro, añade a su accionariado a otra de las grandes fortunas españolas, los Gut Revoredo, que se unen a Francisco Riberas, dueño de Gestamp y el consejero de Telefónica con más acciones, o Amancio Ortega, socio de la filial Telxius junto a KKR.

Según los términos del acuerdo, Telefónica pagará todo o parte de los 300 millones de euros en con sus propias acciones, lo que daría la empresa de seguridad un máximo del 0,85% del capital de la operadora a los precios actuales. Aún no está cerrado, según explican fuentes oficiales.  “Con este acuerdo damos la bienvenida como socios y futuros accionistas a la empresa líder en seguridad", aseguró Ángel Vilá, consejero delegado de la multinacional de telecomunicaciones en la presentación del acuerdo junto a Christian Gut Revoredo, su homólogo en Prosegur.

La rotunda bienvenida ha causado cierta “sorpresa” al dar por sentado el pago en acciones y la entrada de Prosegur en el capital de Telefónica. La mención no es trivial ya que la operadora lleva semanas rastreando el mercado para reforzar su capital, cuyos máximos representantes son Criteria Caixa (6,2%), BBVA (5,1%) y los fondos de Blackrock (5%). Sin embargo, los movimientos de grandes fondos en el sector como Elliot en AT&T han provocado cierta inquietud en el sector.

¿Quiénes son los dueños?

Detrás de Prosegur se encuentra Helena Revoredo Delvecchio, viuda del fundador de la empresa Herberto Gut -fallecido a los 51 años en un accidente de tráfico en 1997- y matriarca del clan que formado por Christian, Chantal, Bárbara y Germán. Considerada como la ‘dama del Ibex’ por sus buenas conexiones con las grandes empresas del país, Revoredo, de 72 años, forma parte de los consejos de la eléctrica Endesa -a donde llegó de la mano de su ya expresidente Borja Prado y se convirtió en la primera mujer en el máximo órgano de gestión en sus 70 años de historia- o del grupo de comunicación Mediaset. También fue consejera del Banco Popular hasta que quiebra y traspaso al Santander en 2017.

Revoredo Delvecchio también ocupó un sillón en el consejo de administración como independiente del Banco Popular. Era una de las consejeras que más acciones ostentaba. Llegó a contar con el 0,062% de los títulos de la entidad, antes de su resolución y posterior venta al Banco Santander.

La familia Gut Revoredo posee una fortuna estimada en unos 1.600 millones de dólares, según Forbes. A través de Gubel, la patrimonial familiar, son dueños del 51% de las acciones de Prosegur e indirectamente del 72% de su filial Cash, la filial de furgones blindados que se dedica al transporte de dinero en efectivo. La madre cuenta con el 51% del imperio familiar, mientras que cada de sus hijos tiene el 11% de las acciones de Gubel.

El negocio de las alarmas

Prosegur divide su actividad en tres áreas de negocio (Seguridad, Cash y Alarmas) en la que cada una de ellas funciona por libre a nivel internacional. Esta última unidad registró unas ventas de 262 millones de euros en 2018 en todo el mundo, un 4,4% superiores a las del año anterior con 547.000 conexiones, un 10% más en tasa interanual.

El ARPU (ingreso medio por usuario) fue de 36 euros, según datos a cierre de 2018. En el primer semestre de 2019, esta división se ha acelerado. De enero a junio, las ventas crecieron un 6% interanual, hasta los 139,6 millones, mientras que el Ebit (resultado bruto de explotación) creció un 26%, hasta los 7,7 millones. 

Telefónica solo participará del negocio en España de la compañía, que representa menos de la mitad de las anteriores cifras de negocio. La empresa de seguridad segregará sus activos a una nueva sociedad, participada al 50% por la operadora, donde compartirá consejo de administración y gestión con la operadora.

El movimiento es similar al que completó con Amancio Ortega para que éste, a través de Pontegadea, se hiciera con el 10% la filial de torres de la teleco. Es difícil, por tanto, valorar el precio pagado, pues no se desglosa cuánto de ese negocio de alarmas procede del mercado español, pero será un múltiplo alto que invita a pensar que el abono se hará, fundamentalmente, en acciones.

Un mayor control

Este pacto con Helena Revoredo llega en un momento en el que Telefónica busca más soltar lastre y vender activos que no generen valor, especialmente en Latinoamérica. ¿Por qué pagar por hacerse con el 50% y no llevar a cabo un acuerdo comercial de distribución tradicional? La respuesta puede que esté en la experiencia en el pasado con el 'archirrival' de Prosegur, Securitas Direct.

En 2015, la operadora decidió firmar un acuerdo con Securitas para lanzar Movistar Verisure Hogar, un servicio para clientes de la operadora por 25 euros al mes para potenciar "el hogar digital". Tres años después, en 2018, dieron por finalizada esta alianza. El objetivo ahora es tomar un mayor control sobre el negocio, su integración en su oferta y los datos que generen. En cualquier caso, se trata de una operación más destinada a la diversificación de los negocios tradicionales de conectividad en el mercado residencial y en las empresas. Junto a los préstamos rápidos de Movistar Money, que ofrece de la mano de Caixabank, hay que sumar también la distribución de seguros que llevará a cabo próximamente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios