Jueves, 21.03.2019 - 11:33 h
Los resultados del gigante textil

Inditex cierra su año más agridulce: gana 3.444 millones pero frena su crecimiento

Sus ingresos repuntan un 3%, su ritmo más lento de los últimos años, hasta superar los 26.145 millones de euros e incrementa su dividendo.

Exterior de una tienda de Zara en Londres
Exterior de un establecimiento de Zara, la cadena insignia de Inditex. / EP

Inditex acaba de cerrar uno de los años más complejos. Ha vuelto a batir todos sus récords pero ha pisado el freno. La dueña de Zara ganó 3.444 millones de euros en 2018, pero sólo creció un 2%, un ejercicio que cierra a 31 de enero. Es el ritmo más lento desde 2013, en plena crisis. Mientras, sus ventas repuntaron un 3%, hasta alcanzar los 26.145 millones. También es la mejor cifra de su historia, pero con la evolución más pausada que se recuerda. Y esta doble cara se ha dejado sentir en su apertura en Bolsa, donde ha arrancado con caídas por encima del 5% y luego se ha mantenido en ese nivel toda la jornada, hasta cerrar con un descenso del 4,45%.

La dueña de Zara se queda con la evolución positiva y destaca a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que sin el impacto de los tipos de cambio, sus ingresos repuntan a un ritmo del 7%. También que, en ventas comparables (en los locales abiertos desde hace más de un año, que indican la salud del negocio), el crecimiento es del 4% "con evolución positiva en todas las áreas geográficas, en todas las marcas y tanto online como en tienda física", añade.

En este sentido, por segundo año consecutivo, Inditex desvela cómo le va en el online. Su tienda en la red (aunque la trata como un local más) representa el 14% de sus ingresos en los mercados en los que opera de forma digital. Hace un año era el 12%. Y se disparan, crecen a un ritmo del 27% y se sitúan en 3.200 millones de euros. Suponen el 12% de todo lo que vende.

Durante 2018, lanzó la venta online en Australia y Nueva Zelanda y suma 106 mercados. En total, las colecciones de Zara están disponibles en 202 países. 

Dispara el dividendo

A pesar de que pierde brillo, la matriz de Pull & Bear y Massimo Dutti, ha decidido incrementar su retribución al accionista, lo que beneficiará, sobre todo, a Amancio Ortega, dueño de casi el 60% del capital. En concreto, retribuirá a su fundador con más de 2.200 millones.

Su consejo de administración va a proponer a la junta incrementar el 'payout' ordinario (la parte del beneficio que entrega a su inversor) hasta el 60%, desde el 50% actual. Además, también propondrá un dividendo extraordinario total de 1 euro por acción a distribuir con cargo a los ejercicios 2018, 2019 y 2020.

Inditex justifica esta decisión por su capacidad de generar caja. También, señala cómo distribuye el beneficio entre su plantilla. En concreto, que a través de el Plan de Participación de los Empleados, ha repartido en el último año 32 millones de euros. De ellos, siete se deben a la participación en el crecimiento, mientras que otros 25 los aporta la empresa. En total, Inditex va a repartir 619 millones entre sus trabajadores en concepto de retribución variable.

Las cifras del negocio

En cuanto a los datos de cómo va Inditex, su resultado operativo bruto (Ebitda) creció como sus ingresos, un 3%, hasta 5.457 millones de euros. Mientras, su margen bruto (la diferencia entre ingresos y gastos) vuelve a reforzarse. En concreto, mejora un 4%, hasta 14.816 millones de euros y representa el 56,7% de las ventas totales.

Y es cierto que su caja crece a toda velocidad, porque su posición de liquidez se reforzó un 5%, hasta los 6.705 millones de euros. Incrementó su espacio comercial neto en un 4,7%, tras abrir locales en 56 países. En total, suma 7.490 tiendas, son 15 más que hace un año.

Este año, no es posible comparar las ventas de Zara con las del año previo. Inditex lo explica porque ha decidido agrupar su reporte con el de Zara Home "debido a las sinergias emergentes entre ambos conceptos".

Con ese cambio, el conjunto de Zara representa 18.021 de los 26.145 millones que ingresó en 2018. Por detrás, los 2.240 millones de Bershka y los 1.862 de Pull & Bear, que se refuerza como tercera marca por ingresos, por delante de Massimo Dutti (1.802 millones) y los 1.534 de Stradivarius. Al cierre del año, Inditex sumaba 174.386 empleados, casi 3.000 más que un año antes. 

De cara a 2019, indica que, entre el 1 de febrero y el 9 de marzo de 2019, sus ingresos sin el efecto divisa crecieron un 7%. Para este  ejercicio, estima un crecimiento bruto del espacio en ubicaciones clave de entre el 5% y el 6%. En concreto, prevé 300 aperturas y la absorción de alrededor de 250 locales.

Prevé cerrar el año con un crecimiento de las ventas comparables de entre el 4% y el 6%. Y, en estos 12 meses, lanzará la venta online en Brasil, en marzo; y dos meses después es Dubái, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Israel, Líbano, Marruecos y Serbia. También adelanta que prevé invertir de forma ordinaria alrededor de 1.400 millones. "Se espera un crecimiento de la inversión ordinaria por debajo del crecimiento del espacio en los próximos años", matiza.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios